La Isla de las Muñecas

Continuamos con la sección de terror de Frases.Top y lo hacemos esta vez con uno de esos cuentos de miedo que no te dejará indiferente, porque la Leyenda de la Isla de las Muñecas es ese tipo de historia es de las que te dejan marcado de por vida. Si estás preparad@ para ello, aquí te dejamos el resumen de su historia.

La Leyenda de la Isla de las Muñecas

Al sur del centro de la Ciudad de México, cerca del estadio de fútbol Estadio Azteca se encuentran los canales de Xochimilco y en ellos, una chinampa de la Laguna de Teshuilo que está embrujada. Si viajas algún día hasta ese lugar, encontrarás centenas de muñecas rotas y deterioradas, de diferentes estilos y colores. Pero ¿Cómo llegaron ahí?

Cuenta la leyenda que el antiguo dueño de la isla, Julián Santana Barrena, encontró entre los lirios de la isla a una niña muerta. La pequeña había fallecido ahogada en el canal. Desde ese fatídico descubrimiento, el dueño de la chinampa no pudo vivir en paz.

Cada día escuchaba los lamentos de la niña, quejidos, llantos, pasos. Santana, al ser un creyente de lo sobrenatural, decidió llevar a la chinampa alguna protección o medio para mantener el espíritu de la niña tranquilo.

Decidió entonces llevarle muñecas. Encontró algunas en la basura y las repartió por todo el canal de Cuemanco, esperando ahuyentar el alma de la joven.

Santana era vecino del Barrio de la Asunción, acudía a beber pulque con los lugareños luego de vender sus hortalizas, pero las supersticiones gobernaron tanto su vida que empezó a predicar la Biblia. Hastiados, los vecinos lo expulsaron del sector.

En la década de 1950 el lugar empezó a ser nombrado como “La Isla de las Muñecas” pues el número de muñecas se incrementaba cada vez más, debido al propio Santana, que recolectaba muñecas de diferentes estilos para mantener los malos espíritus del lugar a raya.

Pese a esto, el lugar no era aún una atracción turística, sin embargo, la curiosidad de la gente hizo que se acercaran a la chinampa y el buen Don Julián Santana fue permitiendo a los jóvenes el acercarse. Como agradecimiento a su amabilidad, los visitantes le obsequiaban muñecas y con ello, la colección aumentó.

Con el tiempo, la isla empezó a ser considerada como un amuleto por varias personas, las muñecas pasaron a ser utilizadas como repelentes de malos espíritus y como una ofrenda para mejores cultivos.

Para el año 1987 se realizó un rescate eco turístico en la zona y se encontró que la isla estaba cubierta por lirios acuáticos. Desde ese momento, los turistas empezaron a visitar aún más la renovada isla.

la leyenda de la isla de las muñecas

En el año 2001, Julián Santana falleció de un infarto en la isla y desde ese entonces, la afluencia de turistas al lugar solo se incrementó.

Si deseas visitar este lugar por tu cuenta y experimentar la lúgubre atmosfera que se respira en él, debes saber que la Isla de las Muñecas se encuentra a hora y media del Embarcadero Cuemanco. Solo puedes llegar a la chinampa mediante trajinera y aquí encontrarás el primero problema. La mayoría de los remeros están dispuestos a llevarte, pero otros no lo harán y te contarán horrendas historias sobre la isla.

El trayecto de una hora te llevará por el Área Ecológica, el Museo del ajolote, el Canal de Apatlaco, la Laguna de Teshuilo y la Isla de la Llorona.

Al llegar a la isla encontrarás muñecas en todas partes. Algunas cubiertas de telarañas, maleza y hongos. También hay un museo con recortes de diarios locales que hablan sobre el dueño anterior y la isla. Si continúas avanzando, encontraras una tienda y tres habitaciones. En una de ellas se encuentra la primera muñeca que Santana recogió y Agustinita, su muñeca favorita, pues la encontró un 28 de agosto, día de San Agustín y se dice que es milagrosa.

Algunas personas hacen ofrendas a la muñeca a cambio de milagros, bendiciones o buena suerte. Otros le cambian la ropa y la hacen mantenimiento como forma de adoración.

Existe una leyenda que rodea la muerte de Don Julián. Dicen que además del espíritu de la niña, al milpero se le presentaba un espíritu con forma de sirena y le prometía llevarla con ella algún día. un fatídico día del año 2001, el sobrino de Don Julián lo encontró muerto de un infarto, flotando sobre el agua. Se dice que la sirena era solo una de las muchas formas que adopta la muerte y que había llegado para llevárselo.

Personajes de la Historia de Terror de la Isla de las Muñecas

  • La niña: Es la pequeña que fue encontrada enredada en los lirios de agua que rodean la isla. No se sabe quién es, solo que murió ahogada en el lugar y que su espíritu atormentaba a Don Julián.
  • Julián Santana Barrena: Era un milpero o agricultor dueño de los terrenos donde se encuentra la isla o chinampa. Fue quien encontró a la niña entre los lirios de agua de la isla. Atormentado por el espíritu de la niña y sus creencias, decidió ofrendar muñecas a la isla para mantener los malos espíritus a raya.
  • Sobrino de don Julián: Es el joven que luego de cuidar del ganado regresa a la isla solo para encontrar a su tío muerto en el agua.
  • Agustinita: Es una muñeca que encontró Don Julián un 28 de agosto, día de San Agustín. Las personas le atribuyen milagros y bendiciones y es por eso que siempre que visitan la isla le llevan ofrendas y ropa nueva.

Vídeo de la Isla de las Muñecas

Espero que esta historia de terror de la Isla de las Muñecas te haya gustado. Ya sabes, si ha sido así dale un pulgar hacia arriba y comparte la historia enlazando la fuente de Frases.Top. También te invitamos a ver más cuentos de terror en nuestro portal, así como ver todas las historias y cuentos de Frases.Top de otros géneros. Ya por último, no olvides en seguirnos a través de las redes sociales para no perderte nunca nada nuevo. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.