Poemas de Pablo Neruda

Llego el día en el que nos adentramos en el mundo de las rimas y los versos, y lo hacemos de la mano de uno de los grandes artistas chilenos que ha existido nunca, y como no podía ser de otra manera, en Frases.Top te ofrecemos el mejor listado de versos, poesías y poemas de Pablo Neruda, las mas cortos y bonitas de amor. Y es que siendo autor de obras como «Si tu me Olvidas» o «Confieso que he Vivido» es difícil no encontrar lindas palabras que te dejen impactado.

RESUMEN DE CONTENIDOS (Puedes hacer clic en las imágenes para bajar directamente hasta la sección que elijas)

Los Mejores Poemas de Pablo Neruda
Poemas de Amor de Pablo Neruda
Poemas de Pablo Neruda Cortos
Poesías de Pablo Neruda
Versos de Pablo Neruda

Los Mejores Poemas de Pablo Neruda

El gran Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda fue un poeta chileno con un gran talento. Fue reconocido en 1971 con el Premio Nobel de Literatura y su trabajo impresiona a todos los amantes de la literatura. En Frases.Top queremos enseñarte su estilo único, la emotividad de sus versos y el espectacular manejo de las palabras, así que ponte cómodo y disfruta de Los Mejores Poemas de Pablo Neruda:

1. Soneto 22

El Soneto 22 podemos encontrarlo en “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” un gran libro donde podemos encontrar, en cada uno de sus poemas, el dolor que padece Neruda a causa del amor que tanto anhela. Es sorprendente como, aun sin contar con la cercanía de dicho amor, este gran poeta se las arregla para traernos una singular poesía donde une el anhelo físico y espiritual que sentía al no estar con ella:

Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,
sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,
en regiones contrarias, en un mediodía quemante:
eras sólo el aroma de los cereales que amo.
Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa
en Angola, a la luz de la luna de Junio,
o eras tú la cintura de aquella guitarra
que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.
Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.
Pero yo ya sabía cómo era. De pronto
mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.
Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.

2. Poema 4

Nos encontramos ahora con una obra singular. Para el lector menos atento puede parecer un simple poema sobre el verano, el viento y como aleja las tempestades de la primavera, pero para quien gusta de dar un significado más profundo a aquello que lee, puede encontrar trozos de un adiós, la descripción de un romance de verano, rápido, ardiente, fugaz. Es mucho lo que podemos sacar de los versos del Poema 4 de este artista chileno.

Es la mañana llena de tempestad
en el corazón del verano.
Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes,
el viento las sacude con sus viajeras manos.
Innumerable corazón del viento
latiendo sobre nuestro silencio enamorado.
Zumbando entre los árboles, orquestal y divino,
como una lengua llena de guerras y de cantos.
Viento que lleva en rápido robo la hojarasca
y desvía las flechas latientes de los pájaros.
Viento que la derriba en ola sin espuma
y sustancia sin peso, y fuegos inclinados.
Se rompe y se sumerge su volumen de besos
combatido en la puerta del viento del verano.

el mejor poema de pablo neruda

3. Amiga, no te mueras

Ahora nos encontramos con uno de los poemas más tristes que escribió este poeta. Narra a la perfección la desesperación y la lucha del corazón de un hombre cuando su amiga lucha por su vida y probablemente vaya a morir. Es un conjunto de hermosos versos donde evoca los lugares que han disfrutado juntos, las maravillas de la vida y donde ruega para que no lo deje solo en este mundo.

Amiga, no te mueras.
Óyeme estas palabras que me salen ardiendo,
y que nadie diría si yo no las dijera.
Amiga, no te mueras.
Yo soy el que te espera en la estrellada noche.
El que bajo el sangriento sol poniente te espera.
Miro caer los frutos en la tierra sombría.
Miro bailar las gotas del rocío en las hierbas.
En la noche al espeso perfume de las rosas,
cuando danza la ronda de las sombras inmensas.
Bajo el cielo del Sur, el que te espera cuando
el aire de la tarde como una boca besa.
Amiga, no te mueras.
Yo soy el que cortó las guirnaldas rebeldes
para el lecho selvático fragante a sol y a selva.
El que trajo en los brazos jacintos amarillos.
Y rosas desgarradas. Y amapolas sangrientas.
El que cruzó los brazos por esperarte, ahora.
El que quebró sus arcos. El que dobló sus flechas.
Yo soy el que en los labios guarda sabor de uvas.
Racimos refregados. Mordeduras bermejas.
El que te llama desde las llanuras brotadas.
Yo soy el que en la hora del amor te desea.
El aire de la tarde cimbra las ramas altas.
Ebrio, mi corazón. bajo Dios, tambalea.
El río desatado rompe a llorar y a veces
se adelgaza su voz y se hace pura y trémula.
Retumba, atardecida, la queja azul del agua.
Amiga, no te mueras!
Yo soy el que te espera en la estrellada noche,
sobre las playas áureas, sobre las rubias eras.
El que cortó jacintos para tu lecho, y rosas.
Tendido entre las hierbas yo soy el que te espera!

