Poemas de Amistad y para Amigas

Por fin podemos retomar una de las cosas que más felices nos hacen en el mundo, porque poder dedicarle hermosas palabras a nuestros compañeros inseparables de vida es algo que nos hará sentir verdaderamente bien, y para ello, hoy es turno de ayudarte con nuestra selección de versos y poemas de amistad bonitos y cortos, las poesías y poemas para amigas más lindas y también algunas para niños y otros largos. También tenemos alguna de autor como Pablo Neruda que rimen bien. ¿Quieres conocerlos? ¡Pues vayamos con ellos!

RESUMEN DE CONTENIDOS (Puedes hacer clic en las imágenes para bajar directamente hasta la sección que elijas)

Poemas de Amistad Bonitos
Poemas para Amigas
Poemas Cortos de Amistad
Poesias de Amistad
Versos de Amistad
Poemas Cortos de Amistad para Niños
Poemas de Amistad Largos
Versos para una Amiga
Frases de Amistad
Frases para Amigas
Imagenes de Amistad

Poemas de Amistad Bonitos

Uno de los poemas de amistad más bonitos de todos es “Amigo” de Pablo Neruda. En él nos resume la magia detrás de la amistad, como un buen amigo es un guía y nos otorga la seguridad y la confianza suficiente para dejar nuestra vida en sus manos.

Amigo, llévate lo que tú quieras,
penetra tu mirada en los rincones
y si así lo deseas, yo te doy mi alma entera
con sus blancas avenidas y sus canciones.
Amigo -con la tarde haz que se vaya
este inútil y viejo deseo de vencer.

Bebe de mi cántaro si tienes sed.
Amigo —con la tarde haz que se vaya
este deseo mío de que todo el rosal
me pertenezca.

Amigo si tienes hambre come de mi pan.
Todo, amigo, lo he hecho para ti.

Todo esto que sin mirar verás en mi estancia desnuda:
todo esto que se eleva por los muros derechos
– como mi corazón – siempre buscando altura.
Te sonríes amigo… ¡Qué importa!

Nadie sabe entregar en las manos
lo que se esconde adentro,
pero yo te doy mi alma, ánfora de mieles suaves,
y todo te lo doy…

Menos aquél recuerdo…

… Que en mi heredad vacía aquel amor perdido,
es una rosa blanca, que se abre en el silencio…
Pablo Neruda

En ocasiones deseamos aconsejar a nuestros amigos y las palabras no nos parecen suficientes. La vida es muy dura y en muchos momentos puede parecer una carga muy pesada para soportarla solos, en esas situaciones, puedes hacer uso de los versos de “No te rindas” de Mario Benedetti:

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero.
Mario Benedetti

El siguiente tal vez sean palabras profundas, hablan de la muerte y como la amistad nunca abandona. “No moriré del todo, amiga mía” es un hermoso poema de Rodolfo Tallón y nos expresa como un verdadero amigo nunca nos abandona y como permanece vivo en el recuerdo de aquellos a quienes amó:

No moriré del todo, amiga mía,
mientras viva en tu alma mi recuerdo.
Un verso, una palabra, una sonrisa,
te dirán claramente que no he muerto.

Volveré con las tardes silenciosas,
con la estrella que brilla para ti,
con la brisa que nace entre las hojas,
con la fuente que sueña en el jardín.

Volveré con el piano que solloza
las nocturnas escalas de Chopin;
con la lenta agonía de las cosas
que no saben morir.

Con todo lo romántico, que inmola
este mundo cruel que me destroza.
A tu lado estaré cuando estés sola,
como una sombra más junto a tu sombra.
Rodolfo Tallón

los mejores poemas de amistad bonitos

Celebrar la amistad es disfrutar de una de las cosas más hermosas que la vida tiene para nosotros. “Brindo por nuestra amistad” de Jorge Javier Roque resume los sentimientos que todos valoramos cuando disfrutamos de una verdadera amistad, porque ella aleja la soledad y nos impulsa a ver el futuro con mayor esperanza:

Valga esta amistad que yo te tengo
Para brindar por un futuro juntos

Que por mucho que haya pasado el tiempo
Aún nos queda por vivir un mundo.
Jorge Javier Roque

Poemas para Amigas

Un poema de amistad bonito para amigas puede enternecer sus corazones y recordarles el aprecio que sentimos por ellas. La verdadera amistad siempre está presente, quien es un amigo de verdad nunca abandona y está ahí en buenas y malas. Si deseas expresar tu entrega y tu absoluta lealtad hacia tu amiga, el poema Aquí por ti de Nicolette J. Proffitt es la mejor opción:

