El Hombre Lobo

Actualizado el 25/02/2021

Hoy es turno de hablar sobre una de las historias más conocidas de todos los tiempos que ha sido adaptada en numerosas ocasiones en el cine de terror, y es que la Leyenda del Hombre Lobo que te resumimos hoy en Frases.Top la encontraremos hoy aquí en 3 versiones diferentes para que puedas compartirla y conocer bien el origne de Licaon y todos sus personajes.

RESUMEN DE CONTENIDOS (Puedes hacer clic en las imágenes para bajar directamente hasta la sección que elijas)

La Leyenda del Hombre Lobo Resumida
Segunda Versión de la Leyenda de Licaon
Tercera Versión de la leyenda de Licaón
Personajes del Mito del Hombre Lobo
Origen de la Historia del Hombre Lobo
Video de la Leyenda del Hombre Lobo

La Leyenda del Hombre Lobo Resumida

La leyenda del hombre lobo varía según el país, casi cada lugar en el mundo tiene su propia historia y en su mayoría han inspirado películas y libros, pero todo tiene un origen, una leyenda principal, el mito de Licaón o Lycaon.

De este mito surge la palabra licántropo, que deriva del griego Likos, que significa lobo, y Anthropos que significa hombre.

Cuenta la historia que Licaón era hijo de Pelasgo, el primer hombre que vivió en Arcadia y responsable de fundar y poblar esta ciudad. Enseñó a las personas a vivir como seres civilizados, a vestirse, cocinar los alimentos y construir sus hogares.

Cuando murió su padre, Licaón heredó la responsabilidad sobre los seres humanos y pese a ser tan inteligente y sabio como su padre, estableció los sacrificios humanos y el canibalismo como costumbres en esta incipiente sociedad.

Con el paso del tiempo Licaón fundó la ciudad de Licosura, la que sería la ciudad más antigua de Grecia. El lugar estaba ubicado en una montaña. Para honrar a Zeus, Licaón construyó en la cima un hermoso templo en su nombre.

En dicho templo inició la práctica de los sacrificios humanos a Zeus. Por supuesto, Licaón no sacrificaba a los pobladores de la ciudad, sino a los viajeros que pasaban por allí, violentando así una regla no escrita sobre la hospitalidad.

El rumor llegó a Zeus, quien quiso saber de primera mano qué era lo que ocurría en Licosura. Para ello, se disfrazó de humano y se acercó al lugar. Los arcadios eran tan sabios como su gobernante y se dieron cuenta que no se trataba de un viajero común, sino un dios, pues reflejaba la luz. Así se lo advirtieron a su gobernante, pero este no los escuchó y decidió comprobarlo por sí mismo.

Con este fin, Licaón invitó a Zeus a un banquete y le sirvió carne humana. Zeus lo notó y entró en cólera. El dios destruyó el pueblo y el palacio con sus rayos. Como el nombre de su anfitrión significaba “lobo” Zeus decidió aplicar un castigo ejemplar. Convirtió a Licaón en un lobo feroz, sin embargo, le ofreció una gracia especial, cada diez años y si como lobo no había consumido carne humana, volvería a ser humano.

Cuando regresaba a su naturaleza humana, Licaón volvía al canibalismo y a los sacrificios humanos. Si esto ocurría, se convertía de nuevo en lobo.

Licaón nunca perdió la fe ni se rindió. Cada noche de luna llena acudía al claro del bosque o salía a los caminos a aullar y pedir perdón a Zeus. Lamentablemente, siempre devoraba a cualquier persona que pasara cerca de él.

Leyenda del hombre lobo con resumen

Segunda Versión de la Leyenda de Licaón

Licaón era un rey culto y virtuoso; también era muy fértil, pues tenía cincuenta hijos. Licaón era amado por su pueblo, pues les había ayudado a formar una civilización y a abandonar la vida nómada y salvaje.

Licaón fundó Licosura y en ella erigió un altar a Zeus. El gran problema era que en este altar realizaban sacrificios humanos para agradar al dios. Esto rompía la ley no escrita sobre la hospitalidad con los viajeros y las buenas relaciones entre las personas.

Zeus, quien a veces vagaba por la tierra disfrazado de hombre, pasó por el pueblo y decidió hospedarse en él, sin saber que como visitante corría el riesgo de ser sacrificado en el altar.

Por suerte Licaón descubrió que el viajero era un dios y en lugar de sacrificarlo, decidió invitarlo a cenar. Se dice que sacrificó a uno de sus cincuenta hijos y mezcló su carne con una muy pequeña cantidad de carne animal.

