La Bella Duermiente

Actualizado el 06 de febrero 2020

Por fin os podemos presentar este resumen de una de las obras más populares y famosas de Charles Perrault, uno de esos cuentos de hadas que es mundialmente conocido por todos, porque sin duda que este cuento de La Bella Durmiente corto y rusumido hará las delicias te todos los amantes de las obras infantiles clásicas de Disney

La Bella Durmiente: Cuento Corto Resumido

Título en Español: La Bella Durmiente
Género: Cuentos de Hadas
Autor:
Fecha de Publicación:

Hace mucho tiempo atrás en un reino muy lejano vivían un rey y una reina que no habían podido concebir un hijo. Pasaban los días llorando y rogando por un pequeño heredero:

—¡Si tan solo tuviéramos un hijo! —clamaban. Pero todo era en vano.

Un día, mientras la reina tomaba un baño en un lago cercano una rana se acercó a ella y le dijo:

—No llores más, tu deseo se cumplirá y en un año tendrás una hija.

Las palabras de la rana resultaron verdaderas y en un año la reina dio a luz a una niña hermosa a quien llamaron Aurora, era tan bella que el rey no podía controlar su alegría y su orgullo, por lo que organizó una gran fiesta. A esta celebración no solo invitó a la familia, amigos y reyes vecinos, sino a un grupo de hadas conocidas por su poder, generosidad y amabilidad. El rey solo invitó a tres de ellas y decidió evitar al Hada del Mal, pues temía que estuviera cerca de su hija.

Llegó el día de la fiesta y esta se realizó con el mayor esplendor, todos bailaban y disfrutaban del gran banquete ofrecido por el rey. Al finalizar, todos los invitados se reunieron frente a la cuna de la bebé y ofrecieron sus regalos. Las últimas eran las benevolentes hadas, quienes se acercaron sorteando todo tipo de regalos para tocar con sus varitas a la bebé y ofrecerles lo mejor de sus dones:

—Yo te daré la virtud—dijo la primera hada, cuyo nombre era Flora.

—Yo te daré el don de la belleza—dijo la segunda, su nombre era Fauna.

—Yo te daré—empezó a decir la tercera, llamada Primavera; pero un gran estruendo se dejó escuchar desde la puerta del salón. Era el Hada del Mal, quien con su negra aura y ojos verdes como la magia negra se acercaba a la cuna con todas las malas intenciones. Estaba furiosa, la habían deshonrado por no invitarla a la fiesta y se vengaría.

—¡¿Así que no soy tan importante como para ser una invitada a la fiesta?! —rugió llena de ira— ¿Es que acaso no puedo entregar un don tan útil como el de mis hermanas “benevolentes”? —se burló.

Sin que nadie la detuviera, pues todos le temían, se acercó a la bebé y recitó una maldición:

—¡Hija del rey, cuando cumplas los quince años te pincharás con el huso de una rueca y morirás!

cuento de la bella durmiente

Satisfecha con su maldición y con el llanto del rey y la reina, el Hada del Mal abandonó el salón.

Todos estaban aterrados y sorprendidos, los invitados lloraban y cuchicheaban llenos de miedo y pena por el destino que le esperaba a la pequeña bebé. El rey estaba destrozado y la reina apenas y podía controlar su llanto. Por suerte, aún faltaba el regalo de la última hada.

—No lloren—dijo al rey y a la reina—. Mi magia no es tan fuerte como la de mi hermana, pero estoy segura que puedo evitar que la princesa muera—aseguró. Entonces, agitó su varita sobre la bebé—. No morirás, pero al pincharte con el huso de la rueca dormirás profundamente por cien años.

Aquel no era un mejor destino, pero al menos la princesa no moriría. Así pasaron los años, el rey decidió tomar todas las precauciones posibles y prohibió todo huso y rueca en el reino. Los dones entregados por las otras hadas se desarrollaban con la joven, poco a poco era la más hermosa y virtuosa de todas, quienes la conocían la adoraban con todo el corazón.

Pronto llegó aquel fatídico día, la princesa cumplía quince años y el rey y la reina habían abandonado el palacio para escoger los mejores adornos y delicias para el banquete que se realizaría en su honor. No deseaban dejar a la princesa sola, pero se sentían seguros, pues todo huso y rueca habían sido quemados hasta convertirlos en cenizas.

La joven Aurora pasó el día recorriendo el palacio, había tantas habitaciones y cosas que ver que sus cortos quince años de vida no le habían alcanzado para conocerlo en profundidad. Así, llegó a una vieja torre. La princesa subió las desgastadas escaleras de caracol hasta llegar a una vieja puerta. En su cerradura se encontraba una vieja llave. Llevada por su curiosidad, la princesa giró la llave y en la habitación encontró una anciana sentada frente a un huso, estaba ocupada hilando lino.

—Buenos días, señora—dijo la princesa y llevada por su curiosidad añadió—: ¿Qué es eso? ¿Qué hace?

La anciana le sonrió con amabilidad y respondió:

—Estoy hilando y esto es un huso.

—¿Puedo probar?

La anciana se hizo a un lado y dejó que la princesa probara el huso, pero ni bien la joven acercó su mano al mecanismo, el decreto de la Hada del Mal se cumplió y la joven se pinchó el dedo con él.