Poemas de Amor de Pablo Neruda

Neruda era un gran amante de la poesía y la literatura, tal era su habilidad que, desde los 13 años, ya trabajaba en un diario local como escritor. Los poemas de amor de Pablo Neruda, lejos de ser calificados como bonitos, son verdaderas obras maestras que se encargan de transmitirnos poderosos sentimiento y emociones, destacaba sobre todo su capacidad para deleitarnos con sus descripciones sobre el amor carnal y espiritual, para hablarnos del deseo y de la mujer que el tanto amó. En Frases.Top recopilamos los más hermosos poemas solo para ti:

4. Poema 1

Este poema podemos encontrarlo en el libro “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” que destaca por la expresividad rebelde de Neruda, por la amargura de un amor imposible que lo hace sufrir y anhelar a gritos la presencia de su amada. Esta gran obra de la poesía describe la sexualidad y el cuerpo femenino de una manera muy única, hermosa y espiritual a la vez que nos permite sentir el desespero de Neruda por no poder estar a su lado:

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar al hijo del fondo de la tierra.
Fui sólo como un túnel. De mí huían los pájaros,
y en mí la noche entraba en su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.
Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
¡Ah los vasos del pecho! ¡Ah los ojos de ausencia!
¡Ah las rosas del pubis! ¡Ah tu voz lenta y triste!
Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue y el dolor infinito.

5. Cien sonetos de amor

Los versos siguientes son muy especiales, pues describen como la belleza de una mujer puede atraparte. Nos explica como, cuando la conoces en la intimidad, puedes reconocer su cuerpo de memoria. Con palabras finas y cuidadas, nos expresa poco a poco las cualidades de la mujer que amó y nos lleva de la mano a conocer cada uno de sus sentimientos y recuerdos sobre ella:

Desnuda eres tan simple como una de tus manos:
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente.
Tienes líneas de luna, caminos de manzana.
Desnuda eres delgada como el trigo desnudo.
Desnuda eres azul como la noche en Cuba:
tienes enredaderas y estrellas en el pelo.
Desnuda eres redonda y amarilla
como el verano en una iglesia de oro.
Desnuda eres pequeña como una de tus uñas:
curva, sutil, rosada hasta que nace el día
y te metes en el subterráneo del mundo
como en un largo túnel de trajes y trabajos:
tu claridad se apaga, se viste, se deshoja
y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

poemas bonitos de amor de pablo neruda

6. Aquí te amo…

Este poema resalta por su inusual nostalgia, el dolor de un alma al verse arrastrada lejos del amor, siendo este el único sentimiento puro y poderoso en este mundo, el único que vale la pena sentir, así sea por un instante. En estos versos podemos encontrar como Neruda describe la amargura y el dolor que nos roban la vida cuando recordamos el momento en el cual esa persona amada nos dejó:

Aquí te amo.
En los oscuros pinos se desenreda el viento.
Fosforece la luna sobre las aguas errantes.
Andan días iguales persiguiéndose.
Se desciñe la niebla en danzantes figuras.
Una gaviota de plata se descuelga del ocaso.
A veces una vela. Altas, altas estrellas.
O la cruz negra de un barco.
Solo.
A veces amanezco, y hasta mi alma está húmeda.
Suena, resuena el mar lejano.
Este es un puerto.
Aquí te amo.
Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves,
que corren por el mar hacia donde no llegan.
Ya me veo olvidado como estas viejas anclas.
Son más tristes los muelles cuando atraca la tarde.
Se fatiga mi vida inútilmente hambrienta.
Amo lo que no tengo. Estás tú tan distante.
Mi hastío forcejea con los lentos crepúsculos.
Pero la noche llega y comienza a cantarme.
La luna hace girar su rodaje de sueño.
Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos en el viento,
quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.

