Oración de Sanación y Liberación

Hoy es tuno de buscar esa libertad espiritual y encuentro interno con la espiritualidad superior y con Dios, y es así como te proponemos aquí la siguiente oración de sanación y liberación que desde Frases.Top deseamos con la mejor de las intenciones que te sirva ayuda en esa liberación interna que tanto buscas. ¡Oremos!

Oración de Sanación y Liberación

Las oraciones son efectivas si quien las reza es una persona justa y de gran fe, cuando elevamos una oración de sanación y liberación debemos asegurarnos de tener libre nuestro corazón y espíritu de todo pecado, debemos estar en paz con nosotros mismos y por supuesto, tener fe en Dios. Solo así, esta oración de sanación y liberación de Frases.Top te ayudará a encontrar la salud y la liberación de cualquier mal:

Oración de Curación y Liberación de Ironi Spuldaro

Esta oración puede liberarte y curarte de cualquier mal que esté afectando tu salud física o espiritual. Como Hijos de Dios contamos con su bendición y su protección, pero somos humanos y débiles ante el pecado, el mal y las enfermedades. Por eso, así te sientas bien de salud y con tu fe renovada y fuerte, siempre debes de rezar este tipo de oraciones a diario, solo así tu espíritu y tu cuerpo estarán protegidos y sanos por la gracia de Dios:

Invoco a todos los Ángeles y me dirijo a ti bendita Virgen María Madre Santísima, Reina de toda la Creación: te pido tu bendición, tu protección y tu intercesión. Invoco la protección y ayuda de San Miguel Arcángel, líder de los ejércitos celestiales; de todos los Arcángeles y Ángeles.  Hoy me uno a la alabanza, adoración y gloria dada a nuestro Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Invoco en el Nombre de Jesús su bendición y protección En el Nombre de Jesús  ratifico mi fe . En el Nombre de Jesús renuncio al pecado, renuncio a la oscuridad y sus trabajos de maldad; me entrego totalmente a Jesucristo para la gloria de Dios.

Dios Padre Creador de los Cielos y de la Tierra, de todo lo visible y lo invisible ¡Padre amadísimo!, en unión con la Virgen María, los Ángeles y los maestros, te hablo humildemente en el Nombre de Jesús. Te exalto y te magnifico por tu Grandeza inigualable, te alabo por todas tus perfecciones y atributos; te adoro y te doy gracias por el regalo de mi vida y por permitirme estar en tu Santa Presencia.

¡Padre amado! tú conoces mi intención, sabes que somos oprimidos por aquellos espíritus rebeldes que nos incitan al pecado y que nos hacen estar lejos de ti. Señor yo he pecado por mi propio deseo y te confieso mi culpa, por favor borra las huellas de mi pecado y acepta mi Oración en el Nombre glorioso de Jesús.

Señor Dios Todopoderoso: en el Nombre de Jesús te pido mi liberación, en el Santo Nombre de Jesús ¡cúbreme con tu Preciosa Sangre!, y libera a todo mal.

Señor Dios, Supremo Rey del Universo, Padre de todos te doy gracias por haberme enseñado la grandeza del Santo Nombre de Jesús. Me arrodillo en unión de toda rodilla en el Cielo y en la Tierra y debajo de la Tierra, y confieso con toda lengua que Jesús es el Señor, para la Gloria de Dios Omnipotente.

Padre amado, te exalto y te alabo por tu generosidad, te exalto con la raza humana por aceptar el Sacrificio de tu amadísimo Hijo nuestro Señor Jesucristo, en reparación de todos nuestros pecados; por permitir que la Preciosa Sangre de Cristo lave nuestras almas y nos purifique de nuevo en tu Santa Imagen ¡Bendito seas Dios Padre Misericordioso! que nos has enviado a tu Hijo para que a través de su Preciosa Sangre podamos ser salvados del pecado y liberados de nuestro Enemigo.

¡Padre amado! con el Poder del Santo Nombre de Jesús y de su Preciosa Sangre, libérame Señor de todo espíritu maligno que tenga influencia sobre mi ¡desátame Señor de las cadenas que me unen a la maldad. Dios Padre Todopoderoso, en el Nombre de Jesús te pido que ganes esta batalla; tengo fe en tu Poder, alabo tu Majestad ¡exalto tu autoridad sobre el Enemigo!, confío totalmente en que tú estás haciendo este trabajo para mi salvación y la salvación de aquellos por quienes estoy rezando.

Libera Señor, suspende para siempre la opresión del Enemigo ¡establece tu dominio! ¡Ahuyenta con tu Preciosa Sangre a todos tus Enemigos! ¡Revela tu Gloria Cristo!, tú has vencido al Demonio en la Cruz ¡saca al Enemigo fuera de nuestras vidas para tu honor y para tu Gloria en el Santo Nombre de Jesús! ¡Cúbrenos con tu Preciosa Sangre y libera este pueblo que está escuchando esta Oración!

A lo largo de mi  vida hazte presente con autoridad para liberarme de cualquier influencia diabólica que haya perturbado o que aún esté presente en mi vida ¡limpia mi alma para que quede limpia y blanca como la nieve!

Señor Jesús: libérame de cualquier resentimiento que lleve en mi corazón, con cualquier persona que haya conocido a lo largo de mi vida.

¡Libérame en el Santo Nombre de Jesús y cúbreme con tu Preciosa Sangre!

Sáname Señor y sáname  de cualquier resentimiento.

Señor Jesús en tu Santo Nombre humildemente imploro tu Misericordia, y te pido por los méritos de tu Pasión, agonía y muerte; por los méritos de las penas del Inmaculado Corazón de María, que me sanes.

Señor Jesús, tú eres el mismo ayer, hoy y siempre; en tu Santo Nombre glorioso te pido que pases tu mano santa, sanando mis dolencias y ungiéndome con tu Espíritu. Tú conoces mis problemas, sáname Señor.

Señor Jesús, tú eres el Dios que nos sana: hoy me despojo de mis enfermedades  en tu Santo Nombre y te las entrego a ti en tu Santo Nombre para que dispongas de acuerdo a tu Misericordia.

No sea mi voluntad sino la tuya; has tu trabajo Señor para la Gloria del Santo Nombre de Jesús ¡sáname Señor Jesús por el Poder de tu Nombre! ¡Sáname Señor Jesús por los méritos de tus Santas Heridas! ¡Sáname Señor por los méritos de tu Preciosa Sangre! ¡Derrama sobre mi el Poder de tu Sangre!

Señor yo no soy digno que entres a mí, pero una palabra tuya bastará para sanar mi alma. Pongo toda mi confianza en ti porque tú tienes el Poder de sanarme, porque eres nuestro Dios Misericordioso con caridad inigualable, porque me amas y has traído tu salvación a mi casa. Gracias Señor por tu Santo Nombre.

Que así sea y así es

Amen.

la mejor oración de sanación y liberación
Una buena oración de sanación y liberación como la que te presentamos aquí en Frases.Top debe ser rezada en intimidad con Dios. Si eres católico debes de estar al día con los sacramentos y asistir a misa, si eres de otra iglesia cristiana, basta con estar libre de pecado y desear hablar con Dios para recibir su ayuda en este importante asunto de salud física y espiritual. No olvides antes de finalizar, que puedes ver todas nuestras oraciones de sanación, así como la lista completa de oraciones cristianas de Frases.Top. ¡Hasta pronto!

Publicado el 03 de septiembre 2020

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.