La Cenicienta

Hoy seguimos con esas historias clásicas de princesas de Disney que nos marcaron en nuestra infancia, porque nada mejor que leer un precioso cuento corto para niños como es el de La Cenicienta (o La Cinderella) antes de ir a dormir a la cama, y por eso en Frases.Top te lo traemos hoy resumido para que puedas leérselo en la cama. ¡Vayamos a verlo!

Cuento de La Cenicienta Corto, Original y Resumido

Había una vez, en un hermoso país, un rico comerciante que vivía feliz en compañía de su esposa y su hermosa hija. Un oscuro día, el comerciante enviudó, su esposa había contraído una misteriosa y terrible enfermedad.

Fue así como empezó a vivir en soledad con su hija, en una enorme finca a las afueras del pueblo. Con el paso de los años, el padre de la joven decidió volver a casarse, por lo que contrajo matrimonio con una señora respetable, Lady Tremaine, una viuda con dos hijas, Drizella y Anastasia.

El padre de la joven murió de forma inesperada y esto selló el destino de la joven. Lady Tremaine era una mujer muy cruel y egoísta, solo deseaba el bienestar de sus hijas y odiaba a su hijastra porque era más bonita y noble.

Obligó a la joven a trabajar hasta el cansancio, tanto trabajó que su nombre pasó a ser Cenicienta, pues sus ropas siempre estaban llenas de cenizas de la chimenea. La pobre Cenicienta era la sirvienta de su propia casa, era humillada y maltratada, pero no por eso dejó de ser gentil. Su amabilidad la hizo convertirse en amiga de los ratones y pájaros que vivían cerca de la casa.

Un día, mientras Cenicienta preparaba el desayuno, el malvado gato de Lady Tremaine, Lucifer, persiguió a uno de los ratones, Gus. El ratoncito en su inocencia, se escondió detrás de la taza de té de Anastasia, dándole un susto de muerte. Anastasia acusó a Cenicienta ante su madre y esta la castigó con tareas extras.

Y así pasaron los días, hasta que llegó a la casa una invitación. El rey ofrecía un baile para que su hijo, el príncipe, escogiera su esposa.

Drizella y Anastasia enloquecieron de alegría. Empezaron a pelear por los vestidos más hermosos y a gritar con sus estridentes voces hasta que Lady Tremaine intervino y le ordenó a la pobre Cenicienta que las peinara y creara para ellas los vestidos más hermosos.

— ¿Si lo hago podré ir? La invitación dice que deben ir todas las doncellas casaderas del reino—dijo Cenicienta con humildad.

—Si terminas tus tareas podrás ir—la malvada madrastra rompió a reír—. Si encuentras un vestido y no vas con esos harapos. No quiero que relacionen a mis hijas contigo.

Y así, Cenicienta añadió a sus tareas el tener que diseñar y coser vestidos para sus hermanas, probar peinados en ellas y maquillarlas. Solo con la ayuda de los pajaritos y ratoncitos pudo terminar sus tareas y arreglar un viejo y hermoso vestido que había heredado de su madre para poder asistir al baile.

Al ver a Cenicienta bajar del ático más hermosa que ellas, la envidia de Drizella y Anastasia fue tal que se arrojaron sobre ella y destruyeron su vestido, acusándola de ladrona. La pobre Cenicienta corrió a refugiarse entre las calabazas, no paraba de llorar por haber perdido el vestido de su madre y no poder asistir al baile.

Tanto lloró Cenicienta que fue escuchada por el hada madrina de los imposibles, quien se dirigió a su lado y la consoló.

—Puedes ir al baile, pero debes regresar antes del término de las 12 campanadas que anuncian la medianoche—advirtió.

Cenicienta estuvo de acuerdo y observó con asombro como el hada madrina convirtió su vestido harapiento y roto en un hermoso vestido blanco cubierto de diamantes. El hada también le dio dos hermosas zapatillas de cristal.

Como faltaba un carruaje, el hada madrina transformó una calabaza del huerto en uno, los ratones los convirtió en caballos, al caballo de la finca en un cochero y al perro en un lacayo.

cuento de la cenicienta

Así, Cenicienta acudió al baile, donde el príncipe, cansado de sonsas doncellas, se había negado a bailar con ellas, hasta que sus ojos se toparon con Cenicienta, fue amor a primera vista. El príncipe la invitó a bailar y no se separaron durante toda la noche. Cenicienta se distrajo tanto que no escuchó el reloj empezar a dar las campanadas que anunciaban la medianoche. Cuando lo hizo, corrió fuera del castillo, dejando detrás una de sus zapatillas de cristal.

