Orfeo y Eurídice

Actualizado el 25/02/2021

Continuamos adentrandonos aún más en el mundo de la mitología y griega y hoy es el turno de resumirte el famoso mito de Orfeo y Eurídice, contándote la historia original como solo en Frases.Top sabemos hacerlo, así como ofreciéndote una detallada explicación de su significado.

Resumen del Mito de Orfeo y Eurídice

El mito de Orfeo y Eurídice nos narra la que es considerada como una de las historias de amor más antiguas del mundo.

Se dice que Orfeo era un joven muy apuesto, pero esta no era su única cualidad. Era reconocido porque podía tocar con su lira las melodías más hermosas, eran tan maravillosas que ningún ser humano había escuchado alguna vez nada igual.

Como no podía ser de otra manera, Orfeo era un héroe, hijo del dios Apolo, dios de la música y las artes, y de Calíope, musa de la elocuencia y la poesía épica. De ellos heredó su don para la música y la poesía.

Si su padre era el mejor músico del Olimpo, Orfeo era el mejor músico entre los hombres. Tenía el poder de calmar a las fieras y monstruos con la música de su lira.

Su talento fue fundamental para que, en las aventuras de los argonautas, sus compañeros pudieran salir con vida de varias situaciones peligrosas. Se cuenta que pudo superar el hechizo del canto de las sirenas con su música para que sus compañeros llevaran el barco a aguas seguras y que pudo dormir a la serpiente que jamás dormía.

Después de tantas aventuras, Orfeo se estableció en Tracia, donde conoció a una hermosa dríade o ninfa del bosque llamada Eurídice. Su amor floreció y pronto se casaron.

Aunque ambos tenían una vida de nobles y vivían en la corte, Eurídice no renunció a su familia y con frecuencia visitaba al bosque y a sus amigas ninfas.

En uno de sus viajes al bosque, Eurídice se encontró con un cazador que perseguía a un ciervo. Al encontrarse con la dríade, el cazador le exigió que le indicara el camino por el cual había huido el animalito, pero la dríade se negó.

El cazador enfureció y reveló su verdadera identidad. Era Aristeo, dios de los cazadores. Cegado por su poder y llevado por la belleza de la joven, le pidió un beso para sentirme menos agraviado.

Eurídice se negó y huyó, Aristeo la persiguió. Durante la persecución, Eurídice cayó víctima de la mordedura de una serpiente.

En el palacio, Orfeo se preocupaba ante la tardanza de su esposa, por lo que envió a unos soldados a buscarla. Lamentablemente, era demasiado tarde. Los soldados regresaron con el cadáver de la ninfa.

Orfeo huyó a las orillas del río Estrimón, donde lamentó con gran amargura la pérdida de su gran amor. En ese lugar tocó las canciones más tristes del mundo, las cuales acompañó con un canto tan lastimero que todas las ninfas del lugar y los dioses lloraron.

Debido a esto, los dioses le aconsejaron que descendiera al inframundo en busca de su amor. Orfeo aceptó la muerte de su esposa y decidió seguir el consejo de los dioses.

Fue así como Orfeo se hizo al mar, bordeó el mar Jonio y llegó al río Estigia. Allí enfrentó a Caronte y su barca, encargados de llevar a los muertos a la otra orilla del río, donde se encontraba el inframundo.

Orfeo solo llevaba consigo su lira, así que decidió tocar para Caronte. Este, conmovido por el hecho, aceptó llevar a Orfeo en la barca sin costo alguno. Así, Orfeo llegó al inframundo, donde se encontró con Can Cerbero, el perro de tres cabezas de Hades. Sin inmutarse, Orfeo tocó su lira, apaciguando al gran y feroz animal.

Por fin, el héroe llegó hasta la reina del inframundo, Perséfone, quien, conmovida por la historia y la música de Orfeo, le permitió rescatar a Eurídice y regresarla al mundo de los vivos, pero con una condición. Durante todo el camino de regreso, Orfeo no puede girar y mirar a su esposa. Solo puede hacerlo cuando ambos alcancen la luz del día. Si Orfeo no cumple esta condición, Eurídice regresará para siempre al inframundo.

