La Chica de la Curva

Dicen que los mejores cuentos de terror son aquellos en los que no se saben si son verdad o mentira, y por eso la siguiente historia que te mostraremos es si cabe aún terrorífica, haciendo que esta Leyenda de la Chica de la Curva que encontrarás en Frases.Top tenga todos los ingredientes para asustarte y darte mucho miedo. Vamos a conocerla…

La Leyenda Urbana de la Chica de la Curva

Cuenta la leyenda que una noche un hombre conducía bajo una intensa lluvia para llegar a su hogar. La carretera que seguía para llegar a casa tenía muchas curvas peligrosas, así que para no dormirse y hacer el trayecto ameno decidió encender la radio.

Pronto el camino se hizo muy solitario, no circulaban más vehículos. No se escuchaba nada más que el sonido de la radio, el motor de su vehículo y las ruedas sobre la carretera, era escalofriante, pero no prestó atención y continuó su camino.

Unos cuantos kilómetros después, en medio de la oscuridad, distinguió a una chica vestida de blanco que se encontraba cerca de la carretera y le hacía señas para que se detuviera.

Muy extrañado, el conductor redujo la velocidad para ver que le sucedía, pues era muy raro que una joven estuviera en la calle, bajo la lluvia a esas horas de la noche. La mujer, se dirigió hacia el vehículo y a través de la ventanilla le dijo que necesitaba ayuda para llegar a su residencia.

El hombre decidió ayudarla, la invitó a subir al auto y continuó su viaje. En el trayecto se hizo el silencio y la incomodidad inundó el vehículo, así que subió el volumen a la radio para llenar de música el ambiente.

Entonces, cuando se acercaban a una curva, la joven rompió su silencio:

—Tenga cuidado—advirtió la joven—. Esa es una curva muy peligrosa. Allí fue donde yo fallecí.

Sin poder creerlo y con un escalofrío recorriendo su espalda, el hombre volteó a verla, solo para ver cómo se desvanecía ante sus ojos, dejando el asiento empapado por su vestido.

Si el conductor es muy habilidoso y mantiene la calma, puede sobrevivir. Si se deja llevar por el miedo, probablemente pierda el control del vehículo y sufra un accidente en la curva.

Otra leyenda sobre esta chica nos narra una historia similar. Un hombre se dirigía a su hogar luego de cerrar su lugar de trabajo. Ya era noche cerrada y una fuerte tormenta asolaba el camino. Debía conducir al menos media hora para llegar a su casa, no le agradaba hacerlo con aquel clima porque el camino tenía curvas y no estaba bien pavimentado, pero no tenía otra salida.

Encendió su vehículo, activó la calefacción para combatir el frío y marchó a su hogar. A mitad del camino y justo cuando la tormenta se tornaba más violenta, decidió encender la radio. Subió el volumen para disfrutar de la música y continuó su trayecto.

la leyenda de la chica de la curva

La música lo ayudaba a distraerse, pues en aquella carretera llena de curvas habían ocurrido muchos accidentes, algunos mortales, especialmente en las noches tormentosas como esa. También estaba esa espantosa leyenda de una mujer de blanco que se subía a los coches, él no creía en fantasmas, pero debía admitir que el camino era escalofriante.

En un punto de la carretera dejó de escuchar la música, la calefacción no parecía calentar sus huesos cada vez más helados y entumecidos, solo podía escuchar la lluvia, el motor de su vehículo y las ruedas al girar sobre el camino.

Cuando el silencio era insoportable, decidió parar durante unos instantes. Sin saber por qué, abrió la puerta del vehículo para respirar aire fresco. Cuando el sonido de la lluvia lo reconfortó lo suficiente, cerró la puerta y continuó su viaje.

Estaba en un punto donde solo las luces de su auto iluminaban la oscuridad. Había dejado atrás las luces de la ciudad donde trabajaba y aún quedaba camino para toparse con las luces del pueblo donde vivía. Las curvas se hacían cada vez más cerradas.

De nuevo lo invadió una sensación de intranquilidad, pero no podía detenerse en ese momento. Se sentía acompañado, así que todo lo que pudo hacer fue mirar por el retrovisor.

No iba solo, una mujer empapada, vestida de blanco y con la mirada ausente se encontraba en su asiento trasero.

—En la siguiente curva morí yo—dijo con voz espectral—. Nos veremos en el infierno—señaló con una espantosa sonrisa.

Tal fue el susto del pobre hombre que perdió el control de su vehículo y volcó en la curva más cerrada y peligrosa de todas.

La Famosa Historia de la Chica de la Curva, ¿real o leyenda?

Como puedes ver, existen varias versiones de esta leyenda, en una aseguran que la chica de la curva solo aparece para advertirnos sobre los peligros del camino y en la otra, su oscura misión es llevarnos con ella al infierno al asustarnos y hacernos perder el control del vehículo.

La Chica de la Curva, conocida también como “La Niña de la Curva” o “La Dama de Blanco” es una leyenda urbana cuyo origen se desconoce. En España existen cerca de 15 curvas donde los conductores aseguran haberla visto.

Existen abundantes historias que afirman que aparece en la curva de Deba en la N-634 de Guipúzcoa. En estos casos, el espectro siempre asegura que verá a los ocupantes del vehículo en el infierno.

Según investigaciones, esta leyenda tiene su origen en los años setenta, momento en el que fue documentada su primera aparición en la Madrid, en Majadahonda. También se aparece en la carretera que une Galapagar con Las Rozas y la que une El Escorial y Valdemorillo.

La leyenda no solo pertenece a España, en casi cualquier país del mundo escucharás historias sobre una mujer o joven que hace autoestop y que trae terribles consecuencias para quien se detiene a ayudarla, o en el mejor de los casos, le salva de un accidente. Si lo piensas bien, seguramente un amigo del primo de tu amigo tuvo una experiencia similar, incluso, si le preguntas a tus amigos del resto del mundo, encontrarás escalofriantes historias de este espectro.

Pese a que el origen de la leyenda actual en España se sitúa en los setenta, antaño existían leyendas similares, espectros que subían a las carretas de viajeros, a sus caballos o bien, acompañaban a los caminantes antes de desaparecer señalando el lugar donde habían perdido la vida.

Incluso podemos encontrar una historia católica donde al diacono Felipe se le aparece un etíope espectral y antes que desaparezca, el fiel pastor lo bautiza.

Es imposible decir a ciencia cierta si la leyenda es o no es realidad. Mucha gente muere en curvas peligrosas y si crees en la energía y las almas en pena, entonces comprenderás que en esas zonas hay una fuerte energía espiritual y es común que en estos casos siempre se presente un espectro que puede o no, interactuar con nosotros. Esa es la razón por la cual cada país y cada carretera tiene su propia “Chica de la curva”

Vídeo del Cuento de la Chica de la Curva

Espero que nuestra versión de la leyenda de la chica de la curva de Frases.Top te haya servido para contar una historia de miedo. Si ha sido así, como siempre te pedimos que nos compartas y des a me gusta para que otras personas puedan conocernos. También te invitamos a seguir viendo todas nuestras historias de terror, así como la sección principal con todos los cuentos. Ah, y tampoco te olvides de seguirnos para estar siempre al día. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.