Oraciones de Sanación

Sabiendo de la incesante necesidad que todos tenemos de pedir ayuda cuando nos hace falta, hoy continuamos con nuestra sección de plegarias, ofreciéndote la siguiente lista de oraciones de sanación muy poderosas, católicas y cristianas, y que desde Frases.Top pensamos que vienen perfectas para que un enfermo se recupere. ¡Vamos con ellas!

RESUMEN DE CONTENIDOS (Puedes hacer clic en las imágenes para bajar directamente hasta la sección que elijas)

Las Mejores Oraciones de Sanacion
Oraciones de Sanacion Catolicas y Cristianas
Oracion para que un Enfermo se Recupere
Oracion Poderosa de Sanacion
Oración de Sanación y Liberación
Oración para Enfermos

Las Mejores Oraciones de Sanación

Cuando la enfermedad llega a nuestra vida, ya sea que nos afecte a nosotros o a un ser querido, una de nuestras opciones es rezar las mejores oraciones de sanación de Frases.Top. Elevar una oración puede llenar de paz nuestro corazón y si lo hacemos con mucha fe, podemos ser escuchados por Dios y recibir las bendiciones que necesitamos para recuperar la salud:

1 Oración para Enfrentar la Enfermedad

Poderosísima oración para orar por la salud de todas las personas. Hace alusión a los milagros de Jesucristo y pide por la salud de todas las personas afectadas por enfermedades masivas, sean epidemias pequeñas hasta grandes pandemias. También pide por los médicos y todos aquellos que tienen algún deber o labor relacionada con la salud:

Jesucristo, tú atravesaste pueblos y villas «curando todo mal», por tu mandato los enfermos fueron curados. Te llamamos hoy, llénanos con todo tu amor curativo y cura a todos los que padecen virus y enfermedades para que puedan recuperar sus fuerzas y sanar mediante el esfuerzo de los médicos.

Te pedimos que sanes nuestros temores, que evitan que las naciones trabajen unidad y que los vecinos se ayuden mutuamente. Cúranos de nuestro orgullo, el cual nos hace asumir invulnerabilidad ante todas esas enfermedades que avanzan sin control.

Jesucristo, sanador de todo, guíanos en estos tiempos de incertidumbre y pena, y acoge a todos aquellos enfermos que desgraciadamente han muerto; que estén descansando a tu lado en tu paz eterna.

Acompaña a las familias de los enfermos o fallecidos en medio de sus preocupaciones y penas, líbrales de más enfermedad y desesperación, permíteles sentir tu paz.

Acompaña a los doctores, enfermeras, investigadores y todos los profesionales médicos que luchan en la búsqueda de sanar y ayudar a los afectados, corriendo riesgos en el proceso; permíteles sentir tu protección y paz.

Acompaña a los líderes de todas las naciones, ilumínalos para que actúen con amor, y vean el verdadero interés en el bienestar de la gente que deben de servir. Dales la sabiduría para poder encontrar soluciones de largo plazo que ayuden en la preparación o prevención de futuras enfermedades.

Permítenos conocer tu paz en esta tierra, ya estemos en nuestras casas o en el extranjero, rodeados de muchos o de unos pocos que no tienen salud, Jesucristo; acompáñanos mientras soportamos y lamentamos, mientras persistimos y nos preparamos. Cambia nuestra ansiedad por tu paz.

Amén.

2 Oración por los Enfermos

Esta extensa oración es verdaderamente efectiva y humilde, pide la intercesión y ayuda de Jesucristo para obtener la salud y deja en sus manos la vida de quien la realiza o la de la persona por la cual la realizamos. Es recomendable rezarla con muchísima fe para obtener verdaderos resultados y contar con la protección y salud que nos puede brindar Jesús:

Señor Jesús, creemos que estás vivo y resucitado.

Creemos que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar

y en cada uno de nosotros.

Te alabamos y te adoramos, por venir hasta nosotros

como pan vivo bajado del cielo.

Tú eres la plenitud de la vida.

Tú eres la resurrección y la vida.

Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.

Hoy queremos presentarte a todos los enfermos, porque para Ti no hay distancia

ni en el tiempo ni en el espacio.

Tú eres el eterno presente y Tú los conoces.

Ahora, Señor, te pedimos que tengas compasión de ellos,

para que todos reconozcan que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy;

y que se renueve su fe y su confianza en Ti;

te lo suplicamos, Jesús.

