Los Aristogatos

Hoy vamos a continuar con una de esas historias clásicas en la que los animales, más concretamente nuestros queridos felinos son los protagonistas, porque este cuento de los Aristogatos corto y resumido para niños que te traemos en Frases.Top es una de las increíbles y divertidas para leer antes de dormir. ¡Vamos a verla!

Los Aristogatos: Cuento Resumido

Había una vez en París una señora de edad avanzada llamada Madame Adelaida Bonfamille, que vivía en una gran mansión con su mayordomo Edgar, una gata adulta de hermoso pelaje blanco llamada Duquesa y sus tres gatitos. Estos animalitos llevaban una vida de lujo, pues la anciana tenía mucho dinero y le gustaba consentirlos.

Su mayordomo Edgar también era muy querido, al no tener hijos ni familia, él era la única compañía humana con la que podría contar.

Un día la anciana decidió llamar a su abogado para escribir su testamento. Deseaba dejar todo en orden pues nunca se sabía que podía llegar a pasarle a una edad tan avanzada.

Edgar, espió la conversación de la dama con el abogado y escuchó algo que lo dejó helado:

—Le dejaré todo a mis gatitos, la mansión y mi fortuna—dijo la anciana—. Ellos han sido los únicos que han estado a mi lado y merecen todas las comodidades y cuidados que puedan recibir. Cuando ellos mueran, Edgar heredará toda la fortuna

El mayordomo entró en cólera, los gatos ya vivían una vida de excelsos lujos y él había sido el compañero fiel de la señora ¡Se suponía que le heredaría su fortuna! Además, cuando esos gatos murieran, él ya sería un anciano decrepito.

Iracundo, Edgar decidió hacer algo terrible, aprovechó que la señora fue a dormir y que su deber era alimentar a los gatitos para poner en marcha su plan.

Como todas las noches, calentó la crema de los mininos y disolvió en la misma unas cuantas pastillas para dormir. Los gatitos esperaban hambrientos su cena y cuando Edgar sirvió la leche en los platitos, los cuatro empezaron a comer sin sospechar nada ¿Cómo podrían? Edgar siempre los había cuidado.

Y así, Duquesa cayó dormida y le siguieron sus hijos: Toulouse, Marie y Berlioz. Edgar aprovechó el momento para encerrarlos en una cesta y llevarlos en moto hasta un río cercano, donde los abandonaría a su suerte.

Por suerte, en el camino se encontró con dos sabuesos que disfrutaban de perseguir motocicletas. Edgar se asustó tanto que tuvo un accidente, chocó la moto contra un árbol y la cesta rodó hasta quedar debajo de un puente, la corriente se encargó de arrastrar la canasta muy lejos, fuera de la ciudad.

Al amanecer, los gatitos y su madre despertaron y se encontraron en un lugar muy remoto. Estaban muy asustados, nunca se habían alejado de los terrenos de la mansión.

Estaban muy asustados y a punto de perder la calma cuando un gato callejero pasaba por el lugar, se llamaba Thomas O’Malley, era muy atractivo y fuerte. Duquesa se sintió irremediablemente enamorada y sus gatitos quedaron deslumbrados por su sabiduría y habilidades.

cuento de los aristogatos

O’Malley se enamoró de Duquesa y decidió ayudarla a regresar a casa de Madame Bonfamille, pues el camino era peligroso y podrían perderse o resultar heridos.

Luego de una larga travesía en la cual conocieron a dos amables ocas y O’Malley le presentó a sus amigos, los gatos Swing y su gran habilidad para tocar y bailar, llegaron a la mansión. Duquesa se había enamorado por completo de O’Malley y los gatitos lo querían como a un padre, pero él no podía quedarse, su vida estaba en las calles y quizás Madame no querría a un gato mestizo como él en su mansión.

Entristecidos, los gatitos llamaron a la puerta, pero fue el malvado Edgar quien les abrió, furioso porque habían logrado sobrevivir, los encerró en una caja de madera y la llevó a la entrada trasera del corral, donde el correo pasaría y se la llevaría al Tombuctú. Edgar esperaba que los gatitos no regresaran jamás de tierras tan lejanas.

Por suerte un ratón amigo de los gatitos observó todo, fue corriendo con O’Malley y arriesgó su vida ante los gatos callejeros con tal de pedir ayuda.

Los gatos al escuchar que Duquesa y sus dulces cachorros estaban en peligro se dirigieron a la mansión y juntos derrotaron a Edgar y lo encerraron en la caja donde planeaba enviar a los gatitos.

Madame Bonfamille escuchó el alboroto y se dirigió al corral, donde encontró a los gatos Swing, a O’Malley, a Duquesa y sus gatitos juntos. Decidió adoptar a O’Malley y fundar un refugio para los gatos callejeros de todo Paris, después de todo, era el mejor uso que podía darle a su dinero y ya no estaba Edgar para heredar toda la fortuna que necesitaría para vivir en paz cuidando de sus gatos.

Personajes de los Aristogatos

Los Aristogatos es una película de animación producida por Walt Disney Pictures que se estrenó el año 1970 y fue dirigida por Wolfgang Reitherman.

Entre los personajes que participan en la película y el cuento tenemos:

  • Thomas O’Malley: Es un gato callejero muy amable que ayuda a Duquesa y a sus cachorros a regresar a casa.
  • Duquesa White Cat: Es la gata mayor de Madame Adelaida, su pelaje es suave y es una gatita muy refinada.
  • Edgar Balthazar: Es el mayordomo de la señora Adelaida, su ambición lo lleva a abandonar a los gatitos sin reflexionar que el dinero sería suyo, pues lo necesitaría para cuidar de los gatos.
  • Toulouse: Es el gato mayor de Duquesa, siempre actúa como si fuera un duro gato de la calle.
  • los aristogatos

  • Marie: Es la gatita del medio, es muy fina y refinada y siempre actúa como si fuera mejor que sus hermanos por ser mujer.
  • Berlioz: Es el más pequeño, es muy tímido.
  • Roquefort: Es el ratón amigo de los gatos, siempre está dispuesto a ayudarlos.
  • Madame Adelaide Bonfamille: Es una anciana ex cantante de ópera y la dueña de los gatitos.
  • Georges Hautcourt: Es el abogado de Madame Adelaide.
  • Abigail y Gabble Amelia: Son las ocas que encuentran a O’Malley y los gatitos y los acompañan parte del camino.

Vídeo del Cuento de los Aristogatos Corto

Y hasta aquí hemos llegado con este cuento de los Aristogatos resumido que te hemos traído en Frases.Top. Si te ha gustado no te olvides en compartirlo en las redes sociales, así como seguirnos a través de ellas para estar siempre al día. Y tampoco te olvides seguir viendo todos nuestros cuentos clásicos para niños, así como la lista completa de cuentos cortos de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.