Poemas de Pablo Neruda Cortos

En ocasiones no estamos de humor para leer poemas muy extensos, ya sea por cuestiones de tiempo o porque deseamos que las pocas palabras que leemos, se queden en nuestro corazón. Es por eso que Frases.Top ha recopilado algunos de los mejores Poemas de Pablo Neruda Cortos, esperamos que los disfrutes y que los encuentres tan hermosos como lo hicimos nosotros.

7. Poema 7

El siguiente poema nos habla de sobre el amor y la pérdida, como a pesar de perder esa mujer que amaste alguna vez puedes mantener vivo su recuerdo en cada una de las cosas que ves en tu vida diaria. Nos encontramos con hermosos versos que hablan de la entrega y como esta queda vacía luego que el amor se va, sea cual sea la razón que lo aleja con pesar:

Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.
Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.
He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.

8. Soneto 83

Este es uno de mis sonetos de Neruda favoritos. Se trata de versos dedicados a algo tan hermoso y espiritual como lo es la intimidad de una pareja, como cobra protagonismo durante las noches, al compartir el mismo espacio, el amor, el calor y la plenitud de la vida de esa persona que tanto amamos. Es un poema absolutamente hermoso para dedicar a tu pareja, sobre todo si comparten momentos de delicada intimidad en las noches, cuando confiesan sus penas y preocupaciones desnudando el alma por completo:

Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche,
invisible en tu sueño, seriamente nocturna,
mientras yo desenredo mis preocupaciones
como si fueran redes confundidas.
Ausente, por los sueños tu corazón navega,
pero tu cuerpo así abandonado respira
buscándome sin verme, completando mi sueño
como una planta que se duplica en la sombra.
Erguida, serás otra que vivirá mañana,
pero de las fronteras perdidas en la noche,
de este ser y no ser en que nos encontramos
algo queda acercándonos en la luz de la vida
como si el sello de la sombra señalara
con fuego sus secretas criaturas.

poemas cortos de pablo neruda

9. Era mi corazón un ala viva y turbia…

Con este hermoso poema, Neruda nos habla del recuerdo de esa mujer que tanto amó. Describe la fuerza que experimenta el alma al encontrarse con su otra mitad, como el amor puede enceguecernos y convertir nuestro corazón en un lugar próspero y lleno de color, de miedos y de vulnerabilidad. Cuando amamos, el mundo se torna de otro color y podemos disfrutar de cada respiración como si fuera la última. Aunque este poema hable de un amor que ha muerto, sus palabras nos recuerdan que aún sigue vivo en lo más profundo del corazón:

Era mi corazón un ala viva y turbia…
un ala pavorosa llena de luz y anhelo.
Era la primavera sobre los campos verdes.
Azul era la altura y era esmeralda el suelo.
Ella -la que me amaba- se murió en primavera.
Recuerdo aún sus ojos de paloma en desvelo.
Ella -la que me amaba- cerró sus ojos… tarde.
Tarde de campo, azul. Tarde de alas y vuelos.
Ella -la que me amaba- se murió en primavera…
y se llevó la primavera al cielo.

Poesías de Pablo Neruda

Las más hermosas poesías de Pablo Neruda son aquellas que hablan del amor, de la vida y de su manera de ver el mundo. En Frases.Top contamos con algunas de las mejores para que puedas deleitarte con la brillante pluma de este poeta singular, así que te invitamos a prepararte la bebida de tu preferencia, tomar un momento para ti y permitir a estos versos que te transporten a los sentimientos más profundos.

10. Si tú me olvidas

En ocasiones podemos encontrar una persona especial en nuestra vida, esa que revive nuestro corazón aun cuando no estaba muerto, que te lleva a sentir emociones que no sabías que existían. Junto a esa persona tu vida cambia por completo y cuando se va, descubres que el vacío toma y conquista cada uno de esos nuevos lugares descubiertos junto a ella, es entonces cuando tienes la esperanza que regrese, pero no será así y es una de las cosas más difíciles de aceptar en la vida:

QUIERO que sepas
una cosa.

Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

Ahora bien,
si poco a poco dejas de quererme
dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto
me olvidas
no me busques,
que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco
el viento de banderas
que pasa por mi vida
y te decides
a dejarme a la orilla
del corazón en que tengo raíces,
piensa
que en ese día,
a esa hora
levantaré los brazos
y saldrán mis raíces
a buscar otra tierra.