Ten compasión de los que sufren en su cuerpo,

de los que sufren en su corazón

y de los que sufren en su alma

que están orando y oyendo los testimonios de lo que Tú estás haciendo

por tu Espíritu renovador en el mundo entero.

Ten compasión de ellos, Señor.

Desde ahora te lo pedimos. Bendícelos a todos

y haz que muchos vuelvan a encontrar la salud, que su fe crezca

y se vayan abriendo a las maravillas de tu amor,

para que también ellos sean testigos

de tu poder y de tu compasión.

Te lo pedimos, Jesús, por el poder de tus santas llagas,

por tu santa cruz y por tu preciosa sangre.

Sánalos, Señor.

Sánalos en su cuerpo,

sánalos en su corazón,

sánalos en su alma.

Dales vida y vida en abundancia.

Te lo pedimos por intercesión de María Santísima, tu madre,

la Virgen de los Dolores,

quien estaba presente, de pie, cerca de la cruz.

La que fue la primera en contemplar tus santas llagas

y que nos diste por madre.

Tú nos has revelado que ya has tomado sobre Ti

todas nuestras dolencias

y por tus santas llagas hemos sido curados.

Hoy, Señor, te presentamos en fe a todos los enfermos

que nos han pedido oración

y te pedimos que los alivies en su enfermedad y que les des la salud.

Te pedimos por la gloria del Padre del cielo,

que sanes a los enfermos que van a leer esta oración.

Haz que crezcan en la fe, en la esperanza,

y que reciban la salud para gloria de tu Nombre.

Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones,

a través de los signos y prodigios de tu amor.

Todo esto te lo pedimos Jesús,

porque Tú eres Jesús,

Tú eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño.

Estamos tan seguros de tu amor,

que aún antes de conocer el resultado de nuestra oración en fe,

te decimos: gracias Jesús por lo que Tú vas a hacer en cada uno de ellos.

Gracias por los enfermos que Tú estás sanando ahora,

que Tú estás visitando con tu misericordia.

Gracias, Jesús, por lo que Tú vas a hacer.

Lo depositamos en tus manos desde hoy

y te pedimos que lo sumerjas en tus santas llagas.

Que lo cubras con tu sangre divina, y que a través de este mensaje

tu corazón de Buen Pastor hable a los corazones

de tantos enfermos que van a leerlo.

¡Gloria y alabanza a Ti, Señor!

Oraciones de sanación

3 Cura Aquello que el Hombre no Sabe Sanar

Corta oración que puedes incluir en tus oraciones del día a día si se presenta alguna enfermedad que los médicos no han logrado tratar o curar:

Señor mío y Dios mío, por tu amor y por tu misericordia sánanos,

que somos tus hijos de todas las enfermedades,

especialmente de aquellas que la ciencia humana no alcanza a curar.

Haz que con tu ayuda conservemos siempre pura nuestra alma de todo pecado.

Amén.

Una buena oración para pedir por la salud no depende de las palabras que contiene o de su estructura, sino de la fe que le dedicamos a la hora de orar. En Frases.Top contamos con las mejores oraciones de sanación, pero ellas no son verdaderamente poderosas si no dedicas todo tu corazón a ellas y a los resultados que esperas obtener con ayuda de Dios Padre.

Oraciones de Sanación Católicas y Cristianas

Las oraciones de sanación católicas y cristianas son plegarias que nos permiten pedir ayuda a Dios cuando estamos afectados por problemas de salud, agotados o cuando alguien se ve afectado por cualquier otra circunstancia de salud física o mental que afecte su vida. Si quieres pedir por la salud de algún ser querido o de ti mismo, puedes probar las siguientes oraciones de Frases.Top:

4 Oración por la Sanación Personal

La siguiente es una oración llena de fe y humildad perfecta para pedir por tu propia salud. Pides a Dios por tu salud física, pero también por tu salud espiritual, ya que pides por el perdón de tus pecados:

Dios, me conoces tan bien. Tú me creaste, conoces la cantidad de pelos en mi cabeza, e incluso conoces los pensamientos concebidos en mi corazón antes de que los verbalice. Tú nos ha dicho que vayamos a ti y te pidamos por todas las necesidades de la vida. Tú eres Jehová-Rapha, el Dios que sana, y tienes la última palabra sobre mi destino, la cantidad de años que viviré y te serviré en la tierra.

