Cuento de Los Tres Cerditos

Hoy comenzamos en Frases.Top con uno de las más clásicas historias de todos los tiempos repleta de grandes enseñanzas de vida y que también ha sido adaptada a las obras teatro, y es que el cuento de Los Tres Cerditos  (o los tres cochinitos) es una de las más famosas obras de los autores Jon Scieszka y Lane Smith. Las enseñanzas que encontramos sobre la importancia del trabajo y las cosas bien hechas es una de las más valiosas perlas de este cuento tres cerditos resumido, uno de los mejores cuentos clásico infantiles de todos los tiempos. ¡Vamos a leerlo!

Los Tres Cerditos Resumido: Cuento Infantil Corto

Título en Español: Los Tres Cerditos
Género: Cuento de Animales
Autor:
Fecha de Publicación:

Había una vez tres cerditos que eran hermanos, se querían mucho y siempre se ayudaban entre sí para protegerse de los grandes peligros que los acechaban. Uno de esos grandes peligros era el Gran Lobo Feroz, el cual no perdía oportunidad para tratar de comerse a cualquiera de ellos.

Los planes del Lobo Feroz no eran muy inteligentes, porque como gran depredador siempre confiaba en su fuerza bruta y gran tamaño para asustar a los pobres cerditos, quienes cansados de pasar tanto miedo decidieron un día construir varias casitas para protegerse cuando llegara el temido enemigo.

El cerdito menor era muy holgazán. No quería trabajar cargando materiales demasiado pesados para su casa. En el campo encontró grandes montañas de paja y decidió que un material tan ligero y fresco como ese le permitiría construir una casita sin mucho esfuerzo.

Así lo hizo y terminó antes que sus hermanos mayores y se sentó en el umbral de la puerta a descansar y jugar.

—Esa casa no será suficiente para detener al Gran Lobo—le advirtieron sus hermanos mayores, pero él no les hizo caso.

El segundo cerdito quería terminar todo antes de tiempo porque siempre iba muy apresurado por la vida para tener más tiempo para jugar. Recolectó madera y construyó en tiempo record una linda cabaña. Terminada su tarea, partió al campo a jugar, pues no había tiempo que perder.

—Es una casa muy endeble, hermano—le advirtió el mayor. Sin embargo, sus advertencias cayeron en oídos sordos.

El tercer hermano que era sabio y muy paciente, se tomó bastante tiempo para reunir ladrillos y cemento. Dibujó planos y diseñó una casita sencilla pero muy resistente. Su hermano menor se reía al verlo trabajar sin descanso.

—Trabajas demasiado para ahuyentar a un estúpido lobo—decía.

—No subestimes su fuerza, hermanito.

Terminada su casa, el hermano mayor finalmente se retiró a descansar bajo la sombra de un gran manzano, orgulloso por un trabajo bien hecho.

El Gran Lobo Feroz no se encontraba muy lejos acechando a los tres cerditos. Estaba tan hambriento que su enorme estómago no dejaba de rugir. Se decidió a atacar, y dando un gran rugido que paralizase a los tres cerditos, salió de las profundidades del bosque.

Al escucharlo, los cerditos no se paralizaron de miedo, sino que dejaron lo que hacían y corrieron a esconderse en sus casitas, orgullosos y seguros de estar a salvo.

cuento de los tres cerditos

Cuando el Lobo Feroz llegó hasta las casitas lanzó una gran carcajada al aire.

—¡Pero que tontos sois cerditos! Vuestras casas no podrán detenerme ¡Os voy a devorar! —aseguró con mucha confianza.

Se acercó a la primera casita de paja, llenó sus pulmones y sopló con mucha fuerza levantando hasta la última brizna dorada. El cerdito más joven lanzó un alarido de terror y corrió hacia la casa del hermano mediano, quien lo recibió y dio un portazo para evitar que entrara el lobo.

—¡Ay Dios mío! ¡No debí construir una casita tan endeble! —sollozaba el menor.

—Tranquilo, aquí no podrá entrar—afirmó su hermano con seguridad.

Con sus grandes orejas el lobo los escuchó y volvió a reír, sus sonoras carcajadas hicieron temblar el bosque entero.

—¡Que no podré entrar! ¡Ya lo verás! Ja ja ja

Y llenó sus pulmones al máximo y sopló y sopló con fuerza, destruyendo tablón a tablón la casa del segundo cerdito.

Aterrados, ambos hermanos corrieron a la casa de su hermano mayor. El Lobo casi les mordió los talones cuando saltaron en su interior. De un fuerte portazo el hermano mayor echó fuera al lobo.

los tres cerditos

—¡Ay si hubiera dedicado más tiempo a mi casa! —lloró el hermano de en medio.

—En mi casa sí estaremos a salvo—prometió el mayor de los cerditos.

El lobo volvió a escucharlos y rio con tanta fuerza que hasta hizo eco en las montañas.

—¡Derribaré tu casa como lo hice con las otras dos! —amenazó con un rugido.

Esta vez llenó sus pulmones con todo el aire que podía soportar, se plantó en sus cuatro patas frente a la puerta de la casa de ladrillos y sopló y sopló con todas sus fuerzas. No logró nada más que hacer repiquetear las ventanas de la casita.

Furioso, volvió a llenar sus pulmones, infló las mejillas y sopló con toda la fuerza que pudo reunir, pero fue en vano, la puerta apenas y traqueteó.

Siendo muy orgulloso, el lobo decidió entrar por la chimenea de la casita de ladrillo, con tan mala suerte que cayó en la olla con agua hirviendo que había colocado el cerdito mayor.

Fue así como el lobo de un gran salto abandonó la chimenea y se alejó completamente derrotado.

Los Tres Cerditos en Películas y Obras de Teatro

Los tres cerditos es una fábula infantil muy extendida en todo el mundo. Fue llevada al cine como un cortometraje de Disney e incluso ganó un Óscar como mejor cortometraje animado en 1933. Las lecciones de vida que hemos encontrado en Frases.Top de esta popular obra se mantuvieron en la obra y el humor brilló por lo alto.

Hoy en día, podemos encontrar todo tipo de películas de los tres cerditos, en animación tradicional y animación 3D.

Encontrar los tres cerditos en obras de teatro es muy común, pues se trata de un cuento infantil muy extendido en el mundo y es muy sencillo de realizar. Incluso, muchas obras se han adaptado para incluir hasta un cuarto cerdito en escena.

Vídeo del Cuento de los Tres Cochinitos

Y hasta aquí con este cuento infantil corto y rusimido de los tres cerditos. Si te ha gustado esta obra de Tres Cochinitos, no olvides que también podrás continuar viento más cuentos infantiles en nuestra sección de frases.top, así como todas las obras y cuentos clásicos que tenemos preparado para ti. No olvides tampoco compartir este post a través de tus redes sociales para que más padres puedan conocernos, así como seguirnos para estar siempre al día de todo lo nuevo que tenemos preparado desde Frases.Top para ti. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.