Pero
si cada día,
cada hora
sientes que a mí estás destinada
con dulzura implacable.
Si cada día sube
una flor a tus labios a buscarme,
ay amor mío, ay mía,
en mí todo ese fuego se repite,
en mí nada se apaga ni se olvida,
mi amor se nutre de tu amor, amada,
y mientras vivas estará en tus brazos
sin salir de los míos.

poesia de pablo neruda

11. Ahora es Cuba

Neruda mantuvo una estrecha relación con Cuba a lo largo de toda su vida y esto podemos encontrarlo representado en algunos de sus poemas, como el que te presentaremos a continuación. Neruda sentía una enigmática fascinación por esta isla y cuando se convirtió en un escritor, pudo relacionarse con artistas e intelectuales cubanos, con lo que no solo compartió ideas, sino que también tuvo marcadas discusiones y opiniones encontradas. Los siguientes versos desgarradores narran esa época terrible y violenta que vivió Cuba:

Y luego fue la sangre y la ceniza.

Después quedaron las palmeras solas.

Cuba, mi amor, te amarraron al potro,
te cortaron la cara,
te apartaron las piernas de oro pálido,
te rompieron el sexo de granada,
te atravesaron con cuchillos,
te dividieron, te quemaron.

Por los valles de la dulzura
bajaron los exterminadores,
y en los altos mogotes la cimera
de tus hijos se perdió en la niebla,
pero allí fueron alcanzados
uno a uno hasta morir,
despedazados en el tormento
sin su tierra tibia de flores
que huía bajo sus plantas.

Cuba, mi amor, qué escalofrío
te sacudió de espuma la espuma,
hasta que te hiciste pureza,
soledad, silencio, espesura,
y los huesitos de tus hijos
se disputaron los cangrejos.

Versos de Pablo Neruda

No hay mejor manera de pasar el tiempo que leer versos de Pablo Neruda, sobre todo si eres un amante de la poesía y de la poesía. Este gran poeta chileno nos legó hermosos poemas, cada vez que leemos uno él regresa a la vida, porque cada uno de sus versos es dar un vistazo a su particular mente, a su memoria.

12. Poema 12

Estos preciosos versos fueron publicados en 1924 y nos narran la ausencia de la persona que amas, como su mera presencia es todo para ti. En sus líneas puedes descubrir detalles sobre un viaje en el mar chileno, sobre la emigración y dejar atrás muchas cosas amadas para empezar de nuevo teniendo solo el recuerdo de esa persona especial para darte las fuerzas necesarias para seguir adelante:

Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.
Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.
He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto, como un viaje.
Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran
y huyen pájaros que dormían en tu alma.

versos cortos de pablo neruda

13. Ayer

Si quieres un poema autobiográfico el siguiente es el mejor. Neruda nos trae hermosos versos donde habla del futuro, del presente y del pasado y su arte incomprendida por muchos. Podemos detectar cierta ironía en este poema, como Neruda habla de aquellos que le criticaban por sus poemas, por su puntuación y su estilo, como opinaba que todo estaba dicho ya. Si deseas seguir disfrutando de la maravillosa pluma de este autor, te recomiendo que leas también el relato autobiográfico “Confieso que he vivido” gran obra que te llevará de la mano por paisajes araucanos y la vida difícil de la frontera, una lectura muy especial que se hará una delicia para el amante de la literatura:

Todos los poetas excelsos se reían de mi escritura a causa de la puntuación,
mientras yo me golpeaba el pecho confesando puntos y comas,
exclamaciones y dos puntos es decir, incestos y crímenes
que sepultaban mis palabras en una Edad Media especial
de catedrales provincianas.

Todos los que nerudearon comenzaron a valiejarse
y antes del gallo que cantó se fueron con Perse y con Eliot
y murieron en su piscina.

Mientras tanto yo me enredaba con mi calendario ancestral
más anticuado cada día sin descubrir sino una flor
descubierta por todo el mundo, sin inventar sino una estrella
seguramente ya apagada, mientras yo embebido en su brillo,
borracho de sombra y de fósforo, seguía el cielo estupefacto.

La próxima vez que regrese con mi caballo por el tiempo
voy a disponerme a cazar debidamente agazapado
todo lo que corra o que vuele: a inspeccionarlo previamente
si está Inventado o no inventado, descubierto
o no descubierto: no se escapará de mi red ningún planeta venidero.

Espero que hayas disfrutado con las rimas de estos poemas de Pablo Neruda puesto que hemos intentado elegir los versos de sus poesías más bonitas. Si te gusta este género, no olvide ver más poemas bonitos de Frases.Top. Tampoco te olvides compartir en tus redes sociales esta selección de poesías, y tampoco seguirnos para estar siempre al día. ¡Hasta pronto poeta!

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.