Relatos Cortos

Actualizado el 06 de febrero 2020

Hoy vamos a dar un listado con unas rápidas historias que te van a sorprender, porque no hay nada mejor que esos cuentos rápidos con una moraleja, que además de entretener les de una buena enseñanza a los niños, y por ello, aquí tienes una lista de relatos cortos y breves que te dejamos en Frases.Top para puedas leer a los más pequeños. ¡Vamos a leerlos!

Los Mejores Relatos Cortos

En Frases.Top estamos orgullosos de llevar hasta ti los mejores relatos cortos para pasar un rato agradable y disfrutar con historias y sabios consejos que pueden llegar a ser necesarios en tu vida diaria. Lo mejor de los relatos cortos es que no necesitan demasiado tiempo para ser leídos, por lo que puedes leerlos en un descanso en el trabajo o en el tiempo que pasas en el metro o el autobús, existen muchos momentos que puedes aprovechar para leer y disfrutar de estas interesantes moralejas:

1 El Problema

Había una vez un monasterio zen donde un gran maestro y un guardián compartían la responsabilidad de administrarlo y protegerlo.

Un aciago día el guardián murió y era necesario sustituirlo. Como este era un puesto de gran honor que requería mucha sabiduría, el gran maestro reunió a sus alumnos y decidió someterlos a una prueba.

—Voy a presentarles un problema —dijo—. Aquel que pueda resolverlo primero será el nuevo guardián del monasterio.

Dicho esto, trajo un banco a la sala, sobre este colocó un hermoso florero de porcelana finamente decorada, en su interior crecía una hermosa rosa roja.

—Este es el problema —señaló el florero y guardó silencio.

Los alumnos contemplaron sorprendidos el florero ¿Cuál podía ser el problema? ¿Era su significado? ¿El hermoso y elegante diseño del jarrón? ¿De dónde provenía tan hermosa rosa? ¿Qué debían hacer? Todos murmuraban para sí mismos o con sus compañeros, nadie sabía que hacer.

los mejores relatos

Luego de unos minutos de silenciosa contemplación, uno de los alumnos se levantó, miró al maestro y a sus compañeros, caminó hacia el florero, lo levantó y lo dejó en el suelo.

—Eres el nuevo guardián —dijo el maestro al joven. Luego, procedió a explicar la solución a los demás alumnos—: Yo fui claro, les indiqué que estaban frente a un problema, no importa si era hermoso o elegante, los problemas deben ser resueltos.

Moraleja: Los problemas están para resolverse, no para ser contemplados ni comparados. Si perdemos el tiempo analizando, comparando y admirando nuestros problemas, nunca los resolveremos.

2 El León Afónico

Había una vez en un alejado rincón de África un león cuyas cuerdas vocales estaban tan enfermas que le impedían rugir como los demás leones. Era un defecto de nacimiento y que nadie conocía porque él se había encargado de adoptar una actitud tranquila y sumisa, esto le permitió ganarse la amistad de muchos animales.

Un día se encontró con un jabalí cabezón y pesado, era tan pesado que el león deseaba rugir para asustarlo y alejarlo de su lado, le odiaba tanto que empezó a trabajar en un invento persona: una máquina para rugir.

Con el paso de los meses el león avanzaba en su empresa y cada día el jabalí pesado se dirigía a él con una nueva historia sobre sus aventuras en la pradera. Esto continuó hasta el día que el león pudo completar su máquina.

relato corto

Viendo que el jabalí se acercaba a su posición, el león accionó la máquina y pronto el rugido más potente y aterrador se dejó escuchar en la pradera. El jabalí corrió aterrado hasta que sus fuerzas se agotaron, el león había asustado a su objetivo, sí, pero también a todos sus amigos.

Así, el león terminó solo y abandonado y comprendió que no era necesario rugir para ser querido y respetado. Decidió buscar a sus amigos y les prometió que nunca más volvería a rugir.

Moraleja: La fuerza bruta no es necesaria para ser respetado y querido, pues solo genera miedo y aleja a las personas que de verdad importan. Es mucho más valioso cultivar valores y actitudes positivas sin dejar de lado la humildad y la sinceridad.

3 En Busca de la Aguja Perdida

Érase una vez en un pueblo pequeño donde todos se conocían y se apreciaban, un grupo de jóvenes que se jactaba de su inteligencia, siempre estaban juntos y aplicaban sus conocimientos y energía para ayudar a los demás. Una tarde encontraron a una anciana, llamada Rabiya, buscando con desesperación algo en el jardín de su choza. Los jóvenes se acercaron para ayudar.

—Señora Rabiya ¿Qué ocurre? ¿Le podemos ayudar? —preguntaron.

—He perdido mi aguja de oro —respondió con tristeza.

Nada más escucharla, los jóvenes empezaron a buscar. Entonces uno de los muchachos se detuvo y dijo:

—Rabiya, el jardín es muy extenso y la aguja muy pequeña, además, pronto caerá la noche ¿Puede decirnos en qué zona se le cayó la aguja para centrarnos solo en ese lugar?

—Tienen razón —aceptó la anciana, acto seguido señaló hacia su casa y respondió—: La aguja se me cayó allí, dentro de la casa.

Los jóvenes se enfadaron:

relatos cortos bonitos

—¿Te has vuelto loca? Si la aguja se cayó dentro de la casa ¿Por qué la buscamos fuera?

Rabiya sonrió y sin perder la paciencia respondió:

—Aquí fuera hay luz, dentro de mi casa no la hay.

Los jóvenes no entendían nada y empezaron a pensar que la anciana había perdido la razón, sin embargo, decidieron seguirle la corriente:

—Pero aun teniendo luz estamos buscando donde no se ha perdido la aguja ¿Cómo quieres encontrarla? ¿No es mejor llevar una lámpara al interior de tu choza y buscarla allí?

La anciana sonrió:

—Son muy inteligentes para algunas cosas pequeñas ¿Por qué no aplican esa inteligencia en sus vidas? Muchas veces los he visto pasar frente a mi casa, desesperados, buscando aquello en el exterior aquello que han perdido dentro de sí mismos ¿Por qué buscan la felicidad a su alrededor? ¿Acaso la han perdido allí? O ¿La han perdido en su interior?

Moraleja: Este relato nos presenta una gran enseñanza y es algo que suele ocurrirnos con frecuencia, buscamos la felicidad fuera, con experiencias y lo material, cuando el verdadero bienestar viene de nosotros mismos y no de las circunstancias que nos rodean. Para que podamos sentirnos a gusto con nosotros mismos y en donde nos encontramos, nuestro bienestar interior debe encontrarse por encima de lo material y lo que ocurre a nuestro alrededor.

¿Qué te parecieron estas historias cortas? Desde Frases.Top esperamos que hayan sido de tu agrado, pues las hemos compartido contigo no solo para entretenerte, sino para reflexionar sobre su mensaje y aplicarlo en la vida diaria cuando sea necesario. Muchas de estas historias han pasado de boca en boca y de generación en generación, siempre con el objetivo de legar una enseñanza útil para la sociedad.

Relatos Breves

A continuación, Frases.Top trae para ti una colección de relatos breves para reflexionar, con ellos obtendrás una interesante lección que podrás aplicar en tu propia vida para disfrutar así de sus beneficios. Estas historias breves te ayudarán a transitar el camino hacia el autoconocimiento, a detectar qué está bien en tu actitud y qué está mal y necesita mejorar, de esta forma, podrás beneficiarte día con día de tu nueva actitud:

4 El Bambú Japonés

Todos sabemos que una buena cosecha inicia con una excelente semilla, riego y abono de calidad. Además, quienes cultivan la tierra han cultivado su paciencia, ellos no miran la tierra con desesperación y gritan a las semillas: ¡Crece ya! Esto es especialmente importante en el cultivo del bambú y es que esta planta no es apta para los impacientes.

Para cultivar bambú debes sembrar la semilla, abonarla y regarla constantemente. Durante los primeros meses la tierra permanecerá intacta, no notarás nada, de hecho, no notarás nada en 7 años. Una persona impaciente o un agricultor inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

relatos breves

Lo cierto es que, cumplidos los 7 años y en tan solo seis semanas, el bambú crecerá hasta 30 metros.

No, el bambú no crece en seis semanas, invierte siete años y seis semanas en desarrollarse completamente. Durante los primeros siete años donde aparentemente no notas nada, la semilla está ocupada creando un sistema de raíces muy complejo que alimentará y sostendrá el crecimiento que tendrá en las seis semanas posteriores.

Moraleja: En la vida cotidiana todos buscamos soluciones rápidas y éxitos apresurados, pero estos son fugaces, muchas veces nos dejan de nuevo en el punto de inicio, el éxito verdadero requiere de tiempo, de mucho crecimiento interno, estudio y dedicación, sin esas raíces, cualquier crecimiento externo que puedas tener, se vendrá abajo.

5 Afilar el Hacha

Una vez un joven se acercó a un campo de leñadores con el firme propósito de encontrar trabajo. Habló con el capataz y éste al ver al fornido muchacho lo aceptó sin meditarlo demasiado. Una vez cerrado el trato, le indicó que podía empezar al día siguiente.

El muchacho trabajó arduamente en su primer día de trabajo y cortó muchos árboles. El segundo día trabajó con tantas energías como en el primero, pero apenas y pudo cortar la mitad del primer día.

Llegado el tercer día se propuso elevar su producción, no podía bajar su nivel ¡Perdería el trabajo! El chico trabajó con furia desde el instante uno, con fuerza descargó su hacha contra los árboles, pero los resultados fueron escasos, apenas y pudo cortar un tercio de la producción del primer día.

relato breve

El leñador jefe al notar el escaso rendimiento de su nuevo leñador se acercó y al ver el problema le preguntó:

— ¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?

El joven confundido y agotado respondió:

—No he tenido tiempo, he estado muy ocupado cortando árboles.

Moraleja: Esta es una historia a tener en mente, especialmente cuando estamos enfrascados trabajando. A veces nos concentramos en mantener nuestro nivel productivo para conservar un trabajo y descuidamos nuestras herramientas, ya sean físicas o mentales, llevándonos a perder la ansiada productividad e incluso, ralentizando nuestro desarrollo profesional. Como el joven de la historia, olvidamos afilar el hacha y por esa razón nuestro rendimiento decae. Recuerda que por mucho tiempo que ocupe un trabajo, siempre debes invertir unos instantes en prepararte y afilar de nuevo tu hacha para seguir adelante.

Desde Frases.Top esperamos que estos breves relatos hayan sido de tu agrado y que su enseñanza sea de gran utilidad en tu día a día. recuerda que no está de más disfrutar de unos cinco minutos de lectura al día, nunca sabes que joyas de conocimiento y sabiduría puedes encontrar detrás de un par de palabras.

Espero que esos relatos breves y cortos de Frases.Top te hayan servido para leer a los niños. Si te han gustado, no olvides en compartirlos para que así más personas puedan llegar hasta nosotros. Tampoco te olvides en seguir nuestras redes sociales, así como ver la lista completa de cuentos para leer a niños que tenemos en Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.