El pasado no se puede deshacer u olvidar
El futuro es todo a lo que podemos aspirar

Desearía haber estado a tu lado
Todas las veces que has llorado

De corazón te digo que es verdad:
Siento mucho lo que has batallado

Pero sola otra vez no estarás
Y la felicidad seguro encontrarás

Tus sueños se verán cumplidos
Y yo podré disfrutarlos contigo.
Nicolette J. Proffitt

Las amigas comparten muchas noches llenas de secretos, alegrías y tristezas. El poema “Amistad a lo largo” describe esos hermosos momentos y expresa como la amistad nunca se termina aun cuando nos sentimos solos. Para su autor, Jaime Gil de Biedma, la amistad tiene la gran capacidad de convertir los malos recuerdos en hermosas memorias:

Pasan lentos los días
y muchas veces estuvimos solos.
Pero luego hay momentos felices
para dejarse ser en amistad.

Mirad:
somos nosotros.

Un destino condujo diestramente
las horas, y brotó la compañía.
Llegaban noches. Al amor de ellas
nosotros encendíamos palabras,
las palabras que luego abandonamos
para subir a más:
empezamos a ser los compañeros
que se conocen
por encima de la voz o de la seña.
Ahora sí. Pueden alzarse
las gentiles palabras
-ésas que ya no dicen cosas-,
flotar ligeramente sobre el aire;
porque estamos nosotros enzarzados
en mundo, sarmentosos
de historia acumulada,
y está la compañía que formamos plena,
frondosa de presencias.
Detrás de cada uno
vela su casa, el campo, la distancia.

Pero callad.
Quiero deciros algo.
Sólo quiero deciros que estamos todos juntos.
A veces, al hablar, alguno olvida
su brazo sobre el mío,
y yo aunque esté callado doy las gracias,
porque hay paz en los cuerpos y en nosotros.
Quiero deciros cómo trajimos
nuestras vidas aquí, para contarlas.
Largamente, los unos con los otros
en el rincón hablamos, tantos meses!
que nos sabemos bien, y en el recuerdo
el júbilo es igual a la tristeza.
Para nosotros el dolor es tierno.

Ay el tiempo! Ya todo se comprende.
Jaime Gil de Biedma

Imágen de Poemas de Amistad Para una Amiga

imagen de poemas de amistad para una amiga

Los mejores poemas de amistad para amigas y niños cortos y largas poesia y versos, de Pablo Neruda y otros autores que rimen con imágenes lindas – Frases.Top

Para muchas personas es muy sencillo opinar y ser crueles con aquellas mujeres que se permiten un momento de debilidad, un segundo donde deciden no soportar más ni fingir una cara alegre y bonita. “La mujer caída” de Víctor Hugo es un gran poema para las amigas, sobre todo cuando están pasando un difícil momento en sus vidas:

¡Nunca insultéis a la mujer caída!
Nadie sabe qué peso la agobió,
ni cuántas luchas soportó en la vida,
¡hasta que al fin cayó!
¿Quién no ha visto mujeres sin aliento
asirse con afán a la virtud,
y resistir del vicio el duro viento
con serena actitud?
Gota de agua pendiente de una rama
que el viento agita y hace estremecer;
¡perla que el cáliz de la flor derrama,
y que es lodo al caer!
Pero aún puede la gota peregrina
su perdida pureza recobrar,
y resurgir del polvo, cristalina,
y ante la luz brillar.
Dejad amar a la mujer caída,
dejad al polvo su vital calor,
porque todo recobra nueva vida
con la luz y el amor.
Víctor Hugo

La amistad debe estar presente en todo momento, desde los mejores hasta los peores días de nuestra vida. Un buen amigo siempre está ahí para prestarnos su hombro, ya sea para llorar o para apoyarnos y seguir adelante. Si tus amigas experimentan una mala racha, dedícales este “Del nuevo primer día” de Nemo:

Cuando te sientas perdido,
y sepas que nada queda por hacer.
Cuando todos tus sueños se hayan ido,
piensa que más bajo no podrás caer.

Así que levántate, amigo.
Sacúdete la melancolía
Y escucha, que muy en serio te lo digo;
¡Celebra el nuevo día!

