Bloody Mary

Actualizado el 17/12/2020

Continuamos con nuestras leyendas favoritas de terror y hoy es turno de esa historia famosa donde el espiritu de una mujer despiadada que aparece delante del espejo, porque la siguiente leyenda de Bloody Mary o Verónica en la versión española es uno de los cuentos de terror más conocidos, y hoy te lo traemos en Frases.Top con tres versiones resumidas.

La Leyenda Bloody Mary

En Estados Unidos existe una leyenda titulada Bloody Mary o María la sangrienta, es una historia muy popular que incluye un ritual para invocarla y que muchos jóvenes intentan para vivir en carne propia el terror más absoluto cuando ella responde y se presenta en el reflejo del espejo.

Una de las versiones más extendidas cuenta que Mary era una jovencita de quince años realmente vanidosa y es que era muy hermosa. Su atributo más preciado era su cabello, todas las noches lo cepillaba cien veces. Nunca lo descuidaba.

Un día sus compañeros de escuela decidieron jugarle una broma muy pesada y contrataron a un hombre para que se escondiera en el armario mientras ella se cepillaba el cabello.

Mientras Mary estaba descuidada, el hombre salió del armario, amordazó su boca con un pañuelo y le cortó todo el cabello al ras. Luego, el asaltante la dejó en paz y escapó.

Debido a la desesperación que este hecho le produjo y a que se sentía horrible al verse en el espejo, no pudo esperar a que su cabello creciera de nuevo. Unas pocas semanas después, se suicidó.

Se dice que para invocar a este fantasma solo debemos encender tres velas frente a un espejo, peinar nuestro cabello cien veces y repetir «Bloody Mary» tres veces.

Bloody Mary

Segunda Versión

Otra versión nos cuenta que Bloody Mary era una jovencita muy enferma, en la época en la que le tocó vivir era imposible curarla.

Un día la joven cayó en coma. Su padre, quien era su médico, esperó durante cuatro días alguna mejora, pero no la hubo. Debido a esto tomó la terrible decisión de enterrarla en el patio de la casa.

La madre de la pobre Mary no se apartaba de la tumba. Su esposo, sabiendo que la mujer moriría de hipotermia durante la noche, le inyectó morfina para ayudarla a dormir y la llevó dentro de la casa.

Como era costumbre en aquella época, Mary fue enterrada con una cuerda atada a una campana que colgaba fuera de su tumba. Sin embargo, con su madre sedada con morfina y con su padre durmiendo en el interior de la casa, nadie veló su tumba durante la noche.

A la mañana siguiente, el doctor bajó a ver la tumba y se encontró con la campana tirada en el suelo. Presa de la desesperación abrió la tumba de su hija e hizo un descubrimiento terrible.

Las manos de Mary estaban llenas de sangre, sus dedos no tenían uñas y estas estaban clavadas en la tapa del ataúd junto a terribles marcas de rasguños.

Para que este fantasma se aparezca, basta con encender tres velas frente a un espejo y dar tres vueltas mientras se dice “«Bloody Mary» tres veces.

Segunda Versión de Bloody Mary

Verónica: La Versión Española

En España se le conoce a este ente como María Sangrienta, Verónica o María la Paralítica. En este caso para invocar el fantasma debemos de repetir su nombre nueve veces. Jamás te detengas frente a un espejo y repitas su nombre nueve veces, puedes poner en riesgo tu vida.

La historia cuenta que Verónica era una jovencita de 14 años muy aficionada al espiritismo. No dejaba de utilizar su tabla ouija con sus amigas. Un día, decidieron realizar una sesión en una casa abandonada.

Durante la sesión, Verónica no siguió las reglas. Se burló de los fantasmas a tal punto que una silla que había en el lugar cobró movimiento y la golpeó en la cabeza, lo que la mató en el acto.

Sin embargo, los fantasmas no se habían vengado del todo, no permitieron que Verónica descansara en paz y condenaron a su espíritu a vagar por toda la eternidad, castigando a todo aquel que toma los asuntos del más allá como un juego o toma a los fantasmas como motivo de risa y burla.

Algunos rituales para invocar a este fantasma incluyen una Biblia, unas tijeras o una silla, dependiendo de la leyenda en la cual creas. Ten mucho cuidado, cuentan los testimonios que Bloody Mary o Verónica suelen matar a quien realiza el ritual con el objeto afilado más cercano. Se dice que este sale disparado y atraviesa el corazón de quien esté frente al espejo.

Verónica La Versión Española

Personajes de la Historia de Bloody Marie

Los espejos han sido objeto de fascinación para el ser humano desde el momento de su invención. Se cree que son portales al más allá y que si cumples determinados rituales, es posible observar una figura espectral o un terrible ente fantasmal o demoníaco en el reflejo.

La leyenda de Bloody Mary o Verónica cuenta con diferentes personajes según las versiones que decidamos leer. Por lo general, los más comunes son:

  • Bloody Mary, María Sangrienta, María la Paralítica o Verónica: suele ser la protagonista de la historia. Tiene entre 14 y 15 años, en algunos casos es aficionada a los juegos e invocaciones, en otras es una niña muy vanidosa o una niña enfermiza que cae en coma.
  • Padre de Mary: En la primera versión se le presenta como un médico que, dando a su hija por muerta, la entierra en el jardín y no presta atención a la campana que indicaría que ella estaba viva. Al día siguiente descubre su terrible error, pero es demasiado tarde. Mary se asfixió en su propia urna.
  • Madre de Mary: Llevada por la pena decide pasar toda la noche en vela junto a la tumba de su hija, pero es sedada por su esposo para llevarla al interior de la casa y salvarla de la hipotermia. Por esto no se percata del insistente llamado de la campana de Mary.

Personajes de la historia de Bloody Marie

Vídeo Resumen de la Leyenda de Bloody Mary

Hasta aquí llegamos con la historia de Bloody Mary, no sin antes recordarte que puedes ver toda la lista de cuentos de terror cortos, así como ver la sección completa con todas nuestras leyendas para niños, así como la sección principal de cuentos increíbles de Frases.Top. ¡Hasta la próxima!

NO OLVIDES QUE NOS APOYAS AL COMPARTIR 😉

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.