Vengo a ti hoy como tu hijo, anhelo escuchar de ti y pedirte tu sanidad divina, por eso levanto mi oración de sanación a ti mi Dios. Hay tanto que no entiendo de la vida. Pero sí sé que, con un toque, una palabra, puedes sanarme. Por favor, perdóname de mis pecados, límpiame de mi injusticia y comienza tu sanación desde adentro hacia afuera.

No siempre sé cuál es tu voluntad, Señor, especialmente en tiempos como ahora, cuando busco desesperadamente tu rostro. No le ofrezco promesas, ni tratos, ni tratos que intercambiar por mi salud. Simplemente inclino mi corazón ante ti para decirte el deseo de mi corazón: que quiero pasar tantos años como pueda amándote, amando a los demás y queriendo ser más como tú. Sin embargo, tú eliges lograr esto, depende de ti, y estás bien conmigo. Si utilizas médicos para brindar sanación, dales sabiduría para saber qué hacer. Independientemente de cómo lo logres, la sanación que das es siempre milagrosa. Y te mereces todos los elogios.

Absolutamente creo que tienes el poder de curar. Demostraste eso en la tierra, y todavía curas de maneras milagrosas hoy. Incluso cuando mi fe es débil, dices que es suficiente, y mi amor por ti se fortalece. Y sé que ya tienes mi corazón y mi vida en tus manos. Tú decides. Si puedo darte más gloria a través de la sanación, entonces eso es lo que pido. Eso es lo que deseo.

Pero si tu respuesta es no, o no ahora, sé que tu gracia es suficiente para mí. En última instancia, quiero que tu voluntad sea mi voluntad. Espero pasar una eternidad contigo. Pero, Señor, si has planeado aún más cosas para mí aquí en esta tierra, no solo necesito y quiero tu sanación física, Señor, sino una limpieza y fortalecimiento exhaustivo y profundo, una renovación sincera de todo lo que yo soy. Porque todo lo que soy es tuyo. Use esta prueba para fortalecerme de una fe de «qué pasaría si» a una fe de «no importa qué». Y no importa qué, elijo honrarte y darte gloria. En el nombre de Jesús.

Amén

oración de sanación católicas y cristianas

5 Bendición de las Medicinas

Si quieres que tus medicinas tengan un mejor efecto sobre tu salud puedes bendecirlas con esta oración. Además, si quieres tomar tus medicinas con total confianza y evitar sus posibles efectos secundarios esta es la oración que necesitas rezar:

Señor mío,

Tú que has dado la inteligencia al hombre

para que pueda penetrar los secretos de la naturaleza,

bendice te ruego estas medicinas que debo tomar para mi salud,

te pido que estas medicinas sirvan para mi bien

y que no dejen ninguna consecuencia negativa en mi cuerpo.

Te lo pido a ti Señor mío y Dios mío,

al cual pertenece el Reino y la Gloria,

por los siglos de los siglos.

Amén.

Contar con oraciones de sanación cristianas y católicas de Frases.Top es muy útil, no sabemos en qué momento podemos caer enfermos y conocer este tipo de oraciones pueden ayudarnos a recuperar la salud con ayuda de nuestra fe. Orar para pedir salud a Dios es complementario a cualquier tratamiento médico que puedas requerir, al orar pides la ayuda de Dios para sanar tu enfermedad o la de tus familiares, amigos o conocidos y Él responderá, pero debes de poner de tu parte siguiendo el tratamiento con fe, porque Dios actúa a través de los médicos y la fe.

Oración para que un Enfermo se Recupere

Pedir por salud es algo muy común, si existe algún enfermo en la familia o en tu grupo de amigos o conocidos es normal buscar alguna oración para que un enfermo se recupere. Si no conoces alguna, en Frases.Top tenemos una excelente oración para pedir salud o para encontrar consuelo espiritual ante un problema de salud muy grave:

6 Oración para Sanar a los Enfermos

Bellísima y humilde oración para sanar a los enfermos. Si conoces a alguien que está muy afectado por una enfermedad o simplemente quieres orar por la salud de algún vecino o tus prójimos puedes utilizar esta oración:

Padre Dios Todopoderoso, fuente de la salud y del consuelo, que has dicho “Yo soy el que te da la salud”.

