Alicia en el Pais de las Maravillas

Hoy vamos con una de las grandes historias del autor Lewis Carroll y que es sin duda una de las obras más conocidas de todos los tiempos, porque este cuento de Alicia en el País de las Maravillas resumido y corto que te traemos hoy en Frases.Top sin duda que hará las delicias de los más pequeños, pues además de este cuento, también ha sido adaptado a varias películas y libros infantiles, así que vayamos a leerlo!

Cuento de Alicia en el País de las Maravillas Resumido

Había una vez una niña llamada Alicia, tenía el cabello muy rubio y era una niña muy divertida y curiosa. Un día de verano, su hermana la llevó bajo la sombra de un gran árbol y se dispuso a leerle sobre el descubrimiento de América y Cristóbal Colón.

—¡Que libro tan aburrido! Sin diálogos ni dibujos—se quejó la niña.

—Esas son tonterías. Esto es historia, es lógica—respondió su hermana y continuó con la lección.

Arrullada por el calor y la insistente lección de su hermana, Alicia cayó profundamente dormida. Un rato después, se despertó ante un insistente movimiento en la hierba y un ruido extraño. Al mirar bien entre los arbustos encontró a un conejo blanco que vestía un elegante traje y veía su reloj con desesperación.

—¡Es muy tarde! No llegaré a tiempo—dijo desenfrenado.

Alicia no pudo evitar pensar que se trataba de un conejo loco. Ningún animal se preocupaba tanto por el tiempo. Sin embargo, Alicia se dejó llevar por su curiosidad y siguió al conejo al interior del bosque hasta verlo desaparecer en el interior de un agujero.

Sin pensarlo demasiado, Alicia siguió al conejo al interior de aquel agujero. Se sorprendió al empezar a caer y caer y gritó de terror. Luego de unos minutos de caída sin golpear contra nada, se tranquilizó y empezó a mirar a su alrededor. Las paredes tenían estanterías, floreros y mesitas.

Cuando llegó al fondo del agujero, Alicia se encontró con una estancia decorada con mucho estilo y una puerta diminuta a través de la cual deseaba pasar. Allí encontró una mesa rebosante de pasteles y postres. En una de las esquinas encontró un frasco con un líquido azul y una etiqueta que decía: “Bébeme”.

Alicia lo pensó por un tiempo, pero se decidió a abrir el frasco y beber su contenido. Cuando terminó, el frasco era más grande que ella. A cada sorbo de la misteriosa bebida, Alicia se había encogido hasta convertirse en una diminuta niña. Ahora podía pasar por la puerta, pero no podía alcanzar la llave para abrirla.

Entonces, encontró una galleta que decía “Cómeme” Alicia devoró la galleta y creció tanto que su cabeza llegó al techo del agujero. Desesperada, empezó a llorar, lloró tanto que inundó el suelo de la habitación. Cuando finalmente pudo calmarse, encontró la botellita de líquido azul, por suerte le quedaban unas gotas de bebida. Bebió un sorbo y volvió a encogerse, cayendo en el mar que ella misma había creado.

Ahora era tan diminuta que la corriente la arrastró a través de la cerradura de la puerta hasta llegar a un jardín lleno de preciosas flores y una casita de madera. Alicia entró en la casita y encontró mucha comida, guisos, sopas, helados y más. Sin meditarlo antes, Alicia probó una cucharada de cada cosa.

En un instante, Alicia empezó a crecer y crecer hasta que sus brazos y piernas salieron por las ventanas y puertas de la casa y su cabeza rompió el techo. Un ave que descansaba sobre él salió volando.

—¡Auxilio! Un gigante.

—¡No soy un gigante! ¡solo soy una niña!

cuento de alicia en el pais de las maravillas

El ave se alejó del lugar a toda prisa. Desesperada, Alicia recorrió con la mirada el lugar, tal vez podría encontrar algo que la regresara a su tamaño normal. Encontró un plato con setas que decía “Cómeme” Alicia probó un bocado y su cuerpo se encogió. Alicia se encontraba libre por fin.

Alicia continuó su viaje por aquel misterioso lugar. En su camino encontró una serie de animales extraños, un Dodo y sus amigos corriendo una carrera para secarse, un lago con plantas y peces. Luego de mucho caminar y no recibir ayuda, Alicia se sienta sobre un hongo para descansar. Justo en ese momento, se topó con una oruga anciana de mirada triste.

—Hola, señor oruga ¿Sabe cómo puedo regresar a mi tamaño natural? —preguntó la niña.

—Claro, ese hongo donde te sientas. Un lado te hará crecer y el otro te hará más pequeña.

Sin detenerse la niña mordió un lado, creciendo hasta superar la copa de los árboles. Entonces, tomó un trocito del otro lado y lo lamió hasta alcanzar su tamaño anterior. Decidida a ser precavida, guardó dos trozos del hongo en su delantal.

Continuó su viaje, ya cansada por las locuras que veía a su alrededor. Entonces, encontró un gato que desaparecía y aparecía a voluntad. El animal se presentó como el gato de Cheshire, cuya sonrisa podía hipnotizar. La guía hasta una fiesta de No cumpleaños, donde el Sombrerero Loco y el Lirón discutían antes de picar el pastel.

Fastidiada por no ser escuchada, decide regresar a casa, pero se pierde en el bosque. El gato Cheshire vuelve a presentarse y la lleva hasta un rosal, donde una baraja de cartas se dedicaba a pintar de rojo las rosas blancas.

—La reina lo ordenó—dijeron cuando Alicia preguntó.