Al comer, Zeus se dio cuenta del engaño y convirtió a Licaón y al resto de sus hijos en hombres lobos, pues también eran unos caníbales.

Sin embargo, los habitantes del pueblo no aprendieron del castigo impuesto a su gobernante y continuaron sacrificando seres humanos a Zeus en su altar.

Como era costumbre, los presentes en el sacrificio debían de comer la carne ofrecida al dios, la cual una mezcla de carne humana y animal, Zeus intervino con su poder y dictaminó que si uno de los asistentes probaba bocado de este impío banquete y este contenía carne animal, se convertiría en lobo.

Esta transformación no era definitiva, si el afectado no comía carne humana durante nueve años, volvería a ser humano, pero si lo hacía, estaría condenado a vagar como un lobo por el resto de su vida.

Segunda Versión del Mito de Licaón

Tercera Versión de la leyenda de Licaón

Licaón era un rey malvado y un terrible anfitrión. Tenía cincuenta hijos, una de ellos era una hermosa doncella llamada Calisto. La joven había hecho el juramento a la diosa cazadora Artemisa de mantenerse virgen hasta su muerte, tal y como lo había hecho la propia diosa.

Por supuesto, las mujeres bellas atraían a Zeus y este pronto se fijó en la joven y empezó a cortejarla hasta que la joven no pudo resistirse y cayó rendida ante los encantos de Zeus (otras versiones cuentan que el dios simplemente forzó a la joven)

Esta situación enfureció a Hera, esposa de Zeus, quien presa de los celos buscó a la joven para vengarse de ella.

La pobre joven debía huir de la ira de dos diosas, Artemisa y Hera. Por alguna razón, los tres dioses tuvieron la misma idea. Zeus quiso ayudarla y para esconderla la convirtió en una osa. Artemisa lanzó una maldición sobre la joven para castigarla por incumplir su palabra y también la convirtió en una osa. Hera, arrojó otra maldición sobre la joven para convertirla en algo terrible que asustara a los hombres y también la convirtió en una osa.

Con estas tres maldiciones sobre su espalda, la joven buscó ayuda de su padre, pero este la ignoró, dejándola desprotegida y a merced de los peligros del monte.

Zeus amaba a Calisto, por lo que para ayudarla y brindarle un último regalo de amor la subió a los cielos y la convirtió en la Osa Mayor. Por supuesto, antes de esto, la pobre osa tuvo que enfrentar una cesárea, pues estaba embarazada del hijo de Zeus.

El dios llamó al niño Arcas y lo dejó al cuidado de su abuelo Licaón.

Luego de unos años, Zeus empezó a desconfiar y visitó la tierra. Llegó como peregrino a la ciudad de Licaón y visitó la posada. Había escuchado rumores de que solo la mitad de los viajeros que entraban en ella volvían a salir y que se debía a que eran sacrificados y pasaban a formar parte del menú.

Licaón se enteró de la visita de Zeus y para vengarse, ordenó que prepararan al pobre Arcas como cena para el dios. Al probar el primer bocado Zeus se dio cuenta del terrible crimen que había cometido Licaón y decidió castigarlo.

Convirtió a Licaón y a sus 49 hijos en hombres lobo y usó su poder para devolverle la vida a Arcas. Luego, buscó un buen padre para el niño, un humilde pastor que lo crio hasta que tuvo la edad suficiente para ascender al trono y gobernar.

Arcas gobernó con sabiduría y enseñó a los seres humanos a elaborar pan y a dejar las costumbres caníbales detrás.

Tercera Versión del Mito de Licaón

Personajes del Mito del Hombre Lobo

Según la versión del mito del hombre lobo que leamos, nos encontraremos con diferentes personajes:

  • Licaón: suele ser presentado como un rey sabio y justo con su pueblo y cuya única falta es el canibalismo y su afición a los sacrificios humanos. En otras versiones se le presenta como un rey despiadado y malvado que hacía uso de una posada para sacrificar a los viajeros y ofrecer su carne a Zeus y a sus súbditos. Cuenta una leyenda que Licaón encontró su final a manos de los descendientes de Anteo.
  • Zeus: es el dios principal de la mitología griega, siempre atento a lo que pasa en el mundo de los humanos, decide investigar los sacrificios que hacían en su honor en Licosura, solo para terminar horrorizado ante el canibalismo del que sin querer es partícipe. En otras versiones, Zeus se enamora de la hija de Licaón y concibe con ella un hijo, niño que Licaón le sirve en un banquete como venganza ante el terrible destino de su hija.
  • Los hijos de Licaón: la mayoría de las versiones coinciden en que son 50 hijos, pero que solo 49 terminan convertidos en hombres lobos debido a la maldición de Zeus y esto se debe a que Licaón sirve a uno como alimento o según la versión, su hija es convertida en oso como castigo, quedando solo 49 para sufrir el castigo de los cielos.
  • Arcas: hijo de Zeus y la hija de Licaón. Es sacrificado y dado en alimento a su propio padre, pero este le devuelve la vida gracias a sus poderes y lo entrega a una familia humilde para que lo cuiden hasta que tenga la edad para tomar el trono. Cuenta la leyenda que fue un rey muy justo que llevó a los primeros humanos a la evolución y el desarrollo, alejándolos de las prácticas antropófagas.
  • Calisto: era la hija de Licaón, una doncella de singular belleza que había prometido a la diosa Artemisa permanecer virgen durante toda su vida. Era tal su belleza que Zeus se enamoró de ella y la llevó a romper sus votos de castidad, ganando así el castigo de Artemisa y de Hera: ser convertida en una osa. Zeus se compadeció de ella y para librarla de tan terrible existencia, la subió a los cielos y la convirtió en una constelación: la Osa Mayor.

Todos los personajes del mito del Hombre Lobo

Origen de la Historia del Hombre Lobo

Existen muchas leyendas en diferentes países europeos y latinos sobre los hombres lobo y su origen, sin embargo, la historia primigenia es la leyenda griega sobre Licaón y sus terribles prácticas.

Los griegos contaban con muchas historias de hombres lobo, como que quienes participaban en los banquetes de Licaón terminaban convertidos en lobos, quienes se bañaban en aguas de un lago en Arcadia sufrían un destino similar y que incluso, los habitantes de la tribu de los Neuri se transformaban una vez al año en estas grandes bestias.

Estas historias se extendieron por Europa y alcanzaron un punto álgido en la Edad Media, donde las historias de hombres lobo eran comunes y generaban tal miedo en las personas que estas no salían de noche a los bosques.

En algunos países se les dio una connotación religiosa a los hombres lobos. Por ejemplo, en Armenia se dice que las mujeres que cometían pecados mortales estaban condenadas a convertirse en lobos durante siete años. Su conversión llevaba la desgracia a la familia, pues una mujer lobo devora a sus hijos y a todos sus parientes para luego devorar a todos los niños del pueblo.

Era tal el temor a los hombres lobo que en Francia se llegaron a realizar juicios en contra de algunos hombres acusados de serlo, como los juicios contra la familia de Gandillon en el Jura, el sastre de Chalons y de Roulet, Gilles Garnier en Dole y otros.

Según la religión cristiana, los hombres lobos no siempre eran considerados herejes, sino que eran víctimas de algún hechizo o maldición y que podían ser tan viciosos como para atacar monjes o tan benevolentes como para defender un monasterio y a los más fervorosos creyentes y defensores de la fe.
El hombre lobo
La gran oleada de avistamientos de hombres lobo entre los siglos XVIII y XIX puede deberse a causas naturales. Los investigadores aseguran que, en aquella época, crecía un hongo denominado “cornezuelo” en los cultivos de centeno que se encontraban demasiado húmedos.

Cuando un invierno era especialmente frío, este hongo crecía sin control y podía envenenar a un pueblo completo, provocando histeria colectiva, alucinaciones, convulsiones, paranoia y más. El envenenamiento y las historias sobre hombres lobo llevaba a las personas a creer que eran hombres lobo o que habían visto a uno en los alrededores.

Por supuesto, esta explicación sobre el origen de la historia de los hombres lobos no aplica a todos los lugares donde existen estas historias. Esto llevó a los investigadores a sumar otras razones detrás de la leyenda tales como: la rabia, la hipertricosis, la porfiria y la licantropía clínica.

Todas estas razones, tanto sociales, culturales como científicas llevaron al desarrollo del mito de los hombres lobo en Europa y con el tiempo fue vinculado a la magia negra.

Fue así como se desarrollaron mitos que establecían que un hombre podía convertirse en hombre lobo si consumía plantas asociadas a los lobos y a la magia negra, si dormía desnudo a la luz de la luna llena, si consumía el agua que ya había bebido un hombre lobo, si vestía su ropa, si era el séptimo hijo varón y no estaba bautizado, si era mordido por un hombre lobo, si tenía relaciones sexuales con uno o bien, si vestía su ropa.

Vídeo de la Leyenda del Hombre Lobo

Y hasta aquí llegamos con estas la leyenda del Hombre Lobo o Licaón de Frases.Top. No olvides que puedes ver la sección completa con todos los cuentos de terror cortos, así como la lista de leyendas de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.