Acudimos a ti en este momento en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.

Ten piedad Señor de los que están sin fuerza, devuelves la salud y quedaran sanos.

Has efectivos los tratamientos médicos.

Líbrales de los efectos secundarios de la medicina y has que lo que la medicina no puede hacer.

Realiza un milagro de tu amor y concédeles la salud del cuerpo, la paz en el alma, para que libres de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, puedan servirte mejor a ti y a nuestros hermanos.

Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

oración original para que un enfermo se recupere

A lo largo de nuestra vida estamos expuestos a diferentes enfermedades y accidentes que afectan nuestra salud y pueden cobrar nuestra vida o la de nuestros seres amados. Si necesitas de una oración para que un enfermo se recupere con rapidez en Frases.Top la tenemos para ti. Con ella puedes pedir la intercesión de Dios, siempre con humildad, después de todo sus planes son sabios, y si en ellos se encuentra la enfermedad, alguna razón existirá y debemos aceptarlo. Aun así, Dios no nos abandonará nunca y puede concedernos la salud si se lo pedimos con fe.

Oración Poderosa de Sanación

¿Estás luchando contra bien a una enfermedad difícil y quieres pedir a Dios por tu salud? Has llegado al apartado indicado. En Frases.Top contamos con esta oración poderosa de sanación para ti, tu familia y amigos. Con estas palabras encontrarás la seguridad que necesitas y la fe para continuar luchando por recuperar la salud, esta vez acompañado de la voluntad de Dios Padre:

7 Oración al Corazón de Jesús por un Enfermo

Si eres devoto del corazón de Jesús esta oración que invoca las palabras de Jesucristo y sus promesas a los fieles es perfecta para pedir por la salud de un enfermo siempre que esté en sus planes y sea lo mejor para su salud espiritual y la tuya:

Dulcísimo Jesús, que dijisteis:

«Yo soy la Resurrección y la Vida», que recibiendo y llevando en Vos nuestras enfermedades, curabas las dolencias de cuantos se te acercaban; a Ti acudo para implorar de tu Divino Corazón a favor de los enfermos, suplicándote por intercesión de tu Santísima Madre, la bienaventurada siempre Virgen María, salud de los enfermos, quieras aliviar y sanar en la presente enfermedad a tu siervo _____ , si es conveniente para su bien espiritual y el de mi alma.

Señor Jesús, que al funcionario real que te decía: «Venid, Señor, antes que mi hijo muera», le respondisteis: «Vete, tu hijo vive». Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que al ciego de Jericó, que sentado junto al camino te decía en alta voz: «Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”, le respondiste: «Recupera tu vista, tu fe te ha salvado», y al momento vio. Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que diciendo: «Quiero, sé limpio», limpiaste al leproso, que te decía suplicante: «Señor, si quieres puedes limpiarme». Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que librasteis al mudo poseído del demonio, hablando luego con admiración a las turbas el que antes era mudo. Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que sanaste al enfermo que llevaba treinta y ocho años de su enfermedad, junto a la piscina de las ovejas, diciéndole: «Levántate, toma tu camilla y anda» y anduvo.

Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que delante del hijo muerto de la viuda de Naím, enternecido, dijiste a la madre: «No llores»; y tocando el féretro, añadiste: «Joven, a ti te digo, levántate»; entregándolo luego vivo a su madre. Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que dijisteis: «Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados». Sánalo, Señor.

Señor Jesús, que dijisteis: «En verdad, en verdad te digo, que todo cuanto pidieras al Padre, en mi Nombre, os lo dará». Sánalo, Señor.

Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que, recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor.

Amén.

oración poderosa y cristiana de sanación

Esta oración poderosa de sanación de Frases.Top es realmente efectiva para pedir salud, pero para que lo sea debes de realizarla con el corazón rendido ante Dios, para que Él obre en ti a través del Espíritu Santo. Las oraciones para que Dios interceda y obre por nosotros deben de rezarse siempre con mucha fe y disposición espiritual, solo así obtendrás lo que tanto necesitas. No olvides tampoco que puedes compartir estas oraciones sanadoras, así como ver la lista completa de oraciones de fe cristiana, así como todas las oraciones católicas de Frases.Top en la sección principal. ¡Hasta pronto!

Actualizado el 25 de octubre 2020

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.