Entonces, un cortejo real apareció entre los rosales. La reina y el rey de corazones inspeccionaban las rosas con superioridad. Al descubrir que estaban pintadas, la reina ordenó que les cortaran la cabeza a las cartas responsables.

Luego, la reina invitó a Alicia a jugar croquet utilizando flamencos como mazos, erizos como pelotas y soldados de la baraja de corazones como arcos. Alicia ganó el juego y la reina furiosa ordenó que le cortaran la cabeza. El rey intervino y solicitó un juicio.

El juicio estaba tan lleno de tonterías en su contra que Alicia decide comer los hongos que había guardado, pero no recordaba cual la ayudaría a crecer, así que engulló ambos. Entonces, creció hasta ser más grande que la reina y empezó a regañarla con brío sin darse cuenta que ahora estaba encogiéndose. Cuando la reina vio esto, ordenó a sus cartas que apresaran a Alicia y le cortaran la cabeza.

La niña huyó corriendo a toda prisa. Los habitantes del País de las Maravillas la ayudaron a escapar y finalmente Alicia despertó en el árbol donde su hermana aún continuaba con la lección de historia. Alicia reflexionó entonces, dándose cuenta lo necesarias que eran la lógica y la razón que tanto valoraba su hermana.

Alicia en el País de las Maravillas Libros y películas

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas es una novela de fantasía escrita por el matemático, escritor, lógico y fotógrafo británico Charles Lutwidge Dodgson, bajo el seudónimo de Lewis Carroll. Esta obra publicada en 1865 vio su origen en un viaje que realizó el matemático con una familia con la que mantenía amistad. El viaje era tan aburrido que las tres niñas del matrimonio pidieron una historia. Así, Dodgson escogió a Alice, una de las niñas de 10 años, como la protagonista de una serie de aventuras maravillosas.

Luego de ser convencido por el reverendo y las niñas, Dodgson accede a escribir la historia en una novela. Es así como nace este clásico del género Sinsentido, con una narrativa y estructura que aun hoy influencian la cultura.

Esta novela tiene una secuela: A través del espejo, a esta le sigue: Lo que Alicia encontró allí, ambas de 1871. En conjunto, la trilogía ha inspirado diversas adaptaciones cinematográficas:

Las películas de Alicia en el país de las Maravillas inician en 1903, fecha donde encontramos su primera adaptación cinematográfica de la mano de Cecil Hepworth. Es una obra del cine mudo de 12 minutos de duración.

Continuamos con Las Aventuras de Alicia en el país de las maravillas del año 1910, era otra película muda, dirigida por Edwin S. Porter.

En 1915 nos encontramos con la tercera versión muda, dirigida por W.W. Young, quien incluyó pasajes donde se veía la novela y una ilustración original de la misma. A esta versión le siguió una en 1931, la cual fue la primera con sonido, aunque plagada de fallos, destaca por ser fiel a los diálogos y pasajes de la novela.

En 1933 encontramos otra película de Alicia, dirigida por Norman Z. McLeod, destaca por su guion y su reparto, es toda una joya de Paramount.

Para el año 1949 encontramos la primera adaptación francesa, titulada “Alice au pays des merveilles” fue dirigida por Dallas Bower. Utilizó imágenes reales y técnicas de stop motion.

Alicia en el país de las maravillas también fue adaptado por Disney, siendo el decimotercero título del canon de películas animadas de esta compañía. Se estrenó el 28 de julio de 1951.

En 1966 nos topamos con una película animada producida por Hanna-Barbera, dirigida por Alex Lovy. Se titulaba: “Alice in Wonderland (or What’s a Nice Kid Like You Doing in a Place Like This?)”. Ese mismo año la BBC sacó su versión para la televisión británica, dirigida por Jonathan Miller. En 1966 también encontramos una obra checa y americana de animación “Alice of Wonderland in Paris”

En 1972 encontramos un musical británico dirigido por William Sterling sobre esta obra. Ganó un premio BAFTA. Posteriormente, en 1973 encontramos otra película de animación, fue producida por Rankin/Bass para el Festival of Family Classics. Para el año 1977 sale al mercado otra adaptación francesa: “Alice ou la dernière fugue”, dirigida por Claude Chabrol y que se caracteriza por ser una interpretación muy libre del cuento.

La unión soviética no se quedó atrás, en 1981 sacaron su propia versión animada, titulada: “Alisa v strane chudes” fue dirigida por Efrem Pruzhanskiy. En 1982, compañías belgas y polacas estrenaron “Alicja” un musical de fantasía. Ese mismo año, aparece otra versión soviética “Alisa v Zazerkale” dirigida de nuevo por Efrem Pruzhanskiy. Ese año también sale al mercado una versión americana dirigida por Nick Willing, quien en 1999 dirigiría otra adaptación de Alicia en el País de las maravillas, película que ganaría cuatro premios Emmy.

En 2010 el estadounidense Tim Burton dirigió una nueva adaptación que continua la historia original. Para el 27 de mayo de 2017, con la dirección de James Bobin se estrena la secuela basada en la novela A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis, con los mismos personajes y actores de la película dirigida por Burton.

Vídeo del Cuento de Alicia en el País de las Maravillas Corto

No hay nada que me pueda hacer más feliz que saber que nuestro cuento corto y resumido de Alicia en el País de las Maravillas te haya gustado. Si ha sido así no dudes en compartir esta maravillosa obra en tus redes sociales, sin olvidar que tienes que poner un enlace de referencia a nuestra web Frases.Top. También te invitamos a seguir viendo más cuentos infantiles para niños, así como toda la lista de cuentos tradicionales infantiles de nuestro portal web. Y como siempre, antes de marcharte, te recordamos que puedes seguirnos a través de las redes sociales para no perderte nunca nada. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.