El Patito Feo

Seguimos en Frases.Top con esta sección de cuentos clásicos y populares y lo hacemos con una de las historias más tradicionales de todos los tiempos para niños, porque este resumen del cuento del Patito Feo Corto es perfecto para el público más infantil. Prepárate para embarcarte en este mundo maravilloso y sus personajes, también adaptado a películas. ¡Vamos a verlo!

El Patito Feo: Cuento Corto Infantil con Imágenes

Había una vez un patito que tuvo muy mala suerte desde que solo era un huevo. Se desconocen las razones, pero un gran huevo gris terminó junto a los huevos blancos de una famosa señora Pata de una granja.

Como todos los años, durante el verano, la Señora Pata empollaba con mucho esmero sus huevos. Era conocida en la granja por criar los patitos más hermosos y las demás patas deseaban conocer ya a los nuevos patitos que jugarían con sus hijos.

Un día, el esperado momento llegó. Los cascarones empezaban a romperse y todas las patas del lugar se reunieron para presenciar el milagro de la vida. Cada vez que se rompía un huevo, nacía un patito más hermoso que el anterior, la Señora Pata y sus amigas no dejaban de ovacionar y gritar ante la hermosura de los pequeños.

Tal era el escándalo de las patas que no notaron que faltaba por abrir el gran huevo misterioso. La Señora Pata había asumido que era suyo y esperaba que de él surgiera un hermoso patito.

Pieza a pieza el cascarón fue cayendo, revelando ante todos un patito alegre, larguirucho y para horror de todos, muy feo y torpe ¡Sus plumas eran negras! No eran suaves y amarillas como las de sus hermanos.

La Señora Pata estaba horrorizada, así que, para evitar las burlas de sus amigas, siempre apartaba al patito feo de la vista de todos. Pese a ser muy amigable, el patito feo era rechazado en todos los rincones de la granja.

—¡Eres feo! —decían las gallinas mientras le daban picotazos.

—¿Qué clase de pato eres tú! ¡Feo! —gritaban los pavos mientras lo correteaban.

Ni siquiera los otros patos de la granja lo querían. La Señora Pata trató de protegerlo por un tiempo, ocultándolo, pero un día se cansó de él. Ya no deseaba ser la burla de sus amigas.

El pobre patito pensaba que solo necesitaba tiempo para ser hermoso, pero a cada día que pasaba solo se hacía más grande, largo y feo. Era muy torpe y siempre era la burla de todos.

Un día el pobre patito se cansó de ser la burla de la granja, de ser despreciado y odiado. Escapó del lugar por un agujero en la cerca y comenzó un largo camino con el deseo de encontrar amigos a quienes su aspecto físico no les interesara y solo quisieran conocerlo bien.

Después de mucho caminar, el patito llegó a otra granja. En ella, una anciana muy amable lo recogió en la entrada, lo abrazó con cariño y lo llevo a un establo cálido y lleno de heno. El pobre patito creía que todo estaba solucionado. Tenía mucha comida a su disposición y se sentía cómodo y cálido en aquel establo.

Lo que él no sabía era que las malas intenciones se pueden disfrazar. La anciana era una mujer muy mala que solo lo había acogido para engordarlo y utilizarlo como plato principal en una cena.

—¿Viste cómo está de gordo ese animal? Ya está listo para la cena—dijo la anciana a su vecina.

—Serás la envidia de todas con este animal. Debes buscar una buena receta para cocinarlo.

Por suerte el patito escuchó esta conversación y logró huir de aquel establo antes que la anciana lo descubriera.

Fue así como el tiempo pasó y el pobre patito continuó su viaje buscando un nuevo hogar. Llegó el otoño y con él, los cazadores. El pobre patito tuvo que aprender a esconderse de ellos y a no volar cerca de sus temibles escopetas.

cuento el patito feo

Cuando llegó el invierno, el patito feo tuvo que aprender a buscar comida en la nieve por su cuenta. Para dormir buscaba algún tronco hueco y se daba a si mismo calor. Para animarse se decía una y otra vez que el invierno no duraría para siempre y que en primavera encontraría una familia que lo amara.

La primavera llegó por fin y el patito encontró un estanque. En el centro, había unas hermosas y elegantes aves, eran cisnes. Cohibido el patito se acercó, esperaba que esas hermosas aves se burlaran de él ¿Por qué no lo harían? Eran esbeltas, elegantes y parecían flotar sobre el agua.