Ahoga las penas,
átalas, guárdalas bajo llave
o grítalas al viento para que éste se las lleve,
y así notarás que a ti ya no te pesan
Nemo

Poemas Cortos de Amistad

La amistad debemos cultivarla y hacerla crecer y florecer para contar con amigos fieles que siempre estén ahí para nosotros. “Cultivo una rosa blanca” es un poema corto de amistad de José Martí, en el cual nos encontramos con hermosas metáforas:

Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.
José Martí

Solo el amor y la tristeza inspiran tantos poemas como la amistad. Este tipo de relaciones son de las primeras que establecemos como niños y pronto comprendemos su gran valor. La amistad es el apoyo que todos necesitamos, es la espada que combate la soledad y es aquella que tiene la capacidad de convertirse en esa familia a la cual no nos une la sangre, sino algo más profundo; “Amistad” de Carlos Castro Saavedra expresa eso y más:

Amistad es lo mismo que una mano
que en otra mano apoya su fatiga
y siente que el cansancio se mitiga
y el camino se vuelve más humano.

El amigo sincero es el hermano
claro y elemental como la espiga,
como el pan, como el sol, como la hormiga
que confunde la miel con el verano.

Grande riqueza, dulce compañía
es la del ser que llega con el día
y aclara nuestras noches interiores.

Fuente de convivencia, de ternura,
es la amistad que crece y se madura
en medio de alegrías y dolores.
Carlos Castro Saavedra

poemas de amistad cortos

Otro hermoso poema de amistad es “Gacela de Amistad” en sus cortos versos Carmen Díaz Margarit expresa los sentimientos que ella es capaz de evocar en nuestros corazones cuando tenemos un buen amigo:

La amistad es una ráfaga de peces luminosos,
y te arrastra
hacia un océano feliz de mariposas.

La amistad es un plañir de campanas
que invocan el aroma de los cuerpos
en un jardín amanecido de heliotropos.
Carmen Díaz Margarit

Poesías de Amistad

El profundo sentimiento de la amistad puede inspirar las más hermosas palabras en poesías de amistad. En “Amigo mío” el famoso Antoine de Saint-Exupery nos trae versos que expresan el deseo que tiene nuestro corazón por un verdadero amigo, lo que somos capaces de hacer por amistad y lo que esperamos de ese hermano que escogemos para acompañarnos en la vida:
Amigo mío, tengo tanta necesidad de tu amistad.

Tengo sed de un compañero que respete en mí,
por encima de los litigios de la razón, el peregrino de aquel fuego.

A veces tengo necesidad de gustar por adelantado el calor prometido
Y descansar, más allá de mí mismo, en esa cita que será la nuestra.

Hallo la paz. Más allá de mis palabras torpes,
más allá de los razonamientos que me pueden engañar,
tú consideras en mí, simplemente al Hombre,
tú honras en mí al embajador de creencias, de costumbres, de amores particulares.

Si difiero de ti, lejos de menoscabarte te engrandezco.

Me interrogas como se interroga al viajero,
Yo, que como todos, experimento la necesidad de ser reconocido,
me siento puro en ti y voy hacia ti. Tengo necesidad de ir allí donde soy puro.

Jamás han sido mis fórmulas ni mis andanzas
las que te informaron acerca de lo que soy,
sino que la aceptación de quien soy te ha hecho,
necesariamente, indulgente para con esas andanzas y esas fórmulas.

Te estoy agradecido porque me recibes tal como soy.
¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga?

Si todavía combato, combatiré un poco por ti.
Tengo necesidad de ti. Tengo necesidad de ayudarte a vivir.
Antoine de Saint-Exupery

El poema “Peregrino” de Luis Cernuda evoca ese sentimiento crudo que sentimos al ver partir un amigo. La verdadera amistad debe impulsarnos a apoyarlo y comprender, que volverá si es necesario. Si no lo hace, debemos de alegrarnos y no sufrir, pues se trata de un amigo que está cumpliendo sus sueños:

¿Volver? Vuelva el que tenga,
tras largos años, tras un largo viaje,
cansancio del camino y la codicia
de su tierra, su casa, sus amigos,
del amor que al regreso fiel le espere.

Mas ¿tú? ¿volver? Regresar no piensas,
sino seguir libre adelante,
disponible por siempre, mozo o viejo,
sin hijo que te busque, como a Ulises,
sin Itaca que aguarde y sin Penélope.

Sigue, sigue adelante y no regreses,
fiel hasta el fin del camino y tu vida,
no eches de menos un destino más fácil,
tus pies sobre la tierra antes no hollada,
tus ojos frente a lo antes nunca visto.
Luis Cernuda

poemas bonitos de amistad

Edgar Allan Poe fue un gran escritor, su estilo puede encontrarse en los siguientes versos, donde nos habla de aquellos amigos que nos han dejado para siempre, amigos que solo lo fueron por interés. Sin duda, palabras que puedes compartir con los amantes de la literatura y aquellos que fueron víctimas de amistades interesadas:

Amigos que por siempre
Nos dejaron,

Caros amigos para siempre idos,
¡Fuera del Tiempo
Y fuera del Espacio!

