Cuento de Caperucita Roja

Hoy vamos a hablar de una de las obras más clásicas para niños, escrita originalmente por Charles Perrault y adaptada más tarde por los Hermanos Grimm, y es que el cuento de Caperucita Roja y El lobo es de los libros originales más conocidos del mundo por sus personajes. Si quieres leer este libro infantil de Caperucita Roja en un cuento corto y resumido, en Frases.Top te lo hemos preparado para tu disfrute. ¡Vayamos con esta obra!

Cuento de Caperucita Roja y El Lobo corto y resumido

Había una vez una niña llamada Caperucita que quería mucho a su abuelita. Un día, su madre le entregó una cesta llena de comida para que la llevara a casa de su abuelita, ya que esta se encontraba muy enferma.

La abuelita de Caperucita vivía en una sencilla cabaña en el interior del bosque y el viaje podía ser peligroso para Caperucita si no obedecía las advertencias de su madre:

—Sigue el camino y no te desvíes—dijo— ¡Y no hables con extraños!

Caperucita tomó la cesta con comida, vistió su caperuza roja favorita y se despidió de su madre con un beso y un abrazo.

El camino del bosque estaba lleno de flores de vibrantes colores y la niña se entretuvo admirándolas, cantando y bailando sin saber que el Lobo Feroz la espiaba desde las sombras.

El astuto animal decidió salir a su encuentro y fingiendo ser amable y muy divertido se unió a los juegos y bailes de la niña hasta que ella cediendo a la curiosidad decidió saludarlo.

—¿Dónde vais en esta linda mañana? —preguntó el Lobo con una gran sonrisa.

—Voy a casa de mi abuelita a llevarle comida—respondió la niña olvidando las advertencias de su madre.

—¡Que tarea tan aburrida!

—No es aburrida, el camino es muy bonito y está lleno de flores.

—Os propongo algo, hagamos una carrera—dijo el Lobo—. Será muy divertido.

Caperucita aceptó y siguió al Lobo hasta una zona donde el camino se dividía en dos.

—Existen dos caminos que llevan a casa de tu abuelita. Tu toma el corto y yo tomaré el largo. Veremos quien llega primero.

El astuto Lobo había engañado a Caperucita. La guio hasta el camino largo y él se quedó con el camino corto. Dando inicio a la carrera, él se perdió en la espesura del bosque tan veloz como un rayo. Caperucita corrió por el camino que él le había indicado, ya que quería demostrarle que era una niña muy veloz.

El Lobo, llegó antes a la casa de la abuelita, engañó a la pobre anciana haciéndose pasar por Caperucita.

—Pasa, hijita, la puerta está abierta—indicó la anciana desde la cama.

El Lobo no perdió el tiempo, saltó dentro de la casa, ató y escondió a la abuelita en el armario, ya que planeaba devorarla junto a Caperucita. Luego, vistió el camisón de la abuela, se acostó en la cama y esperó a Caperucita.

cuento de caperucita roja

Caperucita llegó a casa de su abuelita y extrañada por no ver al Lobo decidió entrar y llevar la cesta a su abuela.

—Hola, abuelita, aquí tengo una cesta con comida para ti—anunció.

—Muchas gracias, hijita, ven, siéntate conmigo—invitó el Lobo fingiendo una voz quejumbrosa.

Caperucita obedeció y se sentó junto a su abuela, pero no pudo dejar de notar detalles muy extraños. Llevada por su curiosidad, empezó a exclamar:

— ¡Pero qué ojos más grandes tienes, abuelita!

— ¡Son para verte mejor! —respondió el Lobo conteniendo la risa.

— ¡Pero qué orejas más grandes tienes! —continuó la niña observando las orejas largas y peludas que escapaban del gorro de dormir de su abuela.

— ¡Son para oírte mejor, hijita!

— ¡Qué manos más grandes y peludas tienes!

— ¡Son para abrazarte mejor! —exclamó el Lobo relamiéndose de gusto.

— ¡Qué nariz más grande tienes!

— ¡Es para olerte mejor!

— ¡Y qué dientes más grandes tienes! —dijo la niña observándolos detenidamente.

— ¡Son para comerte mejor! —gritó el Lobo pateando las sábanas para saltar sobre la niña.

Caperucita lanzó un grito de susto y corrió por toda la cabaña con el Lobo detrás de ella.

Por suerte, un cazador había observado a la niña hablar con el Lobo y había seguido sus pasos. Al escuchar el alboroto entró a la cabaña con valentía y acabó con la vida del Lobo Feroz.

El cazador, salvó la vida de la abuelita y de Caperucita, le recordó a la niña la importancia de no hablar con extraños y marchó al pueblo, dispuesto a vender la piel del Lobo Feroz.

Películas de Caperucita Roja

Caperucita Roja es un cuento tradicional para niños que cuenta con numerosas versiones, algunas más oscuras que otras, pues se trata de una historia de origen medieval donde los peligros que acechaban a los niños eran terribles.

Esta historia ha sido representada en diferentes largometrajes como: En compañía de Lobos, dirigido por Neil Jordan; Little Red Riding Hood (1922); Hoodwinked! O La verdadera historia de Caperucita Roja y Red Riding Hood dirigida por Catherine Hardwicke y estrenada en el año 2011.

Respecto a los cortometrajes podemos mencionar El Lobo Feroz del año 1943, una secuela a la película Three Little Pigs, donde los cerditos se encuentran con Caperucita y la ayudan a escapar del lobo.

Vídeo del Cuento de Caperucita Roja

Espero que hayas disfrutado con nuestro cuento infantil corto y resumido de Caperucita Roja y El Lobo. Si ha sido así, no olvides hacernoslo saber compartiendo este cuento en tus redes sociales (sin olvidar colocar un enlace a la fuente). Por último, comentarte que puedes seguir viendo más cuentos cortos infantiles, así como más novelas y cuentos populares en nuestro portal Frases.Top. Ya por último, recordarte que nos sigas a través de nuestras redes sociales para estar siempre al día de todo lo que Frases.Top trae para ti. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.