A pesar de las diferencias, el patito se llenó de valor. Él deseaba nadar en el estanque junto a ellos.

—Disculpen, señores cisnes—llamó— ¿Puedo bañarme con ustedes?

Los cisnes voltearon a verlo y con mucha amabilidad le respondieron:

—¡Por supuesto! ¿Cómo podríamos ignorar a uno de los nuestros? Ven, nada con nosotros en este maravilloso estanque.

—¡No se rían de mí! ¿Cómo pueden decir que soy un cisne cuando solo soy un pato feo? —exclamó apenado, pues creía que solo se burlaban de él—. No sean tan crueles, no se burlen así de mí.

—No nos burlamos, mírate en el estanque y verás que decimos la verdad. Tu reflejo te dirá lo que eres.

El patito decidió obedecer a los cisnes y miró su reflejo ¡Que sorpresa! Era un esbelto cisne, ya no era feo. Todo el tiempo había sido un cisne y como los demás lo veían como un pato lo juzgaban como si fuera feo.

Cerca de los cisnes divisó unas crías que nadaban con orgullo junto a sus padres. ¡Eran como él en el pasado! Larguiruchas y de plumaje negro. Siempre había sido un cisne.

Fue así como el patito se convirtió en el cisne más hermoso de todos, se unió a la bandada de cisnes y tuvo muchos amigos y una gran familia que lo llenó de mucho amor.

Personajes y Películas del Patito Feo

El patito feo (en danés: Den Grimme ælling) es un cuento creado por el escritor danés Hans Christian Andersen. Fue publicado por primavera vez en noviembre de 1.843 y aunque es un cuento muy antiguo, sus valores siguen muy vigentes. Se dice que este cuento es muy autobiográfico, pues el mismo Andersen fue marginado de pequeño por ser muy tímido y poco agraciado físicamente.

Algunos rumores decían que Andersen era el hijo ilegítimo del príncipe Christian Frederik (Christian VIII de Dinamarca), que había descubierto este hecho antes de escribir el cuento y por eso convierte el patito feo en cisne, no solo como metáfora sobre la belleza interior, sino para demostrar un linaje real secreto oculto en su sangre.

Personajes

  • El Patito Feo: Es un pequeño pato de plumas negras, cuello largo y andar desgarbado que es marginado por sus hermanos por no ser pequeño y de color amarillo como ellos. Con el tiempo descubre que es un cisne.
  • Señora Pata: Es una pata reconocida por traer al mundo los patos más lindos de todos. Se horroriza al encontrar un pato tan feo en su nido. Trata de cuidarlo, pero la presión de los demás animales de la granja y su propia vergüenza, la llevan a descuidar al patito.
  • La anciana: Finge ser amable con el patito feo, pero solo desea engordarlo para comérselo.
  • Los cisnes: Se convierten en la verdadera familia y amigos del patito feo. Le muestran que todo el tiempo fue un cisne y que se sentía feo por compararse con los patos de la granja.

Películas

Esta historia fue llevada al cine en una versión en blanco y negro en el año 1931 por Walt Disney en su famosa Silly Symphonies. Posteriormente, en el año 1939 en la segunda Silly Symphonies, el patito feo es relanzado en Technicolor. Esta última película gano un Oscar al Mejor Corto (De dibujos animados) en 1939.

En el año 1936 los los hermanos Fleischer adaptaron la historia para un corto de animación titulado The Little Stranger.

En el anime Princess Tutu, nos encontramos con un pato que se convierte en una hermosa bailarina de cisne.

Para el año 2006, el estudio de animación danesa A. Film produce una caracterización CG spin-off titulada ¡El patito feo y yo! Luego, produjo una serie para niños titulada El patito feo junior con los mismos personajes de la película.

La última adaptación de la que se tiene conocimiento se realizó en el año 2010, Garri Bardin dirigió un largometraje de stop-motion musical basado en la historia y con la música de ballet de Tchaikovsky.

Vídeo del Cuento El Patito Feo

Y eso es todo amig@s! Espero que nuestro resumen del cuento del Patito Feo de Frases.Top te haya gustado, y de ser así no dudes en compartir la historia en tus redes sociales (con un enlace a la fuente). Además, también te invitamos a seguir viendo más cuentos clásicos infantiles, así como la sección principal de cuentos cortos. Y como siempre, te recordamos que puedes seguirnos a través de las redes sociales para no perderte nunca nada de las nuevas publicaciones que tenemos para ti. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.