Cenicienta llegó a la finca y descubrió que de su hermoso vestido solo quedaba una zapatilla de cristal. La escondió en su ático y esperó al regreso de su madrastra y hermanastras.

Mientras tanto en el palacio, el Gran Duque informó al Rey de la fuga de Cenicienta y que el príncipe había jurado casarse con ella. Lamentablemente, solo tenían en su poder la zapatilla de cristal, por lo que el príncipe debería casarse con la doncella a la cual le quedara tan delicada y fina pieza.

Y así, el Duque empezó a recorrer todas las casas del reino donde viviera una doncella para probar la delicada zapatilla de cristal, pero a ninguna le quedó. Entonces, se dirigió a casa de Cenicienta, donde lo esperaba Lady Tremaine y sus hijas.

Lady Tremaine había escuchado tararear a Cenicienta la canción del baile en el palacio y sospechó de ella, por eso y antes que llegara el Duque, la encerró en el ático.

Cuando llega el Duque, los dos ratoncitos amigos de Cenicienta, Jaq y Gus robaron la llave del ático y con ayuda de otros animales logran evadir al terrible Lucifer.

Las hermanastras de Cenicienta no habían logrado que sus pies entraran en la zapatilla y el Duque estaba cada vez más desesperado. Para su suerte, Cenicienta llegó en ese momento y pidió probar la zapatilla. Lady Tremaine hizo tropezar al Duque, provocando que la zapatilla cayera al suelo y se rompiera en miles de pedazos.

El Gran Duque se llenó de terror, pero Cenicienta sacó de su bolsillo la otra zapatilla de cristal, demostrando que ella era la doncella de la cual estaba enamorado el príncipe. El Duque probó la zapatilla en los pies de Cenicienta y esta calzó perfectamente.

Poco tiempo después, se celebró la boda entre Cenicienta y el Príncipe, quienes vivieron felices para siempre.

Películas de la Historia de La Cenicienta

La Cenicienta es un cuento de hadas escrito por Charles Perrault y ha sido llevado al cine en innumerables ocasiones. La primera de ellas fue un cortometraje mudo del año 1899, realizado por Georges Méliès, le siguió la película animada de Disney del año 1950. A estas dos presentaciones le siguió La pícara cenicienta, una película argentina del año 1951.

Japón no se quedó atrás y llevó a las pantallas una película animada en el año 1994: La Cenicienta.

Si buscas una versión histórica del cuento, podemos mencionar Ever After: A Cinderella Story, una película del año 1998.

Tras el éxito que fue Cenicienta para Disney, pues la compañía se encontraba en quiebra y con una deuda de 4 millones de dólares, inició una época dorada donde esta empresa encontró la fórmula perfecta para crear las mejores películas. Como homenaje a esta obra maestra, crearon dos secuelas:

  • Cinderella II: Dreams Come True en el año 2002, una secuela directa de la primera película.
  • Cinderella III: A Twist in Time, una película animada del año 2007, secuela de la anterior.

Para el año 2004 inicia una saga de Cenicienta con versiones modernas del cuento: A Cinderella Story, protagonizada por Hilary Duff, luego, encontramos en el año 2008 Another Cinderella Story, protagonizada por Selena Gomez y luego, para el año 2011 A Cinderella Story: Once Upon a Song, protagonizada por Lucy Hale.

Posteriormente, Disney llevaría al cine en el año 2015 una versión live action de La Cenicienta.

Vídeo del Cuento de La Cenicienta

Y eso es todo amigos. Espero que este cuento de la Cenicienta corto y muy resumido que te hemos traído en Frases.Top te haya gustado. Si ha sido así, puedes continuar viendo más cuentos de princesas como este de La Cinderella, así como todas las historias de Disney, la lista completa de cuentos infantiles cortos, así como todos nuestros cuentos populares. Ya por último, no olvides compartir esta maravillosa historia en tus redes sociales, sin olvidad que debes enlazar a nuestra fuente, y por supuesto, seguirnos en nuestras redes también para estar siempre al día de todas las novedades de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.