El Gato con Botas

Nos encanta adaptar las historias de las obras y cuentos clásicos más importantes de la historia, y por eso y continuando con nuestra sección de resúmenes de cuentos cortos, la siguiente historia del cuento del Gato con Botas original de Frases.Top es perfecta para leer a los niños antes de dormir. Prepárate para verte inmerso entre los personajes de esta historia tradicional que ha sido estrenada varias veces en el cine con diferentes películas.

El Gato con Botas: Resumen del Cuento Corto

Había una vez un anciano molinero que tenía tres hijos y estaba próximo a morir. Viendo que solo tenía tres posesiones: un asno, un gano y un molino, decidió llamarlos a su lecho para entregárselas antes de dar su último suspiro.

—Hijos, los he llamado porque deseo entregarles mis únicas posesiones antes de morir—dijo con la voz quebrada. Fue así como repartió el molino a su hijo mayor, pues este era el sustento de la familia. Al mediano le dejó el burro para que llevara el grano y la harina y al pequeño, le dejó el gato, cuya única habilidad era cazar ratones. Luego de repartir su herencia, el hombre murió en paz.

El hijo menor estaba muy triste e inconforme con la herencia recibida. No paraba de pensar qué provecho podía sacarle a un viejo gato.

—¿Qué haré contigo? —dijo en voz alta—. Tal vez deba comerte y vender tu piel por algunas monedas.

El viejo gato lo escuchó y viendo que estaba muy desanimado y su vida corría peligro, decidió ayudarlo.

—No se preocupe amo, encuentra para mí un bolso de lona y un par de botas. Juntos recorreremos el mundo y verás que encontraré muchas riquezas para ti.

A pesar de estar sorprendido por tener un gato que hablaba, el joven no creía que un sucio minino pudiera ayudarlo, pero, no tenía nada que perder. Si se quedaba en su casa, moriría de hambre o tendría que depender por completo de sus hermanos. Por eso, buscó lo que el gato le pidió y se marchó con él a recorrer el mundo.

Viajaron a pie por muchos días hasta llegar a un lejano reino. El gato con botas había escuchado rumores de que el rey de aquel país disfrutaba mucho las perdices, pero estas eran aves escurridizas y pocas veces podía disfrutar del manjar. Mientras el joven descansaba bajo la sombra de un gran árbol, el gato abrió la bolsa y esparció algunos granos de trigo en el suelo, creando un camino hacia el saco. Luego, se escondió en la maleza a esperar.

Pasados unos minutos, llegó un grupo de perdices a picotear el trigo. Estaban tan distraídas que una a una siguieron el camino de trigo hasta meterse en la bolsa. Cuando había muchas atrapadas, el gato saltó y cerró la bolsa, se la echó al hombro y se dirigió al palacio del rey.

Cuando estuvo frente al monarca, presentó su regalo y dijo:

—Su majestad, mi amo, el Marqués de Carabás le envía este presente como muestra de su amistad—ese había sido el título y el nombre que había decidido otorgarle a su joven amo.

—Decidle que estoy complacido por su obsequio—respondió el rey.

Y así pasaron los días, el gato con botas cazó dos tiernos conejos y volvió a la corte, se los entregó al rey en nombre del Marqués de Carabás y este respondió:

—Tu amo es un gran cazador, dile que es bienvenido en mi corte—dijo el rey, quien no podía evitar dejarse llevar por su gula al ver la jugosa carne de los conejos.

Y así, el gato con botas continuó llevando regalos al rey alegando que los enviaba su amo, pero todos los animales eran cazados por él. Un día, cuando regresaba del palacio, escuchó que el rey daría un paseo con su hija por la ribera del río. Astuto como era, trazó un plan para beneficiar a su amo. Al día siguiente, llevó al muchacho al río y le dijo que tomara un baño.

—Si me obedeces, no solo te haré rico, sino rey de una nación. Quítate la ropa y métete al río.

El joven obedeció a su gato. Pasados unos minutos, pasó la caravana real. El gato salió a su encuentro gritando a viva voz:

—¡Ayuda! Mi amo el Marqués de Carabás se ahoga. Unos bandidos robaron sus ropas y joyas y lo arrojaron al río.

El joven, que había escuchado las mentiras del gato, empezó a fingir que se ahogaba. Pronto, la guardia real lo ayudó a salir de las aguas y el rey ordenó que lo vistieran con finas ropas, pues se trataba del Marqués que tantos regalos le había enviado.

—Acompáñanos en nuestro paseo—invitó el rey.

El gato, muy astuto, se adelantó a la caravana y se dirigió a los sembradíos de un malvado ogro de la zona. Ahí, los campesinos trabajaban de sol a sol, temerosos de su ira. El gato, se acercó a los hombres y les dijo:

—Cuando el rey pase por aquí deben decir que estas tierras son del Marqués de Carabás. Si lo hacen, promete que los liberará de la tiranía del temible ogro.

Cuando el rey pasó por la zona y quedó maravillado por las tierras, preguntó a los campesinos quién era el dueño, estos respondieron al unísono:

—Son del Marqués de Carabás.

El rey miró complacido al muchacho y notó que compartía miradas tiernas con su hija. Si era tan rico, podía considerarlo como un futuro yerno. Era el pretendiente ideal para su hija.

