Oraciones para Niños

Los niños en su inocencia tienen una fe pura en Dios. De hecho, el mismo Jesucristo pidió que dejaran a los niños acercarse a Él. Y para poder ayudarte a hacer que los niños se acerquen un poco más, hoy te invitamos a hacerlo con la siguiente lista de oraciones católicas para niños, muy cortas y para niños enfermos o de primaria que en Frases.Top te hemos recopilado. Si quieres iniciar a tu hijo en la fe cristiana y ofrecerle oraciones sencillas y fáciles de memorizar, estás en el lugar indicado.

Oraciones Católicas para Niños

Las oraciones católicas para niños de Frases.Top están perfectamente seleccionadas para que los más pequeños de la casa puedan memorizarlas. También tenemos una oración para niños de catequesis que puede animarlos a continuar en su crecimiento como católicos y demostrarles lo valioso que es nutrir y reforzar su fe:

Oración para Empezar el Día

Preciosa oración para empezar el día que cualquier niño de primaria puede aprender y que incluso, puedes rezar con él al momento de levantarlo por las mañanas. Cuenta con dos peticiones muy sencillas, protección y nobleza de corazón:

Señor Jesús, te doy gracias

por este día que empieza.

Te pido que estés conmigo

durante todo el día

y que me enseñes

a querer a todos,

como tú me quieres.

Amen.

 

Oración para Pedir Protección

Aunque no lo creamos, los niños pueden ser conscientes de la maldad del mundo y desear que su familia y amigos se encuentren a salvo. Quizás nos gustaría pensar que los niños permanecen inocentes ante la oscuridad, pero lo cierto es que son muy perceptivos y temer por quienes aman es algo muy natural en ellos. Por eso, ayúdale a confiar a Dios el cuidado de quienes más ama:

Visita, Señor, nuestra casa y aleja de ella todas las trampas del enemigo; que en ella habiten tus santos ángeles para guardarnos en paz, y que tu bendición siempre nos proteja. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

 

Oración de San Francisco por la Paz

Esta hermosa oración de San Francisco de Asís es perfecta para los niños de primaria, con la repetición se hace fácil de memorizar y cuenta con algunas de las peticiones más desinteresadas y bonitas que puede hacer una persona. Un niño puede aprender mucho de ella y llenar su corazón de mensajes positivos y mucha fe:

Hazme un instrumento de tu paz.

Donde hay odio, que lleve yo el Amor.

Donde haya ofensa, que lleve yo el Perdón.

Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.

Donde haya duda, que lleve yo la Fe.

Donde haya error, que lleve yo la Verdad.

Donde hay desesperación, que lleve yo la Alegría.

Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

Oh, Señor, haz que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;

ser comprendido, sino comprender;

ser amado, como amar.

Porque es:

Dando que se recibe;

Perdonando que se es perdonado;

Muriendo que se resucita a la

Vida Eterna.

las mejores oraciones católicas para niños

 

En Frases.Top esperamos que estas oraciones católicas para niños hayan sido de tu agrado. Recuerda que es importante que te tomes un momento para rezar con ellos y conversar sobre Dios y la fe. No olvides que muchos niños tienen inquietudes sobre las religiones y está bien responder a sus dudas.

Oraciones para Niños Cortas

Los más pequeños de la casa pueden beneficiarse de estas oraciones para niños cortas que hoy te traemos en Frases.Top.  Para ellos puede ser muy aburrido memorizar las oraciones que rezan los adultos, y por eso, tenemos para ellos estas cortas oraciones, de esa manera podrán buscar a Dios por su cuenta y hablar con Él cuando lo necesiten:

Oración para ir a Dormir

La mayoría de los niños tienen temor a la hora de ir a la cama por la oscuridad de la noche o por sentirse separados de sus padres. Puedes aliviar sus temores con ayuda de esta hermosa oración y recordarle que Dios le protegerá durante la noche y que no tiene nada que temer:

Cuatro esquinitas tiene mi cama,

cuatro angelitos que me acompañan.

Dos por los pies,

dos por la cabecera

y la Virgen María,

que está en el centro,

por compañera.

Y que me dice:

Duerme y reposa.

