La Princesa y el Guisante

En el día de hoy vamos a presentarte una de las obras más conocidas de Hans Christian Andersen perfecta para enseñar a los niños la importancia de aprender a reconocer los errores, y es que el siguiente cuento de La Princesa y el Guisante corto que te hemos resumido en Frases.Top es uno de los mejores por sus personajes e historia para leer a niños antes de dormir. ¡Vamos a verlo!

Cuento de La Princesa y el Guisante Corto

Título en Español: La Princesa y el Guisante
Género: Cuentos de Princesas
Autor: Hans Christian Andersen
Fecha de Publicación: 1835

Había una vez en un reino muy lejano un príncipe y una reina que vivían solos en un gran castillo. El príncipe era desdichado porque no podía encontrar esposa y su madre, la reina, no paraba de repetirle que debía desposar a una jovencita pronto. Sin embargo, no la encontraban. Ambos querían una princesa de verdad.

Organizaron banquetes, bailes y fiestas a los cuales asistían jovencitas y princesas, pero ninguna era una verdadera princesa. Para descubrirlo, la reina siempre las sometía a la misma prueba: el guisante y los 19 colchones. Esta consistía en colocar un guisante en el somier de la cama y sobre él los 19 colchones.

Con esta prueba esperaba encontrar al amanecer una chica que sintiera el guisante a través de tantos colchones tal y como una verdadera princesa lo haría, pero ninguna sentía el guisante, todas dormían como un tronco y despertaban felices y maravilladas después de descansar en una cama tan cómoda.

 La reina y el príncipe estaban verdaderamente desesperados, no aparecía la princesa que tanto estaban buscando y el príncipe se hacía cada vez mayor.

—Ya tienes treinta años, hijo, deberías casarte ya.

—Ninguna es una princesa de verdad y lo sabes madre. Además, cuando creo encontrarla tú la rechazas —respondió el príncipe hastiado.

—Y cuando encuentro una para ti, tú la rechazas también —replicó la reina—. Como tu madre solo quiero lo mejor para ti, quiero una verdadera princesa, no esas impostoras que hemos conocido.

La reina le ordenó a su hijo visitar todos los reinos conocidos para encontrar a la princesa perfecta, pero todas las que él llevaba al castillo presentaban algún defecto a ojos de su madre. Demasiado bajas, demasiado altas, muy parlanchinas, muy silenciosas y lo peor, ninguna superaba la prueba del guisante. Finalmente, el príncipe se dio por vencido. Ninguna princesa sería suficiente para su madre.

Una noche un terrible temporal llegó al reino. El viento hacía crujir las ventanas, los truenos rasgaban el cielo y la lluvia parecía no tener fin. Tales eran las condiciones cuando llamaron a la puerta del palacio. El príncipe abrió y se encontró con una joven llena de barro y mojada de pies a cabeza, pese a su terrible y triste aspecto, el príncipe notó que era hermosa y parecía una princesa de verdad.

—Por favor, permítame pasar la noche aquí. Llevo meses viajando por el mundo y el barco en el que iba naufragó. No tengo donde ir porque me escapé de la corte de mi padre, el rey. Soy una princesa de verdad.

El príncipe aceptó ayudarla y ordenó a los sirvientes que prepararan una habitación. La reina no creía la historia de la princesa, pero dejó que se quedara en el palacio al ver a su hijo tan feliz por su presencia.

Por supuesto, ella solo quería una princesa de verdad como su nuera, así que en secreto colocó un guisante bajo el colchón de la cama y luego ordenó a los sirvientes que colocaran 19 colchones y 19 edredones sobre este. La princesa se sorprendió al ver la cama, pero no comentó nada y se fue a dormir.

—Una princesa que viaja por el mundo —dijo la reina con incredulidad—. No es una verdadera princesa, no sentirá el guisante. Solo una princesa de verdad es tan sensible y delicada.

cuento la princesa y el guisante

Al día siguiente el príncipe y la reina esperaron a que la princesa despertara. Cuando la jovencita entró al comedor la reina la saludó con un tono muy burlón:

—Muy buenos días, princesa ¿cómo durmió anoche?

La jovencita se frotó los ojos y con expresión agotada respondió:

—Espero que hayan podido dormir mejor que yo. Había algo muy duro en mi colchón y me magulló la piel durante toda la noche —protestó—. Estoy llena de moretones.

Al escuchar su respuesta la reina comprendió que se trataba de una princesa de verdad, pues solo una podía tener la piel tan delicada y ser tan sensible como para sentir un guisante bajo tantos colchones. De buen grado consintió el matrimonio de su hijo con la misteriosa princesa.

Unos meses después el príncipe y la princesa contrajeron matrimonio y fueron felices para siempre. La reina por fin pudo vivir tranquila, su hijo tenía a su lado una princesa de verdad que reinaría a su lado cuando llegara el momento correcto.

Personajes de La Princesa y el Guisante

El cuento de la princesa y el guisante que te presentamos hoy en Frases.Top tiene una gran enseñanza y es que las apariencias engañan. La princesa que llega al castillo toda empapada y en mal estado es una princesa de verdad, incluso si viaja por el mundo y disfruta de su libertad. Este cuento nos invita a no ser como la reina y a aceptar a las personas tal y como son.

También nos enseña a reconocer nuestros errores, la reina admite su error y permite que el príncipe se case con la jovencita.

El cuento de la princesa y el guisante fue escrito por el escritor danés Hans Christian Andersen y fue publicado el 8 de mayo de 1835. A diferencia de sus muchos cuentos, este tiene un final feliz.
la princesa y el guisante
Entre los personajes de este cuento podemos mencionar:

  • El príncipe: es un joven obediente que escucha los consejos de su madre para elegir una esposa de sangre real que gobierne a su lado.
  • La reina: es una mujer muy exigente que solo desea lo mejor para su hijo, por eso somete a todas las candidatas a esposa a una sencilla, pero curiosa prueba.
  • La princesa: es una jovencita refinada y poco resistente, pues su piel fue tan sensible como para sentir el guisante. Sin embargo, es también la doncella perfecta, logró sobrevivir al naufragio y mantuvo la paciencia ante la incredulidad de la reina y sus preguntas sobre el guisante.

Vídeo Resumen de la Princesa y el Guisante

Solo espero que hayas disfrutado con esta obra que te hemos resumido en Frases.Top, y de ser así no olvides compartir el cuento de la Princesa y el Guisante en las redes sociales. También te invitamos a ver la sección con todos los cuentos de príncipes y princesas, así como la sección principal con todos nuestros cuentos para niños infantiles. ¡Hasta pronto!

Publicado el 08 de septiembre 2020

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.