La Cigarra y La Hormiga

Actualizado el 31 de marzo 2020

En el día de hoy vamos a ofrecerte una de las historias más famosas de todos los tiempos cuya moraleja nos dejan grandes e inolvidables enseñanzas, porque pocas historias inculcan tan buenos valores como la siguiente fábula de La Cigarra y La Hormiga de Esopo que te resumimos hoy aquí en Frases.Top para que puedas disfrutar con sus personajes.

Fábula de La Cigarra y La Hormiga de Esopo

Título en Español: La Cigarra y La Hormiga
Género: Fábulas
Autor: Esopo
Fecha de Publicación: Siglo VI a.C.

Durante los días de verano una cigarra disfrutaba de la luz del sol y su calidez, del suave aroma de las flores y el buen clima. Pasaba las horas muertas cantando y volando sobre los campos. Mientras tanto, su amiga y vecina, una hormiga muy pequeña, pasaba los días trabajando, recolectaba alimentos para su alacena.

Un día la cigarra vio a su amiga sudando la gota gorda mientras arrastraba unos granos de trigo.

—¡Pero amiga hormiga! ¿No te cansas con tanto trabajo? Ven aquí, descansa bajo la sobra de este árbol mientras canto para ti —dijo la cigarra a su amiga.

—No amiga, tengo que seguir trabajando. Y si me lo permites, te daré un consejo. Mejor aprovecha tu tiempo para recoger provisiones para el invierno, deja atrás tanta holgazanería —respondió la hormiga sin dejar de transportar el trigo.

La cigarra soltó una gran carcajada y continuó cantando sin escuchar a su amiga.

El tiempo pasó y llegó el día que, al despertar, la cigarra sintió el frío del invierno. Los árboles ya no tenían hojas y del cielo caían copos de nieve de forma constante. La cigarra no tenía siquiera leña almacenada para mantenerse caliente. Asustada, la cigarra notó que ya no encontraba alimento en el campo. Aterida de frío y hambrienta la cigarra empezó a vagar y a lo lejos vio la casita de su amiga y se acercó para pedirle auxilio.

—¡Amiga hormiga! ¡Ayuda por favor! Tengo frío y mucha hambre ¿Puedes darme algo de comer? Tienes comida y una casita caliente. Yo no tengo nada.

La hormiga abrió la puerta de su casa y le dijo a la cigarra:

cuento de la cigarra y la hormiga

—Amiga cigarra dime ¿Qué hacías tu mientras yo sudaba bajo el sol y madrugaba para trabajar? ¿Qué hacías cuando cargaba granos de trigo y recolectaba leña?

—Yo cantaba y volaba bajo el sol —respondió la cigarra.

—¿Con qué eso hacías? Pues si cantabas en verano, ahora toca bailar en invierno. No tengo suficientes provisiones para ayudarte.

Y así le cerró la puerta, dejando fuera a la cigarra, quien aprendió una dura lección.

Moraleja de La Cigarra y La Hormiga

Existen muchas variantes de esta fábula de Esopo. En su versión podemos encontrar tres grandes moralejas o enseñanzas para adultos y niños.

La primera enseñanza es el saber invertir bien nuestro tiempo. Primero viene el trabajo duro y luego, el descanso y el disfrute de nuestro esfuerzo. Quien sabe administrar su esfuerzo siempre tendrá tiempo para descansar y no verse afectado por las dificultades.

La segunda enseñanza es que no importa que tan buenos sean los tiempos y lo mucho que deseemos disfrutar, es mejor esforzarse para contar con reservas para cuando los tiempos duros toquen a nuestra puerta.

La tercera moraleja se refiere a la vejez y es que debemos aprovechar la fuerza y los buenos tiempos de la juventud para prepararnos para pasar el invierno de nuestra vida de forma cómoda.

Existe un final extra a esta fábula y ofrece una cuarta moraleja a esta historia:

En lugar de dejar a su amiga congelarse en el invierno, la hormiguita decidió abrir la puerta y permitir que la cigarra pasara a su casa.

—Te ayudaré —prometió—. Pero deberás trabajar para ganarte el sustento. Me siento sola y aburrida, canta para mí y compartiré contigo mi comida y mi casa.

La cigarra accedió y alegró el invierno de ambas con sus canciones y su buen ánimo. A cambio, la hormiga compartió con ella su grano y su leña. La amistad que compartían ambas les permitió sobrevivir cómodamente el invierno y cuando llegó el verano, ambas trabajaron recolectando grano para el siguiente invierno.

la cigarra y la hormiga

En este caso, la moraleja se relaciona más con la amistad y el perdón, muchos son incapaces de ver más allá y cuando cometen un error, un buen amigo no debe darle la espalda, sino ayudarle y demostrarle que trabajando juntos y con esfuerzo, se puede salir de cualquier problema.

Personajes de La Cigarra y La Hormiga

Las fábulas son un gran medio para entretener a los niños y educarlos en valores. Estas son historias cortas que siempre dejan una moraleja, o varias. Si quieres desarrollar la comprensión lectora de tu hijo, puedes preguntarle qué aprendió por su cuenta de la fábula y luego, narrarle tú mismo las moralejas que se encuentran ocultas en la obra y discutirlas con él.

Esta fábula es perfecta para enseñarle a los niños que todos debemos cumplir con nuestras tareas antes de pensar en descansar, jugar o disfrutar del tiempo.

Los personajes que participan en esta fábula son:

La hormiga: es muy sabia y trabajadora, conoce el valor del trabajo duro y el peligro que acecha con el invierno. Por eso decide trabajar arduamente en verano recolectando grano y leña para sobrevivir al invierno y disfrutar del tiempo libre. En la primera versión del cuento tiene un sentido algo cruel de la justicia y abandona su a su amiga al frío del invierno. En la segunda versión prefiere ayudarla a cambio de música.

La cigarra: Es un animalito muy alegre y feliz que pasa los días del verano cantando, volando y jugando. No escucha a su amiga y cree que exagera con el trabajo, por eso, cuando llega el invierno se encuentra con que no tiene reservas de alimento ni leña que la mantenga caliente en su casita, por lo que acude a pedir ayuda a la hormiga. En la primera versión no encuentra dicha ayuda y aprende una dura lección. En la segunda versión, recibe ayuda, pero aprende que nada es gratis en la vida y paga con su música y talento la ayuda que necesita para sobrevivir al invierno.

Vídeo Resumen de La Cigarra y La Hormiga

Y eso es todo amigos! Espero que este resumen de la fábula de Esopo de La Cigarra y La Hormiga que te hemos dejado aquí en Frases.Top te haya gustado. De ser así, compártelo en tus redes sociales y de paso nos ayudas a hacer crecer aún más nuestra comunidad. Y ya antes de marcharte, no te olvides que puedes ver más cuentos infantiles para niños en nuestra sección principal, así como todas las fábulas de Esopo para niños o una recopilación de nuestras fábulas cortas de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.