Narciso

Vamos a seguir avanzando en Frases.Top en el maravilloso mundo de mitos y leyendas de la antiguedad, y en el día de hoy nos vamos a embarcar con varios resúmenes que hemos escrito para vosotros del mito de Narciso y Eco en sus versiones griegas, romanas y de pausanias para que conozcas bien las variaciones entre cada una, y como siempre, con una pequeña explicación del significado de esta obra.

El Mito de Narciso y Eco en la Versión Romana

Esta es la historia que se considera verdadera y, por ende, es la versión más popular. Este mito llegó a nosotros gracias a Ovidio, un poeta romano que adaptaba las historias griegas a los dioses y mitos romanos:

Érase una vez una ninfa llamada Eco. La hermosa criatura era una oréade, es decir, una ninfa de las montañas y criada por las musas. Eco era reconocida por su voz, capaz de alcanzar los tonos más hermosos del mundo. La joven ninfa llamaba la atención de todos los hombres gracias a este don y eso despertó los celos de Hera, esposa de Zeus, pues temía que este acudiera a la tierra a cortejarla.

Para evitar que su infiel esposo acudiera a los brazos de la ninfa, Hera utilizó sus poderes para hacer que Eco solo pudiera decir las últimas palabras que escuchara de la persona con la que hablara. Esto provocó que Eco corriera a esconderse en los montes y se convirtiera en una ninfa muy tímida e insegura.

Por su parte, Narciso era hijo de la ninfa acuática Liriope y del dios boecio del río Cefiso. En el momento de su nacimiento, el vidente Tiresias arrojó una predicción muy curiosa:

—El joven vivirá muchísimos años, siempre que no vea su reflejo.

A los 16 años Narciso era ya un joven muy apuesto y despertaba admiración y amor en hombres y mujeres. Pronto se acostumbró a ser alabado por su belleza y su arrogancia creció al punto que empezó a ignorar la belleza y encantos de los demás.

Un día, Narciso cazaba ciervos en el monte y fue visto por Eco, quien como todos los demás, se enamoró perdidamente de él, pero no se atrevió a hablarle.

El joven Narciso se sentía observado, así que habló en dirección a la zona en la que se encontraba la persona extraña. Eco respondió y fue así como intercambiaron algunas palabras, aunque Eco siempre decía las últimas palabras que expresaba Narciso.

La conversación fluyó, pues Narciso tenía una característica oculta, no podía parar de hablar si Zeus estaba compartiendo el lecho con alguna ninfa.

Emocionada por el aparente interés del joven, Eco abandonó su escondite e intentó abrazarlo, pero él la rechazó, como siempre había rechazado a todas las personas que habían tratado de amarlo a lo largo de su vida. Ante el rechazo, Eco huyó desconsolada hacia lo profundo del monte. Tal fue su dolor que su cuerpo y sus huesos se convirtieron en piedra junto a una laguna, solo su voz logró sobrevivir.

Este terrible acto de crueldad llamó la atención de algunos dioses, pero la única que se atrevió a hacer algo fue Némesis. Ella conocía la profecía de Tiresias, y decidió utilizarla para vengarse de la arrogancia de Narciso.

Con ayuda de sus poderes, Némesis engañó a Narciso y lo llevó hasta la laguna donde descansaba Eco convertida en piedra, allí el joven vio su rostro reflejado en el agua. Esto provocó que Narciso se enamorara de la belleza de sí mismo y no pudo dejar de mirarse.

Cuando trató de inclinarse para abrazar su reflejo, este se esfumó en el agua. Narciso entró en desesperación, por primera vez en su vida, el joven era rechazado, no podía tomar para si su reflejo. Sus lamentos y gritos eran tales que incluso la petrificada Eco sentía pena al repetirlos.

Un día, desesperado, Narciso se lanzó al agua para suicidarse.

De su cuerpo nació una hermosa flor a la que hoy en día llamamos Narciso. Mientras, en el inframundo el espíritu del joven continuó enamorado de sí mismo en el otro mundo y terminó condenado a pasar toda la eternidad contemplando su reflejo en la laguna Estigia.

el Mito de Narciso y Eco en la versión Romána

Mito de Narciso en la Versión Griega de Beocia

Existe una versión griega de esta historia mucho más antigua que la versión romana, pero no por ello menos interesante:

Narciso era un joven habitante de la ciudad de Tespias, cerca de helicón. Era hermoso, pero despreciaba el amor y rechazaba a todos sus pretendientes.

Un día, un joven heleno llamado Aminias vio al muchacho y se enamoró perdidamente de él. Narciso lo rechazó, pero Aminias continuó buscando el amor del joven. Cansado ante la insistencia del heleno, Narciso decidió rechazarlo de nuevo y esta vez lo haría con crueldad.

Cuando Narciso se encontró con Aminias, le entregó como presente una espada.

—Yo no te quiero. Por una vez, actúa como un hombre y usa esta espada para bien —dijo antes de marcharse.

Aminias, herido en su orgullo y hombría y con el corazón roto, tomó la espada y se dirigió a la casa de Narciso, allí, usó la espada para suicidarse y antes de morir, pidió la maldición de los dioses para Narciso.

—Némesis, por favor, haz que Narciso conozca el dolor del amor no correspondido.

Némesis escuchó la petición del joven y decidió castigar a Narciso. Mediante engaños lo llevó hasta una fuente y allí el joven se enamoró de su reflejo, y llevado por la pasión de su amor, se suicidó con una espada. En el lugar de la muerte del joven y donde la hierba quedó impregnada de su sangre nació una flor que todos llamamos Narciso hasta el día de hoy.

Mito de Narciso en la versión Griega de Beocia

Mito de Narciso en la Versión de Pausanias

Esta versión de la historia es mucho más bonita y realista de lo que pudo haber ocurrido:

Narciso tenía una hermana gemela que era muy parecida a él. Un día, la desgracia tocó a la familia y la muchacha murió. Narciso la quería mucho y sufrió en gran medida esta pérdida.

Debido a que no soportaba estar sin su hermana, el joven tomó la costumbre de mirarse en las fuentes para contrarrestar su dolor. Cuando observaba su reflejo en el agua, creía ver a su hermana y esto consolaba su corazón.

Narciso terminó por enamorarse de su reflejo y al no poder besarlo o abrazarlo decidió acabar con su vida.

En este punto encontramos dos finales. En uno el joven se lanza a lo profundo del pozo donde observaba su reflejo y muere, en el otro, se suicida con una espada. Ambos finales tienen como consecuencia que, en el lugar de su muerte, surge una flor, el Narciso.

Mito de Narciso en la versión de Pausanias

Significado y Explicación de la Historia de Narciso

La historia de Narciso tiene como objetivo dejar una enseñanza moral sobre el orgullo, la insensibilidad y la vanidad. Se cree que era una historia dirigida a enseñar a los jóvenes adolescentes griegos la importancia de la humildad y a manejar con delicadeza y buen ánimo los rechazos amorosos.
Narciso
También podemos decir que la leyenda de Narciso tiene como objetivo no solo enseñar a los jóvenes la importancia de la virtud sobre el orgullo o la belleza, sino dar explicación al origen de la hermosa flor conocida como Narciso.

Vídeo Resumen del Mito de Narciso

Solo espero que nuestras leyendas de Narciso en sus diferentes versiones te hayan gustado, y de ser así que compartas a Frases.Top para que otras muchas personas puedan conocernos. También te invitamos a continuar viento todos nuestros mitos resumidos, así como la sección principal de cuentos cortos con todas las historias que puedas imaginar. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.