Mientras, el gato se adelantó hasta el castillo del ogro. Sabía que era un ser peligroso, pero le gustaban las alabanzas y adulaciones. Fue así que se presentó ante él y se desvivió en halagos y respetos. Cuando notó que el ogro estaba muy complacido, dijo:

—Vine hasta aquí para ver con mis ojos que eres capaz de convertirte en poderosos animales, me han dicho que tu poder es incomparable, pero de dónde vengo no creen las historias.

—¿No? Me transformaré ante ti y llevarás la historia a tu gente—respondió el ogro. En un santiamén se convirtió en un gigantesco elefante, luego, se convirtió en un feroz león.

—Sorprendente—exclamó el gato y el ogro sonrió complacido—. Es evidente tu poder, pero mis amigos se impresionarían más si les digo que puedes transformarte también en animales pequeños, encoger tu cuerpo requiere mucho poder. Seguro eso es pan comido para un ogro tan poderoso.

Cegado por su orgullo y buscando impresionar al gato, el ogro se transformó en un insignificante ratón. Entonces, el gato con botas saltó sobre él y de un bocado lo devoró. Así, reclamó el castillo y las tierras para su amo: El Marqués de Carabás.

Cuando la caravana real pasó frente al castillo, el rey quedó maravillado por su imponencia y riqueza, preguntó a los sirvientes a quién pertenecía y estos respondieron: Al Marqués de Carabás.

El gato salió al encuentro de la caravana e invitó al rey a pasar al castillo. Ahí, el rey ofreció al muchacho la mano de su hija y este aceptó. Así, cuando el rey murió, gobernó aquel reino y nombró a su gran amigo el gato con botas como primer ministro y consejero.

el gato con botas

Personajes y Películas del Gato con Botas

El título original de este cuento es Il gatto con gli stivali o Cagliuso, en italiano y Le chat botté, en francés. En un principio era una popular historia europea que fue recopilada por Giovanni Francesco Straparola en el siglo XIV en su novela “Las Noches Agradables. En el año 1934 esta historia es publicada por Giambattista Basile como Cagliuso.

Para el año 1697, Charles Perrault incluye este cuento en su libro recopilatorio Cuentos de mamá ganso, donde lo titula “El gato Maestro”

Personajes

Entre los personajes de esta entrañable historia tenemos:

  • Molinero: Es un pobre anciano que no pudo alcanzar la riqueza con su molino debido a su rígida forma de pensar.
  • Hermano mayor: Es a quien le toca el molino en herencia.
  • Hermano mediano: Le toca el burro en herencia y tiene la suerte de poder trabajar con su hermano mayor para lograr riquezas.
  • Hermano pequeño/Marqués de Carabás: Es el más joven de los hermanos, no quiere depender de ellos y no quiere morir de hambre, por lo que escucha todos los consejos del gato con botas.
  • Rey: Es el monarca de un reino lejano, tiene una hija y es fácil deslumbrarlo con riquezas.
  • Ogro: Es un ser mágico de gran tamaño que tenía aterrorizados a todos sus vasallos. Poseía tierras y un castillo, pero era muy orgulloso y gustaba de los halagos.
  • Gato con botas: Es un astuto animalito que, con sus estrategias, logra demostrar que no hace falta fuerza o dinero para lograr lo que quieres, sino astucia, paciencia y perseverancia.

Esta historia fue adaptada para una obra de teatro por Ludwig Tieck en el año 1797 y pasarían muchos años antes que pudiéramos ver esta historia en pantallas.

Películas

Entre las películas del gato con botas tenemos:

  • En Japón se estrenó una película animada de comedia en el año 1969, titulada como El gato con botas (Nagagutsu o haita neko) y producida por la mítica Toei Animation.
  • Posteriormente, iniciaron otras adaptaciones en largometrajes, una película animada “El gato con Botas” fue estrenada en video para el año 1999 por Plaza Entertainment.
  • Otra película sobre este personaje es La verdadera historia del gato con botas (La véritable histoire du Chat Botté), estrenada en el año 2009 y donde disfrutaremos de una adaptación muy libre del cuento que acabamos de leer. La película estuvo a cargo de Jérôme Deschamps, Pascal Hérold y Macha Makeïeff, como directores y se trató de una coproducción de francesa, belga y suiza. La obra fue duramente criticada y fracasó en taquilla.
  • Posterior a esto, el gato con botas apareció como un personaje de la película Shrek 2 y para el año 2011 tendría su propia película producida por Dreamworks, un spin off de Shrek 2 donde conoceríamos muchas más historias sobre este astuto personaje, al que Antonio Banderas prestaría su voz como actor de doblaje.

Video del Cuento El Gato con Botas Resumido

Y eso es todo. Espero que esta versión original y resumida del cuento el Gato con Botas de Frases.Top te haya gustado. Si ha sido así, no dudes en compartir en tus redes sociales enlazándo la fuente, así como te invitamos a seguir viendo más cuentos infantiles, así como toda la sección de cuentos populares. Y por último, como siempre recordarte que puedes seguirnos en nuestras redes sociales donde vamos publicando todas las actualizaciones y contenido nuevo de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.