No tengas miedo de ninguna cosa.

oraciones para niños cortas

 

Oración para el Final del Día

Al terminar el día, los niños o están muy cansados o aún rebosan de energía. Puedes ayudarlos con una rutina para la hora de ir a dormir. Por supuesto, también puedes sumar a esta una oración que les permita reflexionar sobre el día y hablar con Dios de manera sincera:

Mi Dios, te doy gracias por este día. Te doy gracias por el bien que los demás me hicieron y por el bien que yo pude hacer. Pido perdón por lo que no hice bien. Mañana, con tu ayuda, quiero ser mejor. Amén.

 

Las oraciones cortas para niños de Frases.Top son una excelente opción para brindar libertad a tu hijo en su vida con la fe, ayúdale a memorizar sus oraciones para niños de infantil favoritas y anímalo a utilizarlas cuando desee hablar con Dios, esto le dará confianza y seguridad, no solo en sí mismo, sino en la religión y le ayudará a construir su fe y su propia manera de vivirla.

Oraciones para Niños Enfermos

Si buscas oraciones para niños enfermos estás en el lugar indicado. Tener un niño enfermo puede ser una situación difícil para los padres. Un niño lo vive mucho peor, y brindarle algo a lo cual aferrarse puede ayudarlo a superar su situación. En este caso, puedes enseñarle alguna de estas oraciones y animarlo a encontrar refugio en la fe:

Oración por un Niño Enfermo

Esta extensa oración es perfecta para los padres. Puedes rezarla junto a los niños para pedir por la salud de algún amigo cercano. No olvides que al terminarla debes rezar un Padrenuestro, Ave María y Gloria:

Amado Señor, tú conoces el corazón de tus hijos, y no te quedas indiferente ante el pobre que te suplica. Tú sabes lo que nos aflige el bienestar de nuestros niños, tú comprendes la preocupación de los papás ante la enfermedad de alguno de sus hijos. Vengo hoy, como el funcionario real del Evangelio, a pedirte que desciendas y sanes a nuestro niño(a) (nombre con fe al niño(a) enfermo por quien se está orando de manera especial y el mal que lo aqueja).

Aún desde la preocupación que nos causa su enfermedad, desde el dolor y el desconcierto, si esta enfermedad está dentro de lo que tu permites, aceptamos este momento como ocasión de purificación, de abandono en tus manos, de ofrecimiento generoso de nuestras vidas. Aceptamos este momento como una ocasión para unirnos desde el sufrimiento a los dolores de Cristo por la salvación del mundo.

Ahora, Señor, a ti que quieres que tengamos vida en abundancia, te pido que por el poder del misterio de tu infancia y tu vida oculta en el hogar de Nazaret, sanes al niño(a) a quien tú conoces y amas. Cuida de su cuerpito y de su alma. Pasa tu mano sanadora sobre él para que sienta tu alivio, tus cuidados y se restablezca prontamente, según tu voluntad.

Tú, que recibiste los amorosos cuidados de María y José, consuela y reanima a su papá y a su mamá, no dejes que caigan en la desesperación, en la duda, en la depresión, sino que desde su dolor y preocupación recurran a ti como fuente de verdadera, plena, y duradera sanación del cuerpo y del alma.

Te presentamos el lugar donde se encuentra el niño, reviste ese sitio con tu fuerza y gracia. Aleja de allí todo lo que, material o espiritualmente, puedan ser un obstáculo para la pronta recuperación.

Te presentamos los profesionales médicos que atienden al niño, revístelos con tu sabiduría, ilumínalos para que logren dar con acierto en el diagnóstico y encuentren la medicación y tratamiento indicado. Tómalos como instrumentos de tu sanación.

María, madre de Jesús y madre nuestra, que con esmero y constancia, cuidabas de tu niño, mira el corazón de la madre e infúndele confianza, para que también ella, como tú, pueda ver crecer a su hijo en estatura, sabiduría y gracia, delante de Dios y de los hombres.

Querido San José, tú que fuiste el protector de la Sagrada Familia, y la defendiste de todos los peligros y hasta de la muerte segura en la persecución de Herodes, te presento al papá de esta criatura, intercede ante tu amado Hijo Jesús, para que logre mantenerse fuerte aún en el dolor y la preocupación. Que logre conseguir los medios necesarios para la buena atención de su hijo(a). ayúdalo a no decaer y a mantenerse lúcido a la voluntad de Dios.

Señor, tu dijiste que creyéramos que ya hemos obtenido lo que te pedimos con fe en oración, ahora levanto mi voz y mis brazos para darte gracias por la salud que recibirá este niño por el poder de tu amor que escucha esta oración confiada.