Para el alma nutrida de pesares,
Para el transido corazón, acaso.
Edgar Allan Poe

Versos de Amistad

Cuando somos amigos de alguien debemos de tratarlo con la más absoluta lealtad y nunca fallarle si podemos evitarlo. Solo así podemos garantizar que nuestra conciencia se mantenga tranquila. En los siguientes versos de amistad de José Hernández podemos encontrarnos con una serie de consejos para mantener nuestras amistades y ser personas honradas:

Al que es amigo, jamás
lo dejen en la estacada,
pero no le pidan nada
ni lo aguarden todo de él:
siempre el amigo más fiel
es una conducta honrada.
José Hernández

Las mejores amistades en la historia se expresaban sus sentimientos con poesía de amistad. Con frecuencia se trata de los poemas más emotivos y las palabras más profundas. “A Lope de Vega Carpio” es un poema escrito por Pedro Calderón de la Barca y en él podrás ver palabras que destilan el más absoluto apoyo hacia su amigo. Sin duda, palabras que puedes dedicar a un amigo en tiempo de necesidad:

Aunque la persecución
de la envidia tema el sabio,
no reciba della agravio,
que es de serlo aprobación.
Los que más presumen son,
Lope, a los que envidia das,
y en su presunción verás
lo que tus glorias merecen;
pues los que más te engrandecen
son los que te envidian más.
Pedro Calderón de la Barca

versos de amistad para amigos

En los versos de “Algunas amistades son eternas” de Pablo Neruda podemos encontrarnos con una hermosa descripción de lo que es la amistad desde sus más tiernos orígenes y desde su significado más profundo:

Algunas veces encuentras en la vida una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida la cambia por completo.
Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence de que hay una puerta lista para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna…
Cuando estás triste y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo y hace que ese mundo oscuro y vacío de repente parezca brillante y pleno.
Tu amistad eterna te ayuda en los momentos difíciles, tristes, y de gran confusión.
Si te alejas, tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino, tu amistad eterna te guía y te alegra.
Tu amistad eterna te lleva de la mano y te dice que todo va a salir bien.
Si tú encuentras tal amistad te sientes feliz y lleno de gozo porque no tienes nada de qué preocuparte.
Tienes una amistad para toda la vida, ya que una amistad eterna no tiene fin.
Pablo Neruda

Poemas Cortos de Amistad para Niños

Muchas veces los niños necesitan que se les recuerde lo que es un amigo y lo importante que son en la vida. Es fundamental que un niño conozca la verdadera amistad y disfrute libremente de ella:

¿Qué es un amigo?
¿Qué es un amigo?
Es quien te ayuda a seguir,
cuando te crees perdido,
quienes te animan a vivir
cuando te das por vencido.

Es el fiel hermano
que te acompaña de la mano
no importa si cae la lluvia
o el sol brilla claro.

poemas cortos para niños de amistad

Un amigo no solo es importante para jugar, con ellos también puedes hablar y compartir tus dudas y temores, a su lado, los problemas serán mucho más fáciles de solucionar:

Los amigos son
Los amigos son para jugar,
para compartir nuestras penas,
los amigos nos ayudan,
a enfrentar nuestros problemas.

Los amigos están en buenas y malas
y comparten contigo cada día de la semana,
en la escuela, tu casa o el parque,
siempre están ahí para animarte.

Poemas de Amistad Largos

“A un Amigo” es un poema de amistad largo de Jorge Luis Borges. En él encontrarás la esencia de la verdadera amistad, pues un verdadero amigo no puede solucionar todos los problemas de la vida, pero si apoyarte y estar a tu lado siempre. Dedica este poema a un amigo muy especial:

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.

No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar,
pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.
En estos días oré por ti…

En estos días me puse a recordar a mis amistades más preciosas.
Soy una persona feliz: tengo más amigos de lo que imaginaba.
Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.
Es lo que siento por todos ellos.
Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme.
Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos,
sea en la alegría o sea en la serenidad.

En estos días pensé en mis amigos y amigas,
entre ellos, apareciste tú.
No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.

Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que
transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.

Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista.
Basta que me quieras como amigo.

Entonces entendí que realmente somos amigos.
Hice lo que todo amigo:
Oré… y le agradecí a Dios por ti.

