Perséfone

Actualizado el 17/12/2020

Hoy vamos a traerte otra de esas historias mundialmente conocidas de la mitología griega que trata sobre la hija de Zeus y de Deméter, y es que el siguiente  mito de Perséfone que te resumimos en Frases.Top en varias versiones te van a venir para conocer esta leyenda en profundidad, ya sea para enriquecer tu cultura o bien para leerla como pasatiempo.

Resumen del Mito de Perséfone

Perséfone era la hija de Zeus y Deméter, esta última era hija de Cronos y Rea, hermana de Zeus y a su vez, diosa de la agricultura, la fertilidad y el trigo.

La joven Perséfone vivía con su madre en la Tierra y pasaba el tiempo recogiendo flores y en compañía de la naturaleza.

Mientras tanto, Hades, hermano de Zeus y dios del Inframundo, se sentía solo y devastado. Quería una reina con la cual compartir sus tierras, pero nadie deseaba gobernar un lugar tan oscuro y triste. Por esa razón, empezó a buscar una candidata en la Tierra. Un día, cruzó su camino con Perséfone y se enamoró perdidamente de ella.

Un día la joven estaba recogiendo flores con sus amigas las ninfas y las oceánidas, hermanas de Zeus, Atenea y Artemisa. Entonces, en el momento en el que se inclinó para recoger un lirio, la tierra tembló terriblemente y una gran grieta se abrió a los pies de la joven, de ella surgió el carro de Hades, el dios del Inframundo aterrorizó a las ninfas, quienes huyeron despavoridas, y raptó a Perséfone, llevándola con él hacia el Inframundo.

Antes de ser raptada, Perséfone alcanzó a gritar. Al escucharla, Deméter abandonó sus tareas de agricultura, lo que tuvo como consecuencia que las cosechas se paralizaran. Desesperada Deméter empezó a buscar a su hija por todo el mundo, ignorando las cosechas y provocando hambre entre los hombres y los dioses.

Era tal la desesperación de la diosa que Helios intervino y le contó lo que había visto, pues él había sido el único testigo del rapto.

Furiosa, Deméter subió al Olimpo y le exigió a Zeus que interviniera. Zeus aceptó y le pidió a Hades que liberara a Perséfone. Sin embargo, nada podía obligar a Hades a devolver a Perséfone y por ello se negó a dejarla ir.

Indignada por la negativa, Deméter abandonó el Olimpo y sus deberes con la agricultura, la fertilidad y las cosechas. Se disfrazó de mortal y se escondió en el mundo. Este fue el inicio de un periodo de terrible escasez para la humanidad. Ninguna planta crecía, el trigo y otros granos no germinaban y el hambre casi llegó a extinguir a los seres humanos y los rebaños.

Viendo las terribles consecuencias que esto tenía, los dioses intervinieron de nuevo. Zeus habló con Hades y le demostró que su negativa había tenido graves consecuencias para los seres humanos.

Hades aceptó, pero con la condición de que Perséfone no probara bocado en sus tierras, de lo contrario tendría prohibida la salida. Los dioses preguntaron a Perséfone si había consumido algo durante su estancia en el Inframundo y la joven admitió haber probado algunos granos de granada. No podía abandonar el Inframundo.

A pesar de que esta era una ley irrevocable, los dioses llegaron a un acuerdo con Hades. Como Perséfone solo había consumido tres semillas de granada, permanecería tres meses con Hades en el Inframundo y el resto del año estaría libre en la Tierra.

Con su hija libre, Deméter regresó a sus tareas en el campo y el mundo volvió a ser un lugar fértil y lleno de vida.

Resumen del Mito de Perséfone

Segunda Versión del Mito de Perséfone

Deméter era la hija de Cronos y Rea, dioses del tiempo y del trabajo humano, respectivamente, esto la hizo heredar la responsabilidad de cuidar de la agricultura. Gracias a ella las semillas germinaban, los árboles frutales brindaban alimento y los cereales maduraban. Deméter aseguraba buenas cosechas a los seres humanos.

A pesar de esto, Deméter no tenía una posición en el Olimpo, ella prefería vivir alejada de los demás dioses, cultivando plantas y sembrando semillas. Deméter era muy hermosa, por lo que fue cortejada por Zeus, con quien tuvo una hija que llamaron Perséfone, también conocida como Proserpina por los romanos.

Los dioses Hermes, Hefesto, Apolo y Ares también deseaban cortejar a Deméter, pero ella rechazó sus favores, tomó a su hija y se alejó del Olimpo.

Perséfone creció en la Tierra hasta convertirse en una joven hermosa que gustaba de pasar el tiempo recogiendo flores y jugando en el bosque cercano a la fuente de Pergo.

Hades se sentía solo en el Inframundo y decidió buscar una reina con la cual compartir el control del Inframundo. Por esa razón, Hades subió al mundo y empezó a buscar una futura reina, fue así como se topó con la joven y se enamoró de ella.

Un día, Hades montó en su carro tirado por caballos negros y acudió al encuentro de Perséfone, las ninfas huyeron y dejaron sola a Perséfone, quien fue raptada por Hades. En el Inframundo la joven se vio obligada a casarse con él.

Deméter entró en cólera y desesperación al descubrir lo sucedido, pues solo había quedado atrás el cinturón de su hija. La diosa maldijo a las ninfas y las castigó, convirtiéndolas en sirenas, luego maldijo la Tierra. El cielo perdió su color azul y tomó el color del plomo. Los arboles perdieron las hojas, todas las flores desaparecieron, las cosechas se secaron y los lagos y ríos se congelaron.

La diosa buscó ayuda en el Olimpo, pero Zeus la rechazó, pues conocía los planes de su hermano y no deseaba actuar contra él. Fue entonces cuando Apolo decidió ayudar a Deméter, le contó que su hija estaba en el Inframundo, pero que estaba sana y salva. Esto tranquilizó a Deméter, pero no la hizo levantar la maldición.

Con el tiempo el hambre empezó a asolar a la humanidad al punto de llevarla a la extinción. Fue entonces cuando Zeus intervino y habló con su hermano para que liberara a Perséfone. Ambos dioses llegaron a un acuerdo, Perséfone sería libre de visitar a su madre durante seis meses, así las cosechas y la vida regresarían a la Tierra.

Segunda Versión del Mito de Perséfone

Otras Versiones

En algunas versiones de este mito aseguran que el rapto se llevó a cabo con ayuda de Zeus y que este se negó a ayudar a Deméter hasta que la presión de la hambruna entre los seres humanos y los dioses fue tan grave que se vio obligado a actuar.

Lamentablemente, Perséfone había probado unas semillas de granada, quizás tentada o engañada por Hades, por lo que no podía abandonar el Inframundo. No debemos de olvidar que existe una norma que asegura que, si comes algo del Tártaro estarás atado a este lugar para siempre.

En otras versiones, Zeus envía a Hermes a rescatar a Perséfone y le explicó que para tener éxito debía evitar que probar bocado durante todo el viaje. Lamentablemente, Hades logró engañar a Perséfone y esta consumió seis semillas de granada. Debido a esto, debía regresar al Inframundo durante seis meses al año.

En otra versión de este mito, Perséfone ya amaba a Hades, era un gran esposo y ella disfrutaba de ser la reina del Inframundo, por lo que consumió de buena gana las semillas de granada que Hades le ofreció.

El final de todas estas variantes del mito de Perséfone siempre es el mismo. La primavera y la fertilidad regresaban a la Tierra cuando Perséfone y Deméter volvían a estar juntas, pero cuando se separaban, empezaba el invierno.

Por supuesto, durante su vida en el Inframundo, Perséfone se convirtió en una digna soberana del Inframundo, llegando a ser casi tan cruel como su esposo.

Otras Versiónes

Significado y Explicación del Mito de Perséfone

Perséfone, también conocida como Kore, es la esposa de Hades y reina del Mundo de los muertos. Sin embargo, como su madre no deseaba perderla de su vida, fue necesario que compartiera su atención entre Hades y Deméter.

La leyenda de Perséfone fue utilizada por los antiguos griegos para explicar las estaciones. El invierno está representado por el período infértil en el cual Perséfone vive con Hades, la tristeza de madre de Deméter se ve reflejada con las bajas temperaturas y la infertilidad de esta época. Mientras que la primavera, representa el momento en el cual Deméter y Perséfone se reúnen, pues la alegría de la diosa se presenta con el florecer y el renacimiento de todas las plantas.

Esta historia también representa de una manera curiosa, el origen de uno de los matrimonios más felices y estables del Panteón griego. Ambos dioses fueron felices juntos y no fueron infieles entre sí, salvo por el caso de Leuce y Mente por parte de Hades y Adonis por parte de Perséfone, un cambio agradable si los comparamos con Hera y Zeus.

A pesar del rapto, Perséfone no fue capturada contra su voluntad y llegó a amar a Hades y este a su vez, compartió en igualdad de condiciones su trono con ella. Un cambio interesante ante el papel de consortes que tenían otras diosas casadas con dioses del Olimpo.

Durante su tiempo en el Inframundo Perséfone construyó toda imagen. Los griegos tenían tal miedo de ella que no mencionaban su nombre en voz alta y la llamaban «La Doncella»

Este mito también representa un ritual matrimonial de los griegos antiguos, quienes veían el matrimonio como el rapto que ejecutaba el novio sobre la novia, pues literalmente la alejaba de su familia para empezar una vida juntos.
Significado y Explicación del Mito de Perséfone

Vídeo de la Historia de Perséfone

Si te han gustado nuestros resúmenes de las distintas versiones del mito de Perséfone, no dudes en compartir y darle a me gusta, así como seguirnos a través de las redes. Tampoco te olvides que puedes ver todas las leyendas y mitos en la sección principal, así como echarle un ojo a la sección de cuentos infantiles. ¡Hasta pronto!

NO OLVIDES QUE NOS APOYAS AL COMPARTIR 😉

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.