Entonces la anciana sonrió con malignidad ¡Era el Hada malvada disfrazada! La joven princesa cayó dormida de inmediato en una cama que había cerca del huso. Cuando el rey y la reina llegaron al palacio y descubrieron el hecho, una gran pena dominó sus corazones y de inmediato, cayeron dormidos junto a toda la corte y el pueblo. El hada que había decretado que la niña dormiría y no moriría los había hechizado también, para que durmieran junto a la princesa y no sufrieran su ausencia.

Así pasaron 100 años, los reinos cercanos no se atrevían a acercarse al lugar, pues se decía que eran tierras silenciosas donde hasta el viento dormía. Además, un impresionante espino había crecido alrededor del palacio y cada año crecía más y más cubriéndolo y haciendo imposible localizar entrada alguna. Solo podía verse la raída bandera que coronaba la torre más alta del palacio.

la bella durmiente

Sin embargo, todos conocían la leyenda de la hermosa princesa que dormía en el castillo, algunos aseguraban que era tan hermosa como una rosa, razón por la cual empezaron a llamarla Rosa. La leyenda de su belleza llevaba a todos los príncipes a tratar de atravesar los espinos y llegar hasta el palacio, pero todos fracasaban. Los espinos parecían tener vida propia ¡Incluso atrapaban a los príncipes hasta que ellos se rendían y huían!

Justo el día que se cumplían cien años, otro príncipe llegó para probar suerte ante el castillo, se llamaba Felipe y era el más valiente de todos.

Felipe quería entrar en el castillo y ver si la princesa era real, pues todos los ancianos de los alrededores repetían la misma leyenda una y otra vez y aseguraban que los espinos eran muy peligrosos para los príncipes.

—A mí no me da miedo un simple espino. Quiero encontrar a la princesa—dijo el joven príncipe y se acercó al palacio.

Como los cien años se habían cumplido y era hora que la princesa despertara, los espinos se convirtieron en un hermoso rosal y el príncipe solo debió seguir el camino de rosas hasta la torre donde dormía la princesa. Por el camino se encontró con muchas personas durmiendo e incluso los caballos, los halcones del rey y hasta los perros de casa dormían. En las cocinas hasta los manjares que se estaban preparando para la fiesta de la princesa parecían congelados.

Finalmente, el príncipe alcanzó la torre y encontró a la princesa dormida. Era tan hermosa que su corazón se conmovió y sin poder contenerse, la besó.

Ante aquel beso la princesa abrió los ojos y todos en el palacio despertaron. Pronto el bullicio cubrió el lugar, las chimeneas cobraron vida, los animales despertaron, los fogones de la cocina volvieron a calentar la carne y los hornos a cocinar pasteles. La reina y el rey despertaron y pronto el príncipe se arrodilló ante ellos para pedir la mano de su hija en matrimonio.

Días después se celebró la boda y todos vivieron felices para siempre.

Personajes y Películas de la Bella Durmiente

El cuento original de la Bella Durmiente fue escrito por Charles Perrault, pero es la edición de los hermanos Grimm aquella que llegó a todos los niños. Este cuento está especialmente diseñado para hablarnos de esperanza y como el bien siempre triunfa al final.

Personajes

Disney nos presentó este cuento infantil como una hermosa película, su adaptación es de las más conocidas a nivel mundial. A continuación, te presentamos los personajes de la Bella Durmiente y sus nombres en el cuento de Disney:

Aurora/Rosa: es una hermosa princesa de cabello rubio, piel blanca y labios rojos como una rosa. Es una princesa hermosa, soñadora y curiosa.

Maléfica / Hada del mal: es el hada que furiosa por el desaire del rey decide maldecir a la princesa.

Príncipe Felipe: es el príncipe valiente que se atreve a derrotar los espinos con tal de encontrar a la princesa de la leyenda.

Flora, Fauna y Primavera: son las hadas benevolentes, poseen poderes mágicos y los utilizan por medio de varitas mágicas, tienen alas para poder volar. Visten de rosa, verde y azul, respectivamente.

Rey Stefano: es el padre de la princesa Aurora, es un rey muy amable y atento con su pueblo.

Películas

Una de las principales adaptaciones de este cuento fue realizada por Disney, quien estrenó una película animada basada en la historia de la Bella Durmiente en el año 1959. En el canon de Disney es el decimosexto largometraje y se estrenó el 29 de enero de 1959, fue la última película basada en un cuento de hadas que produciría Walt Disney, después de su muerte el enero regresaría con La sirenita. Esta película también fue la última en utilizar el entintado a mano. El proceso de producción de esta película duró casi una década.

Video del Cuento Infantil de Disney La Bella Durmiente

A continuación, compartimos contigo un video del cuento de Disney La Bella Durmiente, esperamos que los disfrutes:

Y eso es todo amigos! Espero que esta este resumen de la obra de La Bella Durmiente te haya gustado. Si ha sido así, no olvides que puedes ver más cuentos de hadas cortos, así como la lista completa de cuentos de príncipes y princesas. No olvides tampoco que puedes seguirnos en las redes sociales para no perderte nada, así como compartir este cuento entre tus contactos para que más personas puedan conocernos. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.