Gracias por ser mi amigo.
Jorge Luis Borges

poemas largos de amistad
Eladio Cabañero era un gran escritor. En “Poema para una amiga muy bella” describe con palabras dos sentimientos muy confusos cuando se trata de una amiga ¿Es amistad o es amor? Estas son hermosas palabras para dedicar a una amiga muy querida:

Bella te digo porque así se llaman esas mujeres que han nacido para la vida siempre: dulce y ácida. Tú eres la colorada piel, la fruta, la pierna, el pecho soberano que alzas, pequeña porque así son los naranjos, blanca y morena, o sea, cálida.
Amiga, ¿es la amistad la que nos manda o acaso es el amor? Las dos preguntas tienen en sí respuesta dada. Si la verdad llegara a verse un día, si nuestra fe se confirmara…, pero no, amiga mía misteriosa, que las palabras siempre engañan. Que las palabras no sonríen nunca, que eres tú la que ríes, dices, andas, pones luego los ojos apartados, muy expresivamente callas.
En estos tiempos sabe todo el mundo guardar la ropa cuando está mojada, hurtarse, dar olvido, fingir burla del sentimiento porque es lágrima. Por eso siempre estamos tan contentos, tan campantes, tan fuertes -¡tiene gracia!-; por dentro va la procesión, lo dicen los gestos bruscos, las miradas.
Cuerpo de uva garnacha, hembra de vino fuerte y alegría, bella mujer de amor y madrugada. Haces, querida amiga, maravillas para evitar heridas, para que no te vea tan hermosa, ¿sabes? tan femeninamente en cuerpo y alma.

Y así está el pueblo de suspiros, sueños, besos dados al rostro de la nada, así estoy yo y así los que no quieren confesarse que te aman. Da miedo ver tan cerca la hermosura cuando está viva y quema duele tanta pasión, que así se llama, contenida a penas duras, tiempo y trampas.
Muy bellamente estabas cuando mis ojos una vez. Ahora en el recuerdo vives clara. Si se leyeran las cenizas luego, que dicen, arden más que muchas brasas, si alguien pusiera en claro nuestras vidas fondo común de la desgracia. Pero la muerte mete tanta prisa, somos tan poca cosa, tan lejana queda nuestra ciudad, sin nombre apenas nosotros y los nuestros, nuestra casa…
Tus pies, tus manos y tu cara. La tela del vestido, oh, dulces olas, redondas islas cubre con sus aguas. Seas amiga si la tarde, el tiempo, corre a su puesta como el sol; hermana si desvalidamente sufres; novia si me recuerdas en la distancia.
Eres muy lista, mi pequeña, eres la niña cariñosa y mala que descubre de pronto a los mayores todo lo que les pasa. Temo que te sospeches cuánto he puesto mis brazos hacia ti, cómo esperaba volver a estar contigo, sin que nunca me vieras cuando te miraba.
Los secretos no sé por qué se guardan; y este secreto no interesa a nadie, la vida es sólo cotidiana. Pero yo escribo para ti estos versos, aunque no tengan importancia. Mi bella amiga, ¡muchas gracias!
Eladio Cabañero

Versos para una Amiga

Muchas veces una amistad puede convertirse en amor, si tienes una amiga por la cual tienes sentimientos que van mucho más allá de la amistad puedes dedicarle estos versos de “El imposible” de Josep Palau i Fabre.

Si fueses espíritu, amor, yo te amaría.
Abrázame fuerte, que tus brazos son débiles,
no llegan a mi cuerpo, tan recóndito en mí,
y mis brazos son débiles para atraerte allí.

Si pudiera tan sólo amarte, amor, yo te amaría.
Fueses rostro y fuese yo rostro, tan sólo,
podríamos adorarnos el uno al otro,
dejar tus labios y besar tu sonrisa,
mirarme en tu mirada para hallar mejor vida.

Fueses reposo y sueño y ensueño que abriga,
serías para siempre, amor, mi única amiga.
Josep Palau i Fabre

poesia para una amiga

Espero que hayas disfrutado con todos nuestras poesías y poemas de amistad cortos, cuyos versos estan dedicados para un amigo o amiga. Tanto si es para un niño o adulto, espero que hayas encontrado aquellos versos que andabas buscando. Si ha sido así, te recomendamos compartirnos y añadirnos en las redes sociales para que tus amigos puedan descubrir nuestro sitio web. También te invitamos a seguir viendo más poesías bonitas en nuestra portal Frases.top. ¡Hasta siempre amigo!

Autor del Post

¡Busca tus Frases Top!