Orfeo aceptó y se reunió con Eurídice. Juntos emprendieron el camino de regreso al mundo de los vivos a través del río Estigia y un estrecho pasadizo que los llevaría de regreso a la tierra.

Orfeo y Eurídice

Descubre el Mito de Orfeo y Euridice resumido Explicación y significado de la historia de Orfeo y Euridice – Frases.Top

A través de este camino, Orfeo sintió la tentación de girarse para comprobar si Eurídice le seguía o si de verdad era ella quien le seguía y no algún demonio del inframundo. A pesar de sus dudas, consiguió resistir y por fin pudo encontrar la luz del sol.

En ese momento, se giró para mirar a su esposa. Lamentablemente, a ella aún le faltaba un paso para salir del inframundo, por lo que se desvaneció ante los desesperados ojos de Orfeo.

Desolado y sin el amor de su vida. Orfeo regresó a la tierra. Nada le hacía sonreír, su canto y su música se hicieron tristes y desgarradoras para siempre y su música. Orfeo pasó a vivir en los montes de Ródope y Hemo, esperando la muerte para volver a ver a su amada.

Luego de errar durante tres años por toda Tracia, de fundar su propia religión y de negarse a tener contacto con cualquier mujer o ninfa, Orfeo perdió la vida de manera cruel y violenta.

Se dice que Las Bacantes se habían enamorado del poeta y trataron de seducirlo. Él se negó a ellas debido al recuerdo de Eurídice y huyó al interior del bosque. Las Bacantes lo persiguieron y lo atraparon. Furiosas ante su rechazo, despedazaron su ropa y rasgaron su carne hasta separar su cabeza de su cuerpo.

Resumen del Mito de Orfeo y Eurídice

La cabeza de Orfeo cayó al río y navegó por sus aguas dejando escuchar su voz. Donde esta detuvo su viaje, se erigió un santuario en nombre de este héroe.

Por fin el alma de Orfeo pudo dirigirse al inframundo, donde encontró a Eurídice. Juntos, vagaron por las praderas y bosques de este reino, cantando a su amor.

Algunas versiones de este mito presentan variaciones. Unos cuentan que Eurídice fue mordida por la serpiente durante un paseo con Orfeo y otras narran que Orfeo no murió en manos de las Bacantes, sino que se suicidó para reunirse por fin con su amada.

Significado y Explicación del Mito de Orfeo y Eurídice

Este hermoso y trágico mito se basa en las emociones más poderosas del ser humano, el amor y la impotencia de no poder evitar la muerte de la persona que más amamos. Estos sentimientos siguen tan vigentes como en la antigüedad y conmueven nuestros corazones profundamente.

Todos podemos entender el crudo sentimiento de impotencia y desamor que transmite este mito y ese es su significado, reconectarnos con nuestras emociones más poderosas.

Este mito es una tragedia, porque, aunque el héroe lucha, no puede cambiar su destino y el final es triste y fatal para él.

Una importante lección que nos deja este mito es aprender a controlar nuestra curiosidad y las tentaciones. Orfeo no pudo controlar la tentación que experimentaba ni la curiosidad que sentía por comprobar si de verdad le seguía su esposa y por esa razón, giró demasiado antes.
Significado de y explicación de Orfeo y Eurídice
Esta moraleja expresa que debemos de vivir libremente con vistas al futuro y nunca hacia el pasado. Debemos de avanzar hacia adelante, sin mirar al pasado, o nunca alcanzaremos nuestros objetivos.

Según Platón, a Orfeo nunca le siguió Eurídice, sino un espectro como castigo por su cobardía. Platón era de la opinión de que Orfeo debió morir por amor, pero era demasiado cobarde para hacerlo.

Y hasta aquí llegamos con este mito griego de Orfeo y Euridice que te hemos resumido en Frases.Top! No olvides en compartir y seguirnos, así como echarle un vistazo a todos los mitos resumidos, como ver la lista completa de cuentos cortos para niños infantiles. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.