Reconocemos que ya estás actuando y sanando. Como el funcionario del Evangelio, nosotros también reconoceremos que es en este mismo momento que estas restableciendo salud y bienestar. Te alabo en fe. Te reconozco Señor y Salvador de nuestras vidas, sin ti estamos perdidos. Te amamos Señor y reconocemos tu grandeza. A ti la gloria por los siglos de los siglos.

Amén.

oraciones para niños enfermos

 

Oración Corta para un Niño Enfermo

Esta oración corta es la más recomendable para los niños más pequeños o los que están enfermos. Puede llegar a brindar apoyo a los niños y a sus padres, en especial cuando se siente muy mal:

Dios, tú invitaste a los niños a ir hacia ti

para consignar sobre ellos tus manos y bendecirlos.

Te pido

Extender, Señor, tu mano sobre este niño

para aliviar su dolor, para librarlo de su enfermedad.

Que nosotros sepamos cuidarlo

con toda atención y diligencia.

Que tu misericordia le devuelva la salud del cuerpo y del alma,

a fin de que pueda amarte siempre

y con corazón agradecido

pueda amar y servir siempre a su prójimo

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

 

¿Te gustaron estas oraciones para niños enfermos? Esperamos que sea cual sea la situación esta pueda ser superada. Recuerda que, si bien es importante dar al niño algo en lo cual confiar o invitarlo a refugiarse en la fe, una enfermedad no es una situación fácil de entender para ellos.

Oraciones para Niños de Primaria

Las oraciones para niños de primaria son perfectas para los niños algo mayores que empiezan a descubrir el mundo y a abrazar la fe. En esta colección de Frases.Top encontrarás también una oración para niños de catequesis, ideal para que los niños encuentren en esta nueva etapa de su vida católica una oración que pueden entender, memorizar y sumar a su rutina:

Oración para Comenzar la Catequesis Infantil

Si quieres que tu hijo comprenda el valor de la catequesis, la comunión y la fe, puedes animarlo a rezar la siguiente oración:

Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, también mi comprensión y toda mi voluntad. Todo lo que tengo y poseo me lo has dado con amor:

Todos los dones que me has dado, con gratitud, vuelvo a ti; disponer de ellos, Señor, de acuerdo a tu voluntad. Dame solo tu amor, tu gracia. Eso es suficiente, nada más quiero pedir. Amén.

Señor Jesús, unidos, queremos hablar muy de cerca a tu corazón, en este momento. Queremos tener tu vida en nosotros y caminar por tus caminos. Queremos ver que su presencia siempre continúe entre nosotros y en la Iglesia. Queremos estar siempre cerca de tu corazón y tu amistad. Y para tener esto, queremos insistir ahora que, por su gracia, muchos jóvenes están llamados a vivir en total entrega y servicio al pueblo de Dios.

¡Que tengamos sacerdotes, religiosos y ministros santos, para que podamos sentir su presencia de amor, su paz y salvación!

Te lo pedimos con gran confianza, por intercesión de la Virgen María, tu Madre, a ti que vives y reinas con el Padre, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.

oraciones para niños de primaria

 

La Salve

Esta oración es fundamental para todo niño que empieza su catequesis. La aprenden durante el estudio, pero no está de más que conozca esta poderosa súplica a Santa María Reina, parte importante de cualquier momento de oración y rosario y que nos permite pedir protección a la Santa Madre:

Dios te salve,

Reina y Madre de misericordia,

vida y dulzura,

esperanza nuestra.

Dios te salve.

A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva.

A Ti suspiramos, gimiendo y llorando,

en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra,

vuelve a nosotros

esos tus ojos misericordiosos;

y después de este destierro

muéstranos a Jesús,

fruto bendito de tu vientre.

¡Oh, clementísima!

¡Oh, piadosa!

¡Oh, dulce Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de alcanzar

las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

 

Solo en Frases.Top encontrarás las mejores oraciones católicas para niños de primaria y de todas las edades. Recuerda siempre respetar las decisiones de tu hijo y nunca obligarlo a creer o seguir una religión. Si te gustó este contenido, no te vayas sin dejarnos un comentario o un me gusta y compartirnos en tus redes sociales. Y por último, recordarte que puedes ver las siguientes listas para niños